miércoles, 05 octubre 2022
viernes 19 de agosto de 2022 - 12:00 AM

Ayudan a personas vulnerables cambiándoles reciclaje por comida

La idea de un joven bachiller para convertir la ‘basura’ en un medio de canje por alimentos y dinero se convirtió en ejemplo de impacto social y ambiental en la región. La tienda recibe hasta cuatro toneladas de reciclaje por día y este año llegaría a Santander.

A sus 16 años, en 2020, en pleno aislamiento por la pandemia, y cuando la comida escaseaba, Eliseo García, un joven de Aguachica, hacía parte de una fundación que llevaba ayuda alimentaria a sectores vulnerables de su municipio.

Eliseo García narró que “al ver la necesidad que la gente pasaba, tuve un ‘sentón’ de cabeza. Me di cuenta que algunas personas, al recibir la ayuda gratuita, era un poco desagradecida. Busqué una manera de que ellos pudieran retribuir de alguna manera lo recibido”.

Lea también: La bumanguesa que derrotó cuatro veces a la muerte

El joven dijo que “una madrugada Dios me iluminó. Vi la cantidad de basura en los barrios visitados, y pensé en que todos esos materiales se podrían cambiar por comida. Le presenté a mi papá la idea, la estudiamos por varias semanas, y allí nació la primera Ecotienda”.

Con el apoyo de sus padres, durante ese año la idea se materializó en el barrio Villa de Dios, un sector popular del municipio cesarense. En tal sentido, Carlos García, padre de Eliseo, explicó que “aplicamos una ley universal que es la del trueque. Las personas llegan a la tienda con materiales reciclables, los ponemos en la báscula, lo pesamos y dependiendo de ello arroja un valor. Esa valoración se convierte en un bono que puede ser cambiado en nuestro local de al frente, donde se encuentran los alimentos canjeables o hasta en giros de dinero”.

En esta tienda se encuentran, entre otros, azúcar, café, arroz, huevos, leche, aceite, harina, condimentos, verduras, artículos de aseo y otros que se convierten en desayuno, almuerzo o comida de hogares que no cuentan con recursos para sostener sus necesidades alimentarias.

Le puede interesar: Con plantas de páramo, recuperaron terreno donde se hacía minería en Berlín, Santander

‘Impactando’ el corazón

Los promotores de esta iniciativa se han encontrado con historias que los han hecho pensar que su labor va más allá de la labor de reciclar. Carlos García recordó que en una ocasión “llegó un niño con varios kilos de material reciclable, pero al recibir su bono les dijo que él no quería mercado porque necesitaba el dinero para pagar un transporte que lo llevara hasta una sala de Internet y con el restante poder pagar una hora de servicio y hacer la tarea de su colegio. Eso me resquebrajó por completo”.

En mayo de 2021, Carlos, Eliseo y el resto de la familia decidieron poner a disposición de los visitantes de la tienda algunos chocolates y otros artículos para conmemorar el Día de La Madre y fue tal su sorpresa que “varias niñas se dispusieron a recoger reciclaje para poder canjearlo por un regalo para sus madres. Que la basura se pueda convertir en un detalle para darle alegría a una familia, no tiene precio”.

Asimismo, y hasta la fecha, hay un estudiante del colegio del municipio que “todas las tardes, al salir de su colegio, llega con un recipiente lleno de empaques de agua embolsada y otro con hojas de cuaderno compactadas en forma de círculo. Un día le pregunté por qué llegaba a la misma hora cada día y dijo que él asea su colegio y recoge todos estos materiales y los lleva porque se encuentra ahorrando el dinero para comprar su ropa de diciembre. Con cosas como estas cobra sentido por qué existimos”.

Tiendas en Bucaramanga

Durante el pasado miércoles, el joven y su padre llegaron a Bucaramanga por el llamado que se les hizo por parte de varios empresarios de Santander, quienes desean que el intercambio de reciclaje por comida en estas tiendas se adelante en 50 barrios de la ciudad. Asimismo, se busca crear una gran sede para adelantar las labores de clasificación y empacado de los materiales. Este proceso podría iniciarse a finales de 2022.

Por otra parte, algunos centros comerciales del área metropolitana de Bucaramanga les expresaron la idea de hacer un programa piloto para que Ecotiendas se encargue de darle la disposición final a los materiales reciclables y que los dineros de esta operación se destinen para beneficiar a comunidades vulnerables.

La familia García confesó que “es una satisfacción inmensa poder suplir necesidades de las personas, trabajar para mitigar el hambre y a la vez seguir aportando a descontaminar el planeta”.

título recuadro
xxxxx
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Image
Milton Velosa

Comunicador social - periodista egresado de la Universidad Autónoma de Bucaramanga. Llega a Vanguardia en el 2012 al equipo web, trabajando en temas de movilidad e infraestructura. Ganador del premio departamental de periodismo Luis Enrique Figueroa en la categoría mejor trabajo audiovisual para internet, en los años 2016 y 2021 y del Premio Silvia Galvis 2021.

@milvelosa

mvelosa@vanguardia.com

Lea también