jueves, 14 octubre 2021
jueves 23 de septiembre de 2021 - 12:00 AM

Bucaramanga tiene 455 policías menos que hace cinco años

Según datos obtenidos por Vanguardia, en 2016 el área contaba con 3.363 policías profesionales. Cinco años después, el número de uniformados descendió a 2.908 mientras las críticas por el aumento de los hurtos no paran.
Escuchar este artículo

Los videos, que circulan en redes sociales de las distintas modalidades de hurto que han ocurrido en el último mes en Bucaramanga y su área metropolitana, han incrementado el temor de los ciudadanos por salir a las calles e incluso a restaurantes.

Ante las quejas y las dudas sobre el manejo que las autoridades le están dando a la situación de seguridad en la ciudad, también se ha despertado nuevamente el debate acerca del pie de fuerza con el que cuenta la capital de Santander.

Vanguardia conoció que efectivamente hay una baja importante en el número de policías que están encargados de vigilar a los ciudadanos. En 2016, por ejemplo, eran 3.363 uniformados, sin contar a los auxiliares de policía y a los no uniformados, los que patrullaban por las cuatro ciudades del área.

Dos años después, en 2018, la cifra disminuyó 3.1%. Y si tenemos en cuenta que actualmente son 2.908, Bucaramanga y el área ha perdido cerca del 13,5% de personal profesional uniformado en los últimos cinco años.

Para Melissa Franco, secretaria del interior de Bucaramanga, además de esos 455 policías menos, hacen falta otros 377 uniformados para que la ciudad logre alcanzar la media nacional de 300 policías por cada 100 mil habitantes.

“Actualmente tenemos un promedio de 237 uniformados por 100 mil habitantes. Eso significa que estamos por debajo de la media nacional, que son 300 por cada mil. Eso quiere decir que para alcanzar la media nacional requeriríamos aproximadamente unos 832 policías adicionales solo en Bucaramanga”, explicó Franco.

De acuerdo con la funcionaria, desde la administración municipal están gestionando la consecución de becas de incorporación para que jóvenes de la ciudad ingresen a la Policía y así reducir la falta de uniformados y apoyar a ciudadanos con oportunidades laborales.

Pero esta iniciativa, por aspirante, tiene un valor de $8 millones. Por el momento, la Alcaldía de Bucaramanga tiene los recursos suficientes para otorgar 300 becas.

“La Policía Nacional está invitando a las administraciones a firmar estos convenios becas. Ya nosotros contamos con rubro para 300 y estamos revisando cómo podemos apropiar más recursos para tener incorporaciones mayores en Bucaramanga”, comentó la secretaria.

Otras acciones

La secretaria del Interior explicó tajantemente que los problemas de inseguridad se están viviendo en todo el país y no es un tema exclusivo de Bucaramanga y que la solución del mismo no es únicamente el aumento en el pie de fuerza.

“El tema de seguridad también tiene que ver con la problemática social. Venimos de una pandemia donde muchos empleos se perdieron, donde creció la pobreza y la informalidad también. Esto pega directamente a los indicadores de seguridad. Por eso la situación que se está viviendo en materia de inseguridad es una situación que está afectando al país completo y es una consecuencia directa a todos estos problemas sociales que nos generó precisamente la pandemia”, explicó Franco.

Frente a este punto, la funcionaria aseguró que para mitigar las causas que elevan la inseguridad es importante recuperar empleo. “Bucaramanga ha sido la tercera ciudad del país que más ha recuperado su indicador de desempleo. Le seguimos apuntando a la creación de empleos”.

Otro punto en el que, según Franco, se ha trabajado en Bucaramanga es en implementar acciones que eleven la presencia de los uniformados en la calle.

“La Policía quiere que todo el pie de fuerza esté en las calles. Que la fuerza disponible esté en la vigilancia y no en labores administrativas. Otra de las estrategias que se están haciendo es el patrullaje mixto con el Ejército Nacional en aquellas zonas donde tenemos mayor índice de criminalidad”, informó la secretaria.

Las críticas
Respecto a los hurtos registrados en el último mes, el concejal de Bucaramanga Jaime Beltrán aseguró que es una realidad que afecta a los ciudadanos y que es necesario que se tomen medidas serias sobre el tema de inseguridad.
“No estamos hablando de percepción sino de realidad. La situación de seguridad en Bucaramanga se salió de control y para mí hay un hilo conductor y es que cuando le abres la puerta a la ilegalidad y al desgobierno, es cuestión de días para que la delincuencia se apodere de la ciudad”, indicó el concejal.
Delinquir en Bucaramanga, para Beltrán, es un buen negocio, pues los hurtos, la extorsión, la estafa y el fleteo siguen en aumento.
“El negocio es lucrativo. Y la falta de autoridad y control ha llevado al crecimiento del robo, fleteo y microtráfico”.
Suscríbete
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Image
Daniela Puentes Rueda

Periodista egresada de la Universidad Autónoma de Bucaramanga. Miembro del equipo digital de Vanguardia desde 2014 y de la Unidad Investigativa desde 2018.

Desde estos espacios ha participado en trabajos premiados en Santander y Colombia.

Desde 2019 hace parte de la red nacional de chequeadores con NoSeaPingo, de Vanguardia.

@bridgesdani

dpuentes@vanguardia.com

Lea también