domingo, 14 agosto 2022
viernes 24 de junio de 2022 - 2:21 PM

Caminar al Cerro de Pan de Azúcar, un buen plan para este fin de semana

Este es uno de los lugares favoritos de los bumangueses para hacer senderismo en Bucaramanga. Vanguardia le cuenta sobre el recorrido.

El Cerro de pan de azúcar puede ofrecerle como recompensa una maravillosa vista de la ciudad desde lo alto de la montaña, rodeada de flores e imponentes árboles que acompañan el camino.

En la zona de llegada, en la parte alta de la montaña, lo espera un suculento desayuno o un sencillo y refrescante jugo de naranja.

El punto de inicio de la caminata está en el Barrio Pan de Azúcar, si usted quiere ir en carro hasta este punto, puede estacionar en la entrada del sendero, ahí hay un espacio libre.

Lea aquí: ¿Sin plan para el fin de semana? Estas son las cascadas que puede visitar en Bucaramanga y el área

Una vez emprendida la caminata, a unos minutos habrá una desviación pero ambos caminos llegarán al mismo destino ‘Km 8 - Vía Cúcuta’. Así que no se preocupe, no hay posibilidad de perderse.

Allí inicia el camino de ascenso constante, mientras disfruta de una pequeña quebrada, frondosos arboles, y un clima un cálido causado por la sombra de la vegetación.

$!Mapa de la ruta al Cerro de Pan de Azúcar.
Mapa de la ruta al Cerro de Pan de Azúcar.

Si usted es amante del olor y la tranquilidad de la naturaleza, este sendero es el indicado. La caminata puede durar a buen ritmo unos 45 minutos, el camino es empinado, no muy ancho pero si lo suficiente para la circulación de personas que suben y bajan la montaña.

Le puede interesar: Así se transformará el parque Romero de Bucaramanga

El camino esta en buenas condiciones y no suponen un peligro. Sin embargo una buena precaución es llevar zapatos con buen agarre, y no subir un día lluvioso, para evitar caídas o resbalones. Además es conveniente ir a temprano para evitar los rayos muy fuertes de sol.

Le puede interesar: ¿Planeando su luna de miel? Cuatro alternativas asequibles y diferentes

Una vez en la meta, los caminantes llegan a un restaurante bastante popular, con mesas hechas con troncos y ubicadas al aire libre. El desayuno puede ir desde una arepita santandereana con jugo o café, hasta un desayuno completo con caldo de huevo, arepa santandereana, chocolate caliente y queso.

Así que la caminada vale la pena para disfrutar de una gran vista de la ciudad, aire puro, la naturaleza y un rico desayuno tradicional.

Suscríbete
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también