domingo, 29 marzo 2020
viernes 28 de febrero de 2020 - 12:00 AM

Damnificados en Piedecuesta esperan las ayudas del Estado

El Gobierno Nacional movilizó 1.000 kits de ayuda humanitaria para atender la emergencia ocurrida en Piedecuesta. Lo proyectado es que este viernes todos los damnificados, que están registrados de forma oficial, reciban el auxilio del Estado. Se requiere asistencia en, al menos, 10 veredas.
Escuchar este artículo

Hasta el mediodía de este jueves, 36 horas después de la avalancha que ocurrió en Piedecuesta, los damnificados aún estaban a la espera de la entrega de ayuda humanitaria por parte del Estado. Oficialmente se conoce que hay, al menos, 100 víctimas en 10 veredas del municipio.

La Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres, Ungrd, informó oficialmente en la tarde de ayer sobre el arribo de 1.000 kits asistenciales a territorio piedecuestano, que se espera sean entregados a lo largo de este viernes.

Lea también: Estas son las maneras de viajar a San Gil y Bogotá tras el cierre indefinido de la Vía Curos

Agua potable, alimentos, prendas de vestir, cobijas y colchonetas, son los elementos que más requieren actualmente los cien damnificados que contabilizó la Administración Municipal.

Damnificados en Piedecuesta esperan las ayudas del Estado

Aunque desde el mismo miércoles de la avalancha la Alcaldía de Piedecuesta inició la recolección de ayudas y la gestión para la creación de un albergue temporal para aquellos que perdieron sus casas, tales labores fueron suspendidas a las pocas horas por cuestión de protocolos del orden nacional, según lo informado.

“Por directriz del PMU (Puesto de Mando Unificado), que sesiona con representantes de la Ungrd, voceros de la Gobernación de Santander, Ejército, Policía, Gabinete de Piedecuesta y demás organismos, quedó suspendida la donación para damnificados por la emergencia invernal. Agradecemos a todos su solidaridad”, publicó en su cuenta oficial de Twitter la Alcaldía de Piedecuesta.

Damnificados están a la espera

Una de las familias damnificadas, que hasta en la tarde de ayer aún esperaba ayuda, corresponde a los Jurado. Dos viviendas que tenían en la vereda Caneyes fueron destruidas por la avenida torrencial registrada en suelo piedecuestano. (Ver historia en recuadro)

“Hasta ahora, solo nos ha traído agua potable el Municipio; no nos han dado ninguna otra ayuda. No han venido a hacer ningún censo. No me he movido de la casa por estar esperando a que pasen. Los que también han venido son los de la Electrificadora, porque varios vecinos del sector están sin luz”, le contó Rodolfo Jurado a Vanguardia.

Damnificados en Piedecuesta esperan las ayudas del Estado

La vereda Caneyes es una de las comunidades afectadas que no aparece en el reporte oficial entregado por las autoridades. Según el Municipio, existen afectaciones en las veredas Boquerón, Guamo Pequeño, Guamo Grande, Barro Blanco, Pajonal, Pailitas, La Mata, Primaveras, 15 letras y Pescadero.

José Daniel Jaimes, presidente de la Junta de Acción Comunal, JAC, de las veredas Guamo Grande y Guamo Pequeño, informó que “aquí tenemos 10 familias damnificadas que no han recibido ayudas. La Alcaldía y un concejal les trajeron agua, pero de resto nada más.

“A estas familias el agua y la tierra se les llevó todo lo que tenían. La avalancha arrastró con las camas, estufas, comedor, ropa y todos los muebles. Unas viviendas quedaron casi destruidas. Anoche estaban haciendo unas hamacas, para tratar de dormir. Se necesitan colchones, carpas y cobijas”, agregó Jaimes.

En la vereda Boquerón también están a la espera de ayudas. La presidenta de la JAC, Marisol Quijano, le contó ayer a Vanguardia que “tres casas se cayeron en el sector, pero sus habitantes están refugiados actualmente en viviendas de familiares.

“Pero en la parte superior de Los Curos sí hay tres familias que están esperando ayudas del gobierno. Necesitan cobijas y colchonetas. El lodo se les metió a las viviendas y les daño casi todos los muebles. Yo he estado muy pendiente de ellos y de las autoridades, pero hasta ahora no les han traído nada. Una fundación anoche les trajo algo de comida”.

“Ungrd moviliza más de 1.000 kits de ayuda”

A través de una comunicación oficial, que se publicó sobre el mediodía de ayer, la Ungrd informó que “en la línea de asistencia humanitaria de emergencia, al momento se movilizan al municipio (Piedecuesta) 300 kit de aseo, 300 kit de ayudas alimentarias, 300 kit de cocina, 600 colchonetas y 600 frazadas. Serán distribuidas conforme a la Evaluación de Daños y Análisis de Necesidades – Edan, que se adelanta en este momento en las comunidades afectadas en las zonas de El Boquerón, El Guamo, Las Vueltas y Barroblanco”.

El director de la Ungrd, Eduardo José González, indicó que “en Piedecuesta hemos habilitado varias líneas de acción, el Registro Único de Damnificados, ayudas humanitarias de emergencia, búsqueda y rescate, infraestructura y asistencia social. Más de 300 personas de las entidades del Sngrd (Sistema Nacional de Gestión del Riesgo de Desastres) se encuentran en el municipio trabajando en articulación con el departamento y las autoridades municipales”.

Al cierre de la presente edición, Vanguardia confirmó que se inició la entrega de ayudas humanitarias por parte del Estado a 24 familias damnificadas. Se espera que en el transcurso de hoy dicha asistencia llegue a todas las zonas censadas por afectaciones.

Damnificados en Piedecuesta esperan las ayudas del Estado

“La avalancha se nos llevó las dos casas”

“Como a las diez de la noche sentimos que la quebrada El Cafetal se salió, y vimos que tapó un puente de la zona. Del miedo, en ese momento mis hermanas se salieron de sus casas y se subieron al morrito en donde yo vivo. Iban a ser las 11:30 p.m., cuando se vino el río con todo ese poco de piedras, pero durísimo, nunca vi algo así... La avalancha se llevó las dos casas al instante, desaparecieron en un momentico”.

Damnificados en Piedecuesta esperan las ayudas del Estado

Este relato es de Rodolfo Jurado, quien desde hace más de dos décadas habita en la vereda Caneyes de Piedecuesta, sector del Edén. Él y sus dos hermanas vivían a escasos metros, hasta que el desastre del pasado miércoles dejó a las mujeres sin vivienda. La casa de Rodolfo se salvó, debido a que está ubicada en un montículo, al cual el agua no pudo llegar.

El hombre contó que “Yolanda tiene 49 años de edad, vivía ahí con sus dos hijas. Esperanza vivía sola, tiene 66 años, y tenía una tienda en su casa. No pudieron salvar nada, ni una mudita de ropa ni zapatos. La tienda se perdió por completo, todo se lo llevó la quebrada. Vivieron más de 23 años ahí.

“Donde ellas no se salgan y se vengan para mi casa cuando se tapó el puente, el agua se las hubiera cargado a todas. Gracias a Dios aquí en la vereda no hubo ningún muerto. Se cayeron cuatro casas, pero nadie resultó herido”, agregó.

Los Jurado están a la espera de que las autoridades pasen por la vereda a conocer las afectaciones que hubo.

Rodolfo manifestó que “no nos han ofrecido ningún refugio hasta el momento. Mis hermanas están viviendo con un hermano por ahora, pero acá no han venido a hacer ningún censo. Pedimos colaboración al gobierno, para que nos ayuden a construir las casitas de nuevo y que mis hermanas tengan vivienda digna”.

Dato: Con perros y equipos especializados, los cuerpos de socorro mantienen las labores de búsqueda. Aún hay seis personas desaparecidas.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.