miércoles, 06 julio 2022
miércoles 16 de marzo de 2022 - 12:00 AM

Denuncian caso de presunto acoso laboral y sexual en el HUS

El hecho fue dado a conocer a través de nuestra campaña “No te quedes callada, denuncia si fuiste agredida”. La E.S.E. Hospital Universitario de Santander comunicó que ya se adelantan las investigaciones pertinentes y que el contratista acusado solicitó la terminación anticipada del contrato de prestación de servicios.

El 24 de febrero de 2022, Tatiana Mejía interpuso una denuncia ante la Fiscalía General de la Nación por el delito de acoso sexual y laboral contra un entonces funcionario de la E.S.E. Hospital Universitario de Santander.

Todo trascendió, según lo narrado a Vanguardia, cuando en agosto de 2019, ella pasó a la Subgerencia de Mujer e Infancia en la mencionada institución de salud, donde ejecutaba labores administrativas. “Cuando llegué allí la cosa empieza a ser más hostigante, pero yo intento manejar todo por miedo a perder mi trabajo. Siempre rechacé comentarios, insinuaciones, ofrecimientos y acercamientos”.

Si bien, la relación entre ambos era estrecha, porque con el paso del tiempo habían establecido una amistad muy cercana, ella tomó la decisión de alejarse creyendo que sería la mejor opción para seguir conservando su puesto de trabajo.

Sin embargo, a su juicio, esta decisión lo que hizo fue empeorar el panorama porque empezó el verdadero ‘calvario’. “Entraba a mi oficina a tomar fotos y si no estaba me decía que en dónde estaba, que si ya no trabajaba ahí, que me acordara que ese cargo lo habían creado para mi y no estaba siendo efectiva. Además le tomaba fotos a mi escritorio, hostigaba a mis compañeros, con ellos lograba obtener mi ubicación exacta”.

Además, aprovechaba cualquier oportunidad para lanzarle comentarios como “usted siempre toma malas decisiones, hágame caso y la va mejor”, “usted no quiso hacer parte de mi ganado, entonces paila”, “usted es mi amiga y me preocupa su estabilidad laboral”, “me preocupa porque se vienen cambios”, “hoy viene mostrando todo”.

Para Mejía, el día en que todo se salió de control fue “cuando entró a mi oficina y le tomó fotos a mi agenda personal”. Y fue justo ahí cuando hizo contacto con el Gerente de HUS para ponerlo en conocimiento de la situación, a lo que él le sugiere poner la queja ante la empresa con la que ella firmó el contrato.

“Yo radico la queja el 14 de diciembre (de 2021) y el 17 de diciembre la empresa contratista me cita para que cuente los hechos. Ese día se levanta un acta y se diligencia el formato para pasarle al Hospital el caso. Luego recibo una carta donde me dice que mi cargo ha sido suprimido. Yo me lo presentía”, aseveró.

Si bien las cosas venían sucediendo desde tiempo atrás, Mejía considera que todo “estalló” cuando expone su caso en una respuesta a una publicación que hizo el gobernador Mauricio Aguilar Hurtado, el 21 de enero de 2022, en su cuenta de Twitter, refiriéndose al escándalo que salpicó a la Liga de Atletismo de Santander. “Ahí es cuando pasan la queja al Comité de Convivencia. Yo no pensé que esto escalara hasta este nivel, solo buscaba la protección del Hospital”.

Lo más angustiante de este proceso, más allá de estar sometida a un escándalo público, dice la mujer, es cuando “me mandan emisarios y me dicen que no toque a quien no debe, usted lo que debe es estar agradecida porque estuvo todos estos años en el hospital, no se meta donde no debe. Incluso viene él mismo hasta mi casa y esa conversación está grabada. Ahí admite que el jamás tuvo algo conmigo. Y es que yo jamás me insinué, jamás tuve una relación con él, solo un relación de amistad muy cercana que no le quita ni le pone a mi denuncia”.

Lea más casos en: No te quedes callada: historias de violencia contra la mujer

¿Qué respuestas hay?

Esta redacción intentó comunicarse con el hombre señalado, pero no fue posible obtener respuesta.

También se buscó respuesta oficial de la E.S.E. Hospital Universitario de Santander, desde donde se aclaró que de acuerdo con la información suministrada por la oficina de recursos humanos de la E.S.E., ni Tatiana Mejía, ni Wladimir Rojas Martínez, han desempeñado cargos en la entidad, siendo la primera colaboradora vinculada por intermedio de la Asociación Sindical Gestión Integral, en la Subgerencia de Mujer e Infancia.

Y el segundo vinculado por prestación de servicios ejecutando servicios relacionados con asesoría en los procesos misionales, el plan de gestión y el plan de desarrollo de la entidad.

En efecto, desde diciembre de 2021 Tatiana Mejía no presta sus servicios personales en la E.S.E.

En una comunicación escrita enviada a esta redacción, el Hospital señala que “a la fecha, salvo reseñas hechas en los medios de comunicación, no tiene conocimiento alguno de denuncias o investigaciones que adelante la Fiscalía General de la Nación, ni ha recibido requerimiento alguno de este ente de control respecto a conductas relacionadas con acoso sexual en la entidad”.

No obstante, “se recibió comunicación del Comité de Convivencia Laboral de la Asociación Sindical Gestión Integral, en la que da cuenta de la queja interpuesta por presunto acoso laboral de Tatiana Alexandra Mejía Rueda, en calidad de afiliada participe del referido sindicato contra el contratista Wladimir Rojas Martínez, la cual fue trasladada de manera inmediata al Comité de Convivencia Laboral de la E.S.E. Hospital Universitario de Santander, para lo de su competencia, quienes siguiendo los postulados de la Ley 1010 de 2006, inició las investigaciones correspondientes”.

El 25 de enero de 2022, se remitió copia de la misma queja a la Oficina Asesora Jurídica de la entidad para el conocimiento y trámite correspondiente, oficina que ,a su vez, el día 28 de enero de 2022, trasladó la queja a la Oficina de Control Interno Disciplinario del HUS para que en ejercicio de sus competencias legales inicie las investigaciones correspondientes.

Cabe aclarar que en este oficina no hay más casos en curso por esas conductas de acoso laboral y sexual.

Por otra parte, el Hospital aclaró que si bien fueron respetuosos del debido proceso y la gerencia de la entidad ha estado atenta al desarrollo de las investigaciones privilegiando la presunción de inocencia, el señor Rojas Martínez solicitó la terminación anticipada del contrato de prestación de servicios que existía con la entidad, solicitud que fue aceptada.

“La E.S.E. Hospital Universitario de Santander hace saber que no obstante que la situación por la que se indaga corresponde a presuntos hechos entre particulares, y siendo respetuosos del derecho de defensa, presunción de inocencia y debido proceso, rechaza cualquier acción que genere violencia contra la mujer o que atenten contra los derechos y libertad sexuales, pues tales acciones transgreden los principios y valores de la institución, que promueven la prevención de todo tipo de violencia basada en género”, concluyó.

¡No estás sola! Si deseas que conozcamos tu caso, no olvides escribirnos al correo notequedescallada@vanguardia.com
Suscríbete
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Image
Ingrid Paola Albis Pérez

Periodista egresada de la Universidad Pontificia Bolivariana. Miembro de Vanguardia desde 2010. Trabajó con Q’hubo Barrancabermeja en 2016 cubriendo temas judiciales. En la actualidad es reportera de la sección Área Metro, apoya en la elaboración de contenidos digitales y transmisiones en directo y es la encargada de la campaña ‘No te quedes callada, denuncia si fuiste agredida’ donde se manejan temas de violencia contra la mujer.

@PaolaAlbis

ialbis@vanguardia.com

Lea también