martes, 20 octubre 2020
jueves 17 de septiembre de 2020 - 12:00 AM

El piloto de clase presencial y la educación remota, a evaluación

86% de las familias encuestadas consideran que el sistema educativo del Departamento está “muy poco preparado” para la enseñanza a distancia. Algunos estudiantes quieren que regresen las clases presenciales.
Escuchar este artículo

La prueba piloto del reinicio de clases presenciales que emprendió esta semana el Sena en Santander, con algunos programas de formación en tres centros del área metropolitana de Bucaramanga, abrió de nuevo el debate sobre la necesidad de volver a la presencialidad en las aulas, la alternancia o continuar con la denominada educación remota.

En el caso del Sena, desde esta semana algunas sedes tienen estrictos protocolos de bioseguridad a la entrada y -según la dirección regional de la entidad- no hay más de seis estudiantes por salón y previamente tienen que hacerse la toma de temperatura.

Este piloto se inició en la sede de salud del Centro de Servicios Empresariales y Turísticos en Bucaramanga, con el retorno gradual del 30% del aforo, con programas de salud y servicios personales para quienes deben hacer prácticas especializadas.

Se diseñaron los protocolos de bioseguridad tanto de la torre administrativa de la Regional como de cada uno de los centros de formación, los cuales fueron aprobados por la Secretaría de Salud de cada municipio, con el objetivo de garantizar la seguridad del personal administrativo esencial y de los aprendices que retornarán a los ambientes habilitados.

La próxima semana también retornarán a la alternancia del Centro Industrial del Diseño y la Manufactura en Floridablanca y del Centro Industrial de Mantenimiento Integral en Girón, completando así un total de 10 programas de formación que entrarán a la presencialidad, acatando las normas.

Encuesta

De acuerdo con el más reciente Informe de Educación Formal del DANE, en Santander hay 138 mil 500 estudiantes de las escuelas y de los colegios públicos de los 82 municipios no certificados de la región.

Ellos han tenido un año escolar atípico al tener que adaptarse a un sistema educativo virtual, el cual se tuvo que implementar de forma muy rápida ante la situación sanitaria derivada por la COVID-19.

Por tal razón, profesores, alumnos y padres de familia tuvieron que adaptarse rápidamente a una realidad de flexibilidad y transformación digital nunca antes vista.

Frente a este escenario, el método on line de aprendizaje de matemáticas para niños de 4 a 14 años, les aplicó una encuesta a 126 familias que tienen hijos entre los 4 y 16 años, con el fin de conocer sus opiniones sobre el sistema educativo tras la pandemia.

De acuerdo con los resultados, 86% de las familias encuestadas consideran que el sistema educativo “está muy poco preparado para la enseñanza a distancia”.

En el cómputo global, la enseñanza virtual recibió una nota de 2,1 sobre 10.

Sin embargo, y tras experimentar este modelo en estos meses de ‘cuarentena’, el 77% está a favor de que en los centros educativos se implemente un sistema de aprendizaje mixto en el que exista una convergencia entre el modelo de enseñanza tradicional junto con herramientas digitales.

Al preguntarles a los encuestados sobre la labor de los docentes durante estos meses, teniendo en cuenta que no todos los profesores tienen formación adecuada para enseñar virtualmente y algunas de sus temáticas no están adaptadas a un sistema de educación ‘on line’, solo el 21% respondió que ha desmejorado un poco, mientras que el 79% manifestó que su nivel se ha mantenido o ha mejorado.

LA UNAB HACE SONDEO
A poco más de un mes de haber dado inicio al segundo semestre académico del año 2020 con el modelo de formación híbrida, los profesores de la Universidad Autónoma de Bucaramanga, Unab, contaron cómo ha sido la experiencia de dictar sus clases de forma remota a través de la herramienta Microsoft Teams.
Uno de ellos, Diego Fernando Carrillo, docente del programa Administración de Empresas, modalidad DUAL, destacó que la herramienta “nos permite tener los cursos divididos en grupos y subgrupos para conformar equipos de trabajo”.
Destacó que “el uso del tablero me permite interactuar con los estudiantes como si estuviéramos en un aula física”.
Vale decir que en la Unab se habilitará un sondeo de experiencia para estudiantes y profesores, el cual busca ser un ejercicio dinámico y constante para el mejoramiento continuo del proceso de enseñanza aprendizaje en la Universidad, dentro del proyecto Unab Innova.
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por

Etiquetas

Lea también
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.