martes, 17 mayo 2022
jueves 23 de diciembre de 2021 - 12:00 AM

El próximo año se pagará $2.700 por el pasaje en bus

En medio de la crisis del transporte público, el Área Metropolitana de Bucaramanga confirmó que la tarifa para 2022 de TPC, Metrolínea y Taxi subirá $100, el recargo nocturno se mantendrá, y entre $300 y $500 incrementará la tarifa desde y hacía el aeropuerto.

En la mañana del miércoles 22 de diciembre, la Junta Metropolitana aprobó las nuevas tarifas del transporte público que empezarán a regir a partir del 1 de enero de 2022, en Bucaramanga, Floridablanca, Girón y Piedecuesta.

El valor del pasaje en Metrolínea y en el Transporte Público Colectivo será de $2.700, mientras que el costo de la carrera mínima en Taxi fue fijado en $5.700.

Fabián Fontecha, subdirector de Transporte del Área Metropolitana de Bucaramanga, AMB, afirmó que “el transporte público es esencial para el desarrollo metropolitano, bajo los principios de costeabilidad, simplicidad, competitividad y el factor social. La Junta Metropolitana aprueba el incremento de las tarifas en todos sus modos en $100. La tarifa se concilió teniendo en cuenta la dinámica económica actual, la necesidad de ser competitivos y la necesidad de hacer costeable la prestación del servicio”.

Cabe destacar que esta Subdirección presentó ante la Junta Metropolitana, las alternativas del estudio de tarifas siguiendo la metodología del Ministerio de Transporte y atendiendo lo establecido en el contrato de concesión del Sistema de Transporte Masivo.

Por otro lado, se determinó que el recargo nocturno en el transporte público individual se mantendrá en $600, lo que quiere decir que no tuvo ninguna variación.

Entre tanto, los precios del servicio de taxi desde y hacia el aeropuerto Internacional Palonegro presentaron variaciones tras decidirse algunos ajustes.

$!El próximo año se pagará $2.700 por el pasaje en bus

Frente a esta decisión, Carmelo Guerrero Hernández, representante de la Asociación de Taxis del Área Metropolitana de Bucaramanga, Asotamb, manifestó que “el aumento de $100 no afecta ni al usuario, ni a los taxistas, porque lo que nos está afectando es el transporte informal. Necesitamos que los administradores del área metropolitana se pongan de lado del transporte público legal para que empresarios, conductores y propietarios marchen de la mejor manera”.

Guerrero Hernández reconoció que los ingresos del gremio se han visto seriamente afectados y la situación es tan crítica que no han podido responder por el pago de la seguridad social.

Edwin Fabián Pinzón, gerente de la Asociación de Inversionistas del Transporte Público Convencional, Asintransco, señaló que hay cierto sinsabor porque “el estudio se hace con el número de pasajeros que está movilizando el Sistema Integrado de Transporte Masivo y el TPC, pero el Área Metropolitana de Bucaramanga no tiene en cuenta la prueba que hicimos los propietarios de cerca de 400 buses (adscritos a Transcolombia, Unitransa y Lusitania) de disminuir en $1.000 el valor del pasaje, que fue lo que conllevó al aumento del número de pasajeros”.

En ese sentido, dice Pinzón, esa cantidad de pasajeros movilizados que se consideró, con una tendencia al aumento, no es el real, pues es el resultado de una condición especial que entre los mismos transportadores se generó para la recuperación de usuarios perdidos.

“Vamos a seguir otorgándole el subsidio a nuestros usuarios, a partir del 1 de enero, porque tenemos una tarifa costosa y absurda. Estamos hablando con las comunidades, con las Juntas de Acción Comunal, para determinar una tarifa que le sirva a los propietarios de los buses, pero que también le sirva a los usuarios que exigen un transporte económico”, aseveró.

Lea también: Bucaramanga, una ciudad vibrante y de grandes retos

Luis Fernando Sánchez, gerente de la cooperativa Cotrander, consideró que este incremento es aceptable, “frente al incremento del salario mínimo y frente a los costos de operación de nuestros servicios que se incrementaron en un 33% en los últimos seis meses, como consecuencia del aumento de los insumos que son necesarios para el desarrollo de nuestra operación”.

Sin embargo, añadió Sánchez, “conocemos de la necesidad de nuestra población, que ha sido reclamante de incentivos o subsidios que le reduzcan el valor de la tarifa, pero nosotros como cooperativa no contamos con los recursos para subsidiar una tarifa, por el contrario consideramos que es el Gobierno Nacional, quien debe encargarse de generar este tipo de subsidios a nuestros usuarios, a quienes le agradecemos la confianza que han depositado en nosotros”.

Por su parte, la gerencia de Metrolínea comunicó que acata la decisión adoptada por el AMB y los alcaldes en la Junta Metropolitana.

Suscríbete
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Image
Ingrid Paola Albis Pérez

Periodista egresada de la Universidad Pontificia Bolivariana. Miembro de Vanguardia desde 2010. Trabajó con Q’hubo Barrancabermeja en 2016 cubriendo temas judiciales. En la actualidad es reportera de la sección Área Metro, apoya en la elaboración de contenidos digitales y transmisiones en directo y es la encargada de la campaña ‘No te quedes callada, denuncia si fuiste agredida’ donde se manejan temas de violencia contra la mujer.

@PaolaAlbis

ialbis@vanguardia.com

Lea también