miércoles, 10 agosto 2022
jueves 07 de abril de 2022 - 12:00 AM

El top cinco de las fallas con el espacio público en Bucaramanga

En zonas como los alrededores de la Plaza Central de mercado de Bucaramanga se alerta incremento en la cantidad de ventas informales. Reportan perjuicios en materia de movilidad, afectaciones contra el comercio formal y hasta hechos de inseguridad.

El reciente aumento de quejas sobre la falta de controles efectivos para contrarrestar el caos en el Centro de Bucaramanga, hace que volvamos a revisar nuevamente el tema de controles impartidos para el despeje y recuperación del espacio público. La ciudadanía manifiesta que el Gobierno Local de Juan Carlos Cárdenas no ha tomado cartas en este asunto.

Durante la última década las diferentes administraciones municipales han implementado sin éxito múltiples medidas para tratar de contrarrestar la invasión y los desórdenes en vías y aceras de la capital santandereana.

Lea también: Este será el horario de Metrolínea durante la Semana Santa en Bucaramanga y el área

Pese a los esfuerzos el caos parece empeorar cada día. Vanguardia enumeró cinco errores cometidos por las autoridades en el control del espacio público:

$!El top cinco de las fallas con el espacio público en Bucaramanga

1. No hay políticas a largo plazo

Cada administración municipal ha implementado sus propias medidas, regulaciones y proyectos, sin tener en cuenta iniciativas y estrategias previas.

Las acciones que se emprenden se trazan a corto plazo en su mayoría, y finalmente no trascienden ni generan un impacto significativo o determinante para impartir orden de la ciudad.

Un claro ejemplo es el trabajo que se hizo y se perdió a lo largo de la calle 35, en el Centro, en el denominado Paseo del Comercio. Hace más de seis años dicho corredor fue despejado de ventas informales y en estos momentos se observan cientos de vendedores en dicha zona.

El gobierno de turno ha interrumpido procesos y modificado en repetidas ocasiones las ‘reglas de juego’ establecidas para el control del espacio público en administraciones anteriores.

2. Falta de regulación en vías

Desde 2018 entidades como la Dirección de Tránsito han anunciado la expedición de normas para contrarrestar la invasión de andenes y regular el parqueo de automotores en espacios públicos, pero hasta la fecha no se conoce tal regulación, ni siquiera en borrador.

El gobierno actual informó que contempla la implementación de ‘zonas de estacionamiento reguladas, Zert’. Según lo informado, tal estrategia se encuentra en diseño y posteriormente se tramitaría ante el Concejo.

Mediante el proyecto de Zonas Zert se adecuarían ‘zonas azules’ para el parqueo legal de particulares, ‘zonas amarillas’ para que los taxistas esperen servicios y hasta bahías para la operación de vehículos de emergencia como ambulancias.

$!El top cinco de las fallas con el espacio público en Bucaramanga

Le sugerimos: “Regresan a las calles” de Bucaramanga más de 200 consumidores de droga

3. Censos sin seguimiento

Desde hace una década se advierte la necesidad de llevar un registro riguroso de cada vendedor informal o callejero, con procesos de inscripción y carnetización para tener un estricto seguimiento de la población, una labor que todavía está pendiente.

Líderes cívicos y concejales informaron que hay decenas de núcleos familiares que tienen la oportunidad de formalizarse, pero que prefieren seguir en la informalidad ante la evidente falta de controles.

Incluso se han registrado roces y enfrentamientos entre vendedores informales que se consideran antiguos y aquellos que provienen de otros municipios o regiones del país.

4. Tarifas de cobro impuestas

La pasada administración impuso cobros a los vendedores informales con tarifas entre $100.000 y un millón de pesos por el uso del espacio público con fines comerciales.

Esta iniciativa ocasionó gran descontento entre los vendedores, múltiples protestas y hasta demandas ante la justicia. Adicionalmente organismos como la Personería alertaron y aclararon en varias oportunidades que tales cobros contrariaban normas constitucionales.

De los cerca de 2.100 vendedores callejeros censados en la ciudad, alrededor de 150 se acogieron a dicha medida, que se mantuvo por cerca de un año.

$!El top cinco de las fallas con el espacio público en Bucaramanga

5. Falta vigilancia y sanción:

Durante las dos últimas administraciones los bumangueses han cuestionado ampliamente la falta de controles rigurosos para contrarrestar el caos, e incluso señalan que existe “permisividad” ante la informalidad.

En puntos neurálgicos no se observa vigilancia permanente para organizar ventas callejeras y prevenir que se saturen andenes y plazoletas. Los ‘terminalitos de la piratería’ se multiplican, y con ello las denuncias sobre inseguridad. Ni hablar de las obras ilegales, que en muchos casos se terminan sin ningún tipo de inspección y quedan obstaculizando espacios destinados al peatón.

Pareciera que cada día Bucaramanga retrocede en materia de movilidad y espacio público, por culpa de los desordenados y la falta de correctivos de las autoridades. Vanguardia buscó una declaración por parte del Municipio, pero no hubo respuesta.

Vanguardia trató de obtener una declaración oficial por parte del Municipio, pero hasta el cierre de la presente edición no hubo respuesta.

Le puede interesar: 33 contagios positivos de COVID-19 reportó en Santander, este miércoles, el Ministerio de Salud

¿Qué opina sobre el actuar del Municipio?

$!El top cinco de las fallas con el espacio público en Bucaramanga

Karol Prado, administradora de la Plaza Central:

“Vemos incontrolable la ocupación de los vendedores informales. Desde 2013 ganamos una acción popular para despeje de alrededores, pero no se cumple”.

$!El top cinco de las fallas con el espacio público en Bucaramanga

Arturo Bautista, comerciante de comestibles:

“Hay mucho desorden e inseguridad. Pedimos al Alcalde que ejerza controles para que se recupere el orden que había”.

$!El top cinco de las fallas con el espacio público en Bucaramanga

Andrés Umaña, comerciante de calzado y marroquinería:

“En el gobierno de Rodolfo se fue perdiendo el control, y en la actual Alcaldía el espacio público se salió de control”.

$!El top cinco de las fallas con el espacio público en Bucaramanga

Gerardo Salazar, comerciante de frutas:

“En las mañanas nunca se ven alféreces en el Centro, a pesar de la gran congestión. La gente no puede movilizarse por la obstaculización de vendedores y taxis”.

Dato: la zona urbana de Bucaramanga cuenta con 1.910.750 metros cuadrados de espacio público, según el Municipio.

Suscríbete
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Image
José Luis Pineda Arenas

Periodista egresado de la Universidad Pontificia Bolivariana. Miembro del equipo de Área Metro en la versión impresa de Vanguardia desde 2016, y apoyo en la elaboración de contenidos digitales y transmisiones en directo.

@JosLuisPineda18

jpineda@vanguardia.com

Lea también