martes, 07 diciembre 2021
viernes 01 de octubre de 2021 - 12:00 AM

En Bucaramanga crecieron 64% las atenciones de salud mental, en la última década

Escuchar este artículo

En promedio, cada semana en Bucaramanga 554 personas acuden a instituciones especializadas en cuidados de salud mental, en busca de ayuda e intervenciones para tratar problemas como depresión, trastornos psicológicos y ansiedad, entre otros.

Así lo advierten las estadísticas más recientes publicadas por el Ministerio de Salud, entidad que recopiló los indicadores de la última década sobre dicho asunto en la capital santandereana.

Lea también: Video | Foros Vanguardia: Hablando con las Regiones

En las cifras que clasificó el Gobierno Nacional se evidencia que en la ‘Ciudad Bonita’ hubo un incremento del 64,3% en las atenciones médicas por afecciones relacionadas con el estado anímico y mental de la población, en un periodo de 10 años.

Situaciones como altos niveles de estrés y hasta trastornos de alimentación se multiplicaron en los bumangueses y cada día son más comunes, conforme con lo señalado por el Minsalud.

En 2011 las instituciones especializadas atendieron en Bucaramanga a 17.526 ciudadanos que requirieron servicios psiquiátricos, o acompañamiento emocional y psicológico. El año pasado se registraron en la ciudad 28.800 personas que acudieron al sistema de salud para recibir tratamiento en este tipo de afecciones.

Es decir, en la última década las atenciones relacionadas con problemas de salud mental en la capital de Santander crecieron en 11.274 casos adicionales, de acuerdo con tales estadísticas oficiales.

También le puede interesar: Pedirán carné de vacunación COVID para entrar a Los Santos y Barichara

Desordenes alimenticios y problemas de peso, trastornos del humor, cuadros agudos de estrés y ansiedad, consumo sin control de psicoactivos y de alcohol, son algunos de los eventos que crecieron en número.

Como si fuera poco, la crisis originada por la pandemia empeoró esta situación, ocasionando problemas emocionales y mentales en personas que no tenían ningún antecedente psiquiátrico ni psicológico.

“La pandemia y sus repercusiones económicas, sociales y relacionales, además de generar empeoramiento de trastornos mentales existentes, ha incrementado el riesgo de depresión, ansiedad y estrés postraumático, todos asociados a un mayor riesgo de suicidio, especialmente para las personas en duelo”, explicó Fernando Ruiz Gómez, ministro de Salud y Protección Social.

Creció la tasa de mortalidad

En Bucaramanga también creció notablemente el número de muertes asociadas a trastornos mentales y del comportamiento. La tasa de fatalidades se elevó en más de tres puntos porcentuales en una década.

En 2010 se registraron 5 víctimas mortales, mientras que en 2019 (estadísticas más actuales) este indicador se incrementó hasta 31 muertes.

Para 2010 la tasa de mortalidad era de 0,3%, y en 2019 este indicador pasó a 3,5%.

Como respuesta ante dichas estadísticas una de las estrategias que se dispuso y que está vigente en Bucaramanga es la ‘Línea Amiga’, un canal creado para brindar primeros auxilios en salud mental y así prevenir que los casos se agraven.

Le sugerimos leer también: CDMB espera empalme para iniciar controles en El Carrasco

Este servicio es gratuito y está habilitado todos los días, entre 9:00 a.m. y 9:00 p.m. El número de la ‘Línea Amiga’ es el 318 548 9377.

Los 3 problemas más comunes

De acuerdo con las estadísticas de Minsalud, la mayor cantidad de consultas médicas y atenciones sobre salud mental en Bucaramanga se deben a “trastornos neuróticos, trastornos relacionados con el estrés y trastornos somatomorfos (afecciones mentales que generan síntomas físicos, como dolores). Entre las más de 28 mil personas atendidas en 2020, 10.601 de ellas acudieron en busca de ayuda por este tipo de problemas.

En segundo lugar aparecen los trastornos de humor o problemas afectivos, con 10.011 atenciones registradas el año anterior.

Los “trastornos mentales orgánicos, incluidos los trastornos sintomáticos (el paciente siente una ansiedad extrema exagerada a causa de síntomas físicos)” se ubican en el tercer puesto. En la vigencia anterior se reportaron 3.058 casos.

Estos indicadores tienen a las autoridades locales trabajando en un nuevo proyecto, para formular una política pública en Bucaramanga orientada a fortalecer la atención, prevención y tratamiento de servicios en salud mental, al menos a lo largo de la próxima década.

Concejales y funcionarios de la Secretaría de Salud de la Alcaldía adelantan reuniones con expertos, autoridades e instituciones que manejan este tipo de problemáticas.

Jorge Humberto Rangel, uno de los cabildantes que impulsa esta iniciativa, informó a Vanguardia que “desde hace unos meses iniciamos reuniones, junto con el concejal Luis Ávila y la Administración, para la construcción de esta política. Estamos terminando su formulación y esperamos presentar el proyecto formalmente la próxima semana. Lo que queremos hacer es que en Bucaramanga se aborden y se trabajen los temas de salud mental desde la perspectiva de afectividad, y a partir de este concepto se desglosen diversas estrategias”.

Dato: El año pasado 1.438 bumangueses fueron atendidos por el sistema de salud debido a problemas mentales y emocionales originados por el uso de psicoativos.

Suscríbete
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Image
José Luis Pineda Arenas

Periodista egresado de la Universidad Pontificia Bolivariana. Miembro del equipo de Área Metro en la versión impresa de Vanguardia desde 2016, y apoyo en la elaboración de contenidos digitales y transmisiones en directo.

@JosLuisPineda18

jpineda@vanguardia.com

Lea también