domingo, 13 junio 2021
domingo 06 de junio de 2021 - 12:00 AM

Gobernación de Santander pidió activar el Triage Ético

En los siete municipios del departamento donde hay Unidades de Cuidados Intensivos, los médicos deben elegir a qué paciente se le asigna una cama. La situación es dramática por el colapso de la red hospitalaria. Epidemiólogos lo advirtieron.
Escuchar este artículo

La Secretaría de Salud Departamental confirmó que ya se solicitó activar el Triage Ético. La red hospitalaria colapsó y el traslado de pacientes cada día se vuelve un tema más complejo porque el panorama no es diferente en otras zonas del país.

Si bien, ya esta estrategia la estaban aplicando unas clínicas, tal y como lo informó Vanguardia en los últimos días de mayo, tras información suministrada por las mismas instituciones, la Gobernación de Santander no había efectuado la notificación oficialmente, como lo hizo en la noche del viernes 4 de junio.

Se pudo establecer que la decisión se toma por los altos registros diarios de casos positivos y fallecidos que se han vuelto una secuencia en el departamento, tras la llegada del tercer pico de la pandemia.

Hasta el 4 de junio, Santander reportaba 4.727 fallecidos y 12.863 personas con el virus activo, de las cuales 391 permanecía con atención en UCI, 781 en hospitalización y 11.691 con síntomas más leves se recuperaban en casa.

22

pacientes COVID-19 de otros departamentos ocupan las UCI en Santander, según registro del Crue.

Desde el 30 de mayo pasado hasta ese mismo día, se han sumado 8.491 casos positivos de la COVID-19 y 235 fallecimientos.La escalada más alta, que incluso rompió récord, fue justo el pasado viernes.

A lo anterior, se le suma la situación de orden público y la reducida disponibilidad de camas UCI que, hasta ayer, apenas era del 0,61% en el territorio santandereano. Esto significa, según registro del Centro Regulador de Urgencias y Emergencias, Crue, que solo se tenían tres camas disponibles de las 672 instaladas. Al menos 39 pacientes en estado crítico estaban a la espera de un cupo en estas zonas hospitalarias.

Lea también: ‘Variantes Alfa y Gamma, una dupla negativa para Santander’

También es necesario agregarle, a ese panorama desalentador, el desabastecimiento de insumos, el agotamiento del talento humano en salud y la circulación de las variantes detectadas por primera vez en Brasil y Reino Unido, denominadas por la Organización Mundial de la Salud como Gamma y Alfa, respectivamente, que a juicio de expertos en virología son “una dupla bastante letal para la situación epidemiológica que registra Santander”.

Con respecto al plan de expansión hospitalaria para afrontar el peor momento de la pandemia, que es justo este, la Gobernación de Santander precisó que ya se cumplió, sin embargo, se siguen aunando esfuerzos, principalmente con el Gobierno Nacional.

De hecho, el propio gobernador Mauricio Aguilar Hurtado comunicó que en las últimas horas se recibieron ventiladores mecánicos y monitores de signos vitales que le darán la oportunidad a más pacientes graves de mejorar su atención. En la Clínica Chicamocha se entregaron tres ventiladores y sus respectivos monitores de signos vitales y dos en el Hospital Regional de García Rovira.

Asimismo, se distribuyeron 40 cánulas de alto flujo para quienes están en proceso de liberación de ventilación mecánica, de las cuales 15 fueron para la Clínica Chicamocha, 10 para el Hospital Universitario de Santander, 10 para el Hospital Internacional de Colombia y cinco para el Hospital Regional de García Rovira.

“Pese a que se ha ampliado en un 122% la capacidad instalada de las instituciones de salud, las EPS por instrucción del Ministerio de Salud y Protección Social, deben realizar un plan de acción que, entre otras medidas, active también el procedimiento de remisión para la atención oportuna de pacientes en el territorio nacional”, anotó la Gobernación.

“Era previsible”

Para los epidemiólogos esta situación ya había sido prevista y por eso sugerían que no se liberara el toque de queda, ley seca y ‘Pico y Cédula’.

De hecho, han referido la urgencia de tomar medidas dada la alta ocupación de UCI en el área metropolitana y en municipios de Santander de segundo nivel en donde hay unidades para la atención de pacientes críticos. Pues, según ellos, ya se ha confirmado la muerte de pacientes, en búsqueda de una UCI.

A pesar de las solicitudes del gremio médico y de asociaciones científicas de seguir restricciones al menos durante dos semanas más, a fin de disminuir la alta ocupación, esto no ha sido tomado en cuenta por las autoridades locales y ya está todo listo para seguir avanzando con la apertura total de los sectores económicos.

En la capital santandereana, incluso, los expertos que hacían parte del Comité Técnico Epidemiológico Asesor de la Alcaldía de Bucaramanga renunciaron. Aunque en un principio se especulaba que la decisión fue motivada porque el mandatario local no acogía las recomendaciones, hecho que según ellos ya había ocurrido en otras ocasiones, sin que por eso se produjera la renuncia, esta información fue aclarada.

Myriam Oróstegui Arenas, una de las epidemiólogas de este Comité y profesora emérita de la Universidad Industrial de Santander, explicó que fue porque el Municipio “ha puesto intereses económicos por encima de la vida de las personas, dejando de lado las opciones disponibles a corto plazo para detener la transmisión del virus y la pérdida de vidas, como lo son las medidas relacionadas con las restricciones ya mencionadas. Y esto último constituye una contradicción fundamental desde lo ético y lo científico, para nosotros como médicos y enfermeras”.

Alerta por desbastecimiento de insumos

La E.S.E. Hospital Universitario de Santander comunicó que se está viendo afectada por el desabastecimiento de insumos y medicamentos médico-quirúrgicos debido a los problemas de movilidad a nivel nacional y a las dificultades de importación de materia prima.

Resaltó que se han realizado todas las gestiones pertinentes para mitigar la problemática que actualmente sobrepasa la capacidad institucional, motivo por el cual solicitó el apoyo externo para superar la crisis

Del mismo modo lo hizo, la E.S.E. Instituto de Salud de Bucaramanga, Isabu.

Suscríbete
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Lea también