sábado, 24 octubre 2020
martes 31 de marzo de 2020 - 12:00 AM

Innovación santandereana para enfrentar el COVID-19

Cada uno de los dispositivos médicos que se pretenden producir en el departamento son fundamentales para la atención y tratamiento de pacientes diagnosticados con el virus. Cerca de 27 instituciones de la academia, empresas, así como del sector público y privado se articularon en un mismo objetivo.
Escuchar este artículo

Ventilación mecánica, derivador de flujo, uniformes de protección, aerosol box y máscaras faciales o caretas son los prototipos que se desarrollan en Santander, entre varias instituciones, para mejorar, de alguna manera la labor que adelantan los profesionales de la salud, quienes son los primeros en la línea de atención ante el COVID-19.

Son al menos unas 27 firmas las que no se quedaron quietas ante esta pandemia, y desde hace un par de semanas decidieron disponer de recursos humanos, tecnológicos y financieros para sacar adelante cada uno de los proyectos.

Hablamos de la Clínica Foscal, Fundación Cardiovascular de Colombia, Clínica Los Comuneros, Hospital Internacional de Colombia, Clínica Chicamocha, Clínica San Luis, ICP-Centro de Innovación y Tecnología, Sena Tecnoparque, Universidad Autónoma de Bucaramanga-Unab, Universidad Industrial de Santander-UIS, Universidad Pontificia Bolivariana-UPB, Universidad de Santander-Udes, Universidad del Rosario, Cámara de Comercio de Bucaramanga, Print3D Colombia y la Andi.

Asimismo, de las secretarías de Salud de Piedecuesta, Floridablanca, Girón, Santander, y Bucaramanga, el Comité de Gremios de Santander, Camacol, Prosantander, Unired y del Comité Universidad-Empresa-Estado de Santander.

El único objetivo de esta gran iniciativa, sin ánimo de lucro, es que los “héroes” que están en las clínicas y hospitales se salvaguarden. Para nadie es un secreto que estas herramientas escasean en el país y, por supuesto, en la región. Así que una vez se tenga la validación se empezará con la mayor producción posible.

Nick Tarazona, jefe de Innovación y Desarrollo Tecnológico de la Clínica Foscal, fue el encargado de presentar esta gran alianza. “Nos hemos unido para identificar sobre qué prioridades trabajar. Necesitamos el apoyo de todos. Esto ha sido un trabajo abierto, un trabajo colaborativo, desde hace unos 15 días aproximadamente. Está orientado a que las iniciativas que se tengan se puedan desarrollar rápidamente”.

Lea también: El departamento busca blindarse ante el peor escenario

Avances

Harvey Quiroga Merchán, jefe de la División Biomédica de la Foscal, confirmó que “ya se han logrado elaborar elementos de protección personal para los médicos. Estamos diseñando caretas, ropa quirúrgica, dos prototipos de respiradores artificiales de alta y baja frecuencia. También estamos desarrollando otros tipos de elementos anexos”.

Según Quiroga Merchán, lo más complejo en este proceso son los ventiladores porque “una vez se aprueba el diseño del prototipo, con validación clínica, se pasa al comité de ética animal para hacer pruebas, luego al comité de ética en humanos y al mismo tiempo se debe hacer el registro Invima. Ninguna de esas fases las podemos saltar porque es un equipo que de alguna manera depende la vida del paciente”.

Cristian Vera Jaimes, líder Tecnoparque Nodo Bucaramanga, por su parte, indicó que entre los grandes avances que se tienen, a la fecha, está el desarrollo de unas caretas en impresión 3D, para lo cual se utiliza lámina comercial de PET acetato y material de PLA para la borda de la frente.

No obstante, confirmó que ya se tienen cerca de 70 para donar. Se tienen a disposición cerca de 10 impresoras 3D para continuar con la producción.

Respecto al derivador flujo en ‘Y’ sostuvo que se están optimizando los diseños. Este elemento permitirá atender dos pacientes con un mismo ventilador mecánico. Posteriormente, se hará el cuatro a uno.

“También estamos trabajando en ‘válvulas venturi’, caja de aerosoles (aerosol box). De hecho, con el Centro Integral del Diseño y la Manufactura estamos haciendo trajes de protección y tapabocas. Cabe destacar que con 15 especialista de los diferentes Centros de Formación estamos desarrollando nuestra propia propuesta de ventilador mecánico”, acotó Vera Jaimes.

Francisco Naranjo, jefe de la Unidad de Cuidados Intensivos de la Clínica Foscal, aseguró que, sin duda, esto es una carrera contrarreloj; por lo tanto, se espera que a más tardar en siete días se tengan los equipos de protección personal, las válvulas y, eventualmente, algunos ventiladores mecánicos.

Disponibilidad

Pero, ¿qué se hará con estos prototipos? El Jefe de Innovación y Desarrollo Tecnológico de la Clínica Foscal respondió que una vez se tengan los mejores prototipos y estén validados, se escalará a una producción masiva.

La cantidad, de acuerdo con lo que se pudo establecer, dependerá de los recursos económicos o materiales que se puedan conseguir. Por esta razón, los líderes de esta gran iniciativa llaman la atención de los empresarios para que quienes tengan disponibilidad se unan a la causa y así se pueda agilizar la producción por volumen.

Con respecto a los planos de diseño de los prototipos, se confirmó que serán código abierto. Es decir, una vez cumplan con todos los requisitos se van a compartir para que otras instituciones o empresas los puedan desarrollar, en la medida de lo posible y, de esta manera cada vez sean más las ayudas para atender una de las más grandes dificultades que se han presentado en el sector salud durante estos últimos tiempos.

“Vamos a dar todas las indicaciones y si llegan a tener alguna duda nuestro equipo de ingeniería o los ingenieros que están detrás de esto estarán a disposición para apoyarlos”, concluyó Tarazona.

Innovación santandereana para enfrentar el COVID-19

Estos son los prototipos

Ventilación mecánica a bajo costo. Se diseñaron dos prototipos y ya concluyó la verificación de uno que fue creado por la Foscal y la Universidad Autónoma de Bucaramanga, con apoyo de Electrónicos DC y K&M Manufacturas.

Este tipo de dispositivos permite controlar la asistencia respiratoria del paciente.

Actualmente, se encuentran en proceso de validación.

Derivador de flujo. Permitirá usar de manera eficiente los ventiladores mecánicos que se tienen en servicio. Va a permitir que al conectar un ventilador a este dispositivo se ventilen dos pacientes.

Ya el prototipo en impresión 3D fue validado.

Innovación santandereana para enfrentar el COVID-19

Máscara facial o caretas. Hay dos prototipos uno en 3D y otro en cartón, ambos de muy bajo costo.

Ya están validadas.

Uniformes de protección. Le va a permitir a los profesionales de la salud tener una barrera de protección ante el COVID-19.

Está en proceso de diseño con diferentes materiales, para validar cuál es el más indicado.

Se prevé que esta semana ya se tendrá un modelo validado.

Aerosol box. Es una cámara en acrílico que se le pone al paciente (con insuficiencia respiratoria), desde el cuello, para cubrir su cabeza durante la intubación endotraqueal. De esta manera, los médicos se van a proteger de las secreciones o gotas respiratorias mientras realizan el procedimiento.

Está en proceso en validación.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Lea también
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.