viernes, 23 octubre 2020
sábado 12 de septiembre de 2020 - 12:00 AM

Jornada de contrastes: marcha y disturbios en Bucaramanga

Una de las dos movilizaciones que se convocaron para este viernes terminó en disturbios y en una asonada contra el Palacio de Justicia. La otra protesta, la ‘Gran Caravana por Santurbán’, se desarrolló de forma pacífica y sin actos de vandalismo. Las autoridades de Bucaramanga evaluaban los daños y adelantaban labores de investigación al cierre de la presente edición con el fin de individualizar a los vándalos que causaron destrucción en varios inmuebles y en el mobiliario público del Centro.
Escuchar este artículo

En la tarde de este viernes la movilidad vehicular y el servicio de transporte público colapsaron en múltiples sectores de la capital de Santander, debido a dos movilizaciones sociales que se llevaron a cabo.

Fue una jornada de contrastes. Mientras la ‘Gran Caravana por Santurbán’ se desarrolló en paz y con tranquilidad, el plantón contra los abusos policiales tuvo alteraciones de orden público desde su comienzo, y finalizó en una fuerte confrontación entre uniformados y manifestantes en el Centro.

Lea también: En Imágenes: Así fue la movilización por la defensa del Páramo de Santurbán

Esta última protesta tuvo lugar en la Plaza Cívica Luis Carlos Galán, en donde varios de los asistentes repentinamente la emprendieron contra un grupo de policías. Tras la respuesta de la autoridad, varios vándalos la emprendieron contra las instalaciones del Palacio de Justicia.

En otras edificaciones del Centro, incluyendo la sede de esta casa periodística, se causaron múltiples afectaciones a raíz de ataques con piedras que se llevaron a cabo en medio del operativo de control desplegado.

Este viernes miles de santandereanos fueron ejemplo de protesta social legítima y pacífica, mientras otros se dedicaron a sembrar terror y a causar destrucción en la ‘Ciudad Bonita’.

Reportan los primeros detenidos

Al cierre de la presente edición de Vanguardia, la Policía Metropolitana de Bucaramanga había confirmado de manera preliminar la detención de seis de los manifestantes, que hicieron presencia en el plantón de la Plaza Cívica.

Conforme con lo precisado, estos individuos serían procesados judicialmente por delitos como daño en bien ajeno y agresión contra servidor público. Además del Palacio de Justicia, la estación San Mateo de Metrolínea también resultó vandalizada.

A lo largo de más de dos horas estuvo interrumpido el servicio del Sistema Integrado de Transporte Masivo en la zona céntrica.

Dicho plantón, que fue convocado para las 4:00 p.m., comenzó a salirse de control cuando algunos de los asistentes empezaron a lanzar rocas y objetos contundentes contra un grupo de policías presente en la Plaza Cívica.

A diferencia de la ‘Caravana por Santurbán’, que fue integrada por familias y personas de diferentes edades, en el plantón contra los abusos policiales predominó la presencia de jóvenes.

Tras la intervención del Esmad, los manifestantes se dispersaron por la zona céntrica de Bucaramanga, en donde se desplegó un fuerte operativo por las autoridades. En algunas calles del Centro algunas personas trataron de quemar llantas y hacer hogueras.

En la calle 34, varias fachadas de negocios fueron afectadas con grafitis. La sede de este medio de comunicación fue atacada con piedra, lo cual produjo múltiples daños en vidrios.

La mayoría de comerciantes decidieron cerrar sus negocios y actividades comerciales ante los actos vandálicos, y los disturbios registrados en el sector. Una vez más el comercio resultó perjudicado.

Minutos después de la alteración originada en el Centro, la ciudadanía reportó la presencia de un grupo cercano a 50 personas en la carrera 27, en donde también se habrían realizado grafitis y otros actos de vandalismo.

Hacia las 6:00 p.m. un buen número de manifestantes comenzaba a congregarse en el Parque San Pío, en donde se escucharon varias detonaciones de lo que serían ‘papas bomba’.

El operativo policial que se desplegó este viernes, con más de 1.500 efectivos, se extendió y se trasladó al iniciar la noche al sector de Cabecera, en donde los bumangueses reportaron algunos desórdenes.

Hasta el cierre de la presente edición no se tenía información oficial sobre ciudadanos lesionados en medio de estas alteraciones de orden público.

Este sábado se espera conocer el balance completo sobre las personas detenidas y los daños ocasionados en la ciudad.

“Se desarrolló en completa calma”

Aunque un sector de la ciudadanía pensó que la manifestación se podría salir de control, la ‘Gran Caravana por Santurbán’ se llevó a cabo sin actos de vandalismo, ni confrontaciones entre manifestantes y Fuerza Pública.

La protesta, tal y como prometieron los organizadores y hasta el Alcalde de Bucaramanga, se desarrolló en orden y sin desmanes por parte de los asistentes, quienes acudieron en familia, en grupos de compañeros de trabajo y en agrupados en diversas organizaciones sociales y civiles.

El proyecto de mega minería a gran escala que se pretende ejecutar en Soto Norte, y que posiblemente perjudicaría el suministro de agua para miles de habitantes en Santander, volvió a convocar a los santandereano en una masiva movilización que se prolongó por más de cuatro horas.

En ‘chivas’, busetas, bicicletas, camionetas, automóviles y motocicletas, miles de santandereanos recorrieron las principales calles de Bucaramanga para exigirle al Gobierno Nacional que se proteja al Páramo de Santurbán.

El ambiente vivido este viernes fue de fiesta, y no de apocalipsis como algunos creían y hasta apostaban. Primaron las emociones y expresiones positivas, como la solidaridad y la unión, además de un sentimiento generalizado de lucha y defensa pacífica por el recurso más preciado para el hombre: El agua.

“Nos encontramos en el punto de llegada de la caravana por Santaurbán, la cual se desarrolló en completa calma y normalidad”, fue el parte entregado al cierre de la actividad por el Brigadier General Luis Ernesto García, comandante de la Policía Metropolitana de Bucaramanga.

Aunque se vieron personas sin tapabocas, la mayoría de los asistentes respetaron las medidas de bioseguridad.

“En familia hacemos una manifestación por la protección del agua y del Páramo de Santurbán, y en rechazo a la licencia ambiental que se está tramitando en estos momentos en la Anla. El páramo no se toca, es nuestro gran legado, queremos que los colombianos nos apoyen”, dijo Juan Carlos Cárdenas, alcalde de Bucaramanga.

título recuadro
xxxxx
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.