lunes, 30 noviembre 2020
viernes 16 de octubre de 2020 - 3:30 PM

Los lugares a los que puede ir a hacer senderismo en Bucaramanga y sus alrededores

Vanguardia le explica algunas de las rutas que puede tomar para disfrutar de bellos paisajes.
Escuchar este artículo

Si desea entrar en contacto con la naturaleza, no tiene que ir muy lejos de Bucaramanga. Conozca cómo disfrutar de los bosques y quebradas escondidos a los alrededores de la ciudad.

Muy cerca de la zona urbana de Bucaramanga y su área metropolitana existen paisajes que valen la pena conocer. El estrés de la ciudad hace que muchos quieran desconectarse de su vida cotidiana y una buena alternativa es recorrer las rutas que conducen a hermosos parajes.

Caminos en Bucaramanga

En la capital santandereana se destaca el Alto de los Padres, que tiene una dificultad intermedia para principiantes. Para llegar allí puede partir desde el CAI de Morrorrico con rumbo a los tanques del acueducto hasta la entrada a la vereda de La Malaña. Se avanza por la escuela que conecta con el sendero que conduce al lugar, donde hay lugares para desayunar o disfrutar de un jugo natural.

El joven deportista Diego Caballero suele visitar esta zona y asegura que la parte con más inclinación es la subida de La Malaña. “El recorrido empieza por carretera y luego se llega un tramo destapado. En ida y vuelta, a un ritmo normal, se puede gastar unas cuatro horas por mucho”.

$!Camino hacia el Alto de los Padres / Foto: Diego Caballero
Camino hacia el Alto de los Padres / Foto: Diego Caballero

Desde el sector de Pan de Azúcar también se pueden hacer recorridos hasta la vía a Cúcuta. La de menor dificultad es la que se conoce como ‘el ocho’ y empieza en inmediaciones del restaurante Toscana, desde donde se avanza hasta la glorieta de Pan de Azúcar. Allí se toma el camino del centro, que tiene una ligera bajada, hasta llegar a la cancha del sector.

Se toma un desvío hacia la derecha por un camino empedrado. Seguidamente, se cruza una quebrada y se llega a un ‘desayunadero’. Luego empieza una subida relativamente suave en medio del campo. El tiempo estimado es de unos 40 minutos de ida y 40 minutos de regreso.

Por otro lado, desde la misma cancha de Pan de Azúcar, pero esta vez tomando el lado izquierdo, se pude llegar a la entrada del barrio Buenavista, tras poco más de media hora. “Al llegar a unas canchas de 'paint ball' hay una entrada y comienza a subir. Hay una placa huella, aunque es un poco más corta, es más difícil. No es recomendable para principiantes”, explica caballero.

En la ciudad, es muy concurrido el sector conocido como La Antena, al que se accede por una vía destapada que inicia en inmediaciones de la Universidad de Santander, UDES. Al final del recorrido se encuentran tiendas y miradores que permiten apreciar una bella panorámica de Bucaramanga.

$!La Antena / Foto: Diego Caballero
La Antena / Foto: Diego Caballero

También desde la UDES se puede llegar hasta el kilómetro 9 de la vía a Cúcuta. El recorrido es conocido como La Pared, por la gran inclinación de la carretera.

$!La Pared / Foto: Diego Caballero
La Pared / Foto: Diego Caballero

Otro de los lugares preferidos para visitar el campamento es El Carajo, ubicado sobre el Kilómetro 22 de la vía a Cúcuta. Quien tenga vehículo puede llegar directamente al sitio y luego recorrer el sendero en medio de un bosque húmedo. El trayecto corto puede durar entre 20 y 30 minutos y el largo es de cerca de dos horas.

$!Bosque de pinos, Campamento El Carajo / Foto: Claudia Ávila
Bosque de pinos, Campamento El Carajo / Foto: Claudia Ávila

Si lo desea, allí puede acampar o hospedarse en una cabaña o el hotel. Sin embargo, debido a la contingencia por COVID-19, solo puede ingresar con reserva para dar cumplimiento a los protocolos de bioseguridad.

En los cerros orientales también se encuentra escondida la 'laguna encantada'. Se puede llegar desde Pan de Azúcar y también desde el antiguo restaurante Corcovado, por el kilómetro 4. Pese a su belleza, no es recomendable bañarse ahí.

$!Laguna Encantada / Foto: Claudia Ávila
Laguna Encantada / Foto: Claudia Ávila

Cascadas

Floridablanca y Piedecuesta tienen grandes atractivos naturales, especialmente se destacan sus quebradas y cascadas. Claudia Elizabeth Ávila Cárdenas, integrante del grupo Caminantes de Santander, destaca por ejemplo el Cerro de la Judía, al que se llega por una carretera veredal. “Yo parto desde el Jardín Botánico Eloy Valenzuela, subimos por la parte boscosa arriba de Caracolí y se llega a la vía que conduce al Santísimo”.

Allí hay una cascada, pero es recomendable evitar bañarse en el punto de caída del agua, porque se pueden formar remolinos en un hueco próximo. “Han ocurrido accidentes debido a la imprudencia de la gente. Uno se debe bañar en los pozos donde no hay riesgo”, comenta Ávila.

Otro buen plan es disfrutar de las frías aguas de la cascada de Los Venados, que también está ubicada en Floridablanca. Se puede llegar por la vía a Cúcuta, bajando por el colegio Duarte Alemán. Para ingresar se debe pasar una finca, cuya entrada cuesta unos $3 mil. El tiempo estimado es de aproximadamente una hora y media. Tenga en cuenta que el regreso es en subida.

$!Cascada Los Venados / Foto: Claudia Ávila
Cascada Los Venados / Foto: Claudia Ávila

Montefiore también es otro de los destinos que ofrece este municipio. Puede emprender la caminata desde el parque de Floridablanca, caminar hasta el sector de Limoncito y continuar hacia la Casa Clausen, vereda Alsacia y la Casa Hiller. Finalmente encontrará cascada Las Tres Gracias en la ecoposada.

$!Camino a Monteriore / Foto: Diego Caballero
Camino a Monteriore / Foto: Diego Caballero

Además, está la cascada Cañaveralito en el sector de Ruitoque. El recorrido se puede iniciar en la estación de servicio Tiger. “Hay senderos muy bonitos que acortan camino, sin embargo hay poca señalización. También se puede llegar en vehículo hasta la entrada de la casa Cañaveralito, incluso los buses que suben te dejan en la puerta. También cobran unos $3 mil para ingresar”.


En Piedecuesta también hay varios cascadas. Una de ellas es El Ensueño, cuyo recorrido empieza en el sector de La Españolita por una carretera veredal. Allí se puede disfrutar también del balneario de La Playa.


En la vereda de Las Amarillas de Piedecuesta también se encuentran varios pozos y la cascada Las Golondrinas.


$!Cascada Las Golondrinas / Foto: Danilo Prada
Cascada Las Golondrinas / Foto: Danilo Prada


En este municipio también se encuentra la cascada El Caney, cuyo camino empieza en el sector de Cabecera del Llano.


$!Cascada El Caney / Foto: Claudia Ávila
Cascada El Caney / Foto: Claudia Ávila

Recomendaciones


Claudia Ávila asegura que la principal recomendación para estas actividades es el respeto hacia el medio ambiente. “Que la naturaleza sepa que estuviste ahí, pero que no te recuerde. Es decir, no dejar nada, ningún tipo de desecho, porque se pueden formar taponamientos que generan desastres”.


Otro de los consejos de la experta es llevar ropa cómoda para caminar y zapatos cómodos para caminar, preferiblemente tenis con buen agarre, y protección solar. “Hay que llevar buena hidratación y contribuirle al campesino”, añadió.


Ávila recordó que durante esta época de pandemia se debe mantener un distanciamiento físico y el mejor tapaboca para hacer esta actividad son los quirúrgicos desechables. “Los otros son más gruesos y no permiten fácilmente la respiración.


Por seguridad, procure ir acompañado a estos lugares.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.