miércoles, 15 septiembre 2021
jueves 29 de julio de 2021 - 5:00 PM

Médicos: La vacunación contra el COVID-19 salvaría a Santander de un colapso hospitalario

Una próxima alza de contagios tendría lugar en dos meses, indican profesionales. Sin embargo, el avance del Plan de Vacunación y el fortalecimiento de medidas de bioseguridad podrían prevenir el agravamiento de los contagios y desenlaces fatales a causa del virus.
Escuchar este artículo

Tras el pico más fuerte de contagios por COVID-19 que se presentó en Santander en los últimos dos meses, con una cifra récord de 3.064 casos el pasado 8 de junio, finalmente ha mermado el número que mantenía en alerta a las autoridades. La curva epidemiológica ha tenido un mejor comportamiento y ha empezado a disminuir, con menos de mil contagios reportados al día.

Así lo explica Carlos Ibarra, subgerente de Servicios Médicos del Hospital Universitario de Santander, HUS, quien agrega que es normal que después de un elevado número de contagios, éste se reduzca.

La vacunación reduciría la gravedad de los contagios

La vacunación es el pilar que mejoraría la crisis hospitalaria, coinciden los especialistas. Indican que epidemiólogos predicen que habría un cuarto pico de contagios entre dos y tres meses, pero no sería tan severo como el más reciente por la forma en la que ha avanzado la vacunación. Este, de igual forma, podría alterar la red hospitalaria y se verían principalmente afectados quienes no tengan su respectiva vacuna, dicen los médicos.

Por ahora, si se mantiene la inmunización, se puede garantizar la estabilidad de la enfermedad. El doctor Luis Francisco Silva, director Médico de la Clínica Chicamocha, recuerda que esto hará que un menor número de personas requieran una camilla UCI.

“Esperamos que sea solo un pico de contagios y que haya una mortalidad baja”, expresó el profesional.

Partiendo de los resultados de la vacunación en otros países, principalmente en Europa, los profesionales de la salud han podido ampliar el panorama de cómo podría progresar la pandemia en el departamento. En países como España, por ejemplo, si bien hay un aumento significativo de casos, estos no se han agravado y se han reducido las cifras de fallecidos.

Cristhian Ordónez, director médico de la Clínica Maternoinfantil San Luis, expresó que aún es muy precoz afirmar si se daría este pico pues se basan en la tendencia que se da en los países con un plan de inmunización más adelantado, pero cree que la brecha de población susceptible a alguna complicación tras infectarse será menor si avanza la vacunación.

Lea también: Bucaramanga recibió en la tarde de este jueves las vacunas de Moderna

Silva explica también que en este momento se ha evidenciado el efecto de la inmunización en la solicitud de asistencia médica por síntomas asociados al COVID-19. “Hay que entender que los vacunados también se infectan, pero les suele dar una gripa muy leve. Hay otros que han requerido UCI o suministro de oxígeno, pero se ha podido tratar exitosamente y no han fallecido”.

El doctor recuerda que la protección de los anticuerpos se activa tres semanas después de la segunda dosis. Si es única dosis, también. “Debe estar mínimo un mes vacunado para que pueda tener al menos un 70% de inmunización”, indicó.

"Necesitamos trabajar en el fortalecimiento de la vacunación, aunque esta sola no es suficiente. Hay que mantener las medidas de bioseguridad hasta que este virus se vaya", afirmó Víctor Raúl Castillo, presidente del Hospital Internacional de Colombia.

Así va la vacunación en Santander

Con corte al miércoles 28 de julio, Santander cumple con un total de 1.336.900 dosis aplicadas. 700.121 personas recibieron la primera administración, 477.357 han sido inmunizadas con dos dosis y a 159.422 se les ha suministrado unidosis.

Esto lo afirmó el secretario de Salud del departamento, Javier Villamizar, quien agregó que se piensa vacunar a 2.306.455 personas, cifra brindada por el Dane.

¿Se alcanzaría una inmunidad de rebaño?

En repetidas ocasiones se ha anunciado sobre la pretensión de alcanzar la inmunidad de rebaño al finalizar el año. Para ello se necesita que al menos el 70% de la población tenga resistencia al COVID-19 por contagio. En Santander, el secretario de Salud expresó que esta inmunidad se lograría con el 85% por vacuna.

El presidente Iván Duque prometió que en Colombia serían vacunadas 35 millones de personas al finalizar el año y Juan José Rey, secretario de Salud de Bucaramanga, confirmó que, para lograr cumplir con la inmunidad de rebaño en noviembre, son 500 mil dosis más las que se deben aplicar de aquí al 30 de noviembre, si se prevé que cada ciudadano debe tener dos dosis.

Este método cortaría la cadena de contagios, expresa Ibarra. “Al tener muchas personas inmunizadas, el virus no tendría como pasar fácilmente de una persona a otra”, agregó.

Sin embargo, Silva afirma que no cree posible que se logre dicha inmunidad por el porcentaje de personas que han sido inmunizadas hasta la fecha. “A pesar de que no hay una gran cantidad de vacunas, las personas tampoco quieren vacunarse. Es sorprendente que no le den la oportunidad a la vacuna por creencias que se han fundado en torno a ellas”, agregó.

Ante esto, el doctor Castillo expresó que recientemente ha aumentado la presencia de las personas en los puntos de vacunación por la apertura de nuevas etapas. "Inicialmente el 45% de las personas no querían acceder al fármaco, y ahora vamos por el 27% de los que mantienen la negativa de vacunarse", dijo.

A la baja la ocupación de Unidades de Cuidados Intensivos

Las camillas para pacientes con COVID-19 se han desocupado gradualmente. El pasado lunes se reportó una ocupación del 88%, y este jueves, bajó al 82%. De 672 camillas, 116 están libres en Santander. En Bucaramanga, por su parte, está lleno el 79%, en Floridablanca, el 94%, en Piedecuesta, el 93% y en Barrancabermeja el 77%.

Incluso, es mayor la ocupación de personas con otras patologías en las Unidades de Cuidados Intensivos. 285 pacientes ocupan este tipo de camillas, y las 271 restantes, por COVID-19.

Cristhian Ordóñez agregó que este comportamiento de la pandemia también podría explicarse con el hecho de que han disminuido las aglomeraciones en las marchas multitudinarias que tuvieron lugar entre mayo y julio.

Le contamos: Intensificaron vacunación a población rural de Floridablanca

Efectos secundarios de la vacuna, algo normal

Todas las vacunas, para cualquier enfermedad, han presentado efectos adversos. Sin embargo, es preciso recalcar que como la vacuna del COVID-19 es un fármaco de emergencia, se están reportando los síntomas secundarios que resultan de la inmunización. Los efectos con alto riesgo son muy raros y poco frecuentes, dice Ibarra.

Este médico recuerda que todas las vacunas son relativamente eficientes contras las nuevas variantes que han surgido del virus. “Entre más se demore la población en vacunarse, crecen las probabilidades de que el COVID-19 mute y surjan más cepas que resistan las vacunas”.

Para mantener esta tendencia a la baja, los médicos recuerdan que el virus no ha desaparecido. Ante esto sostienen la importancia de acceder a la vacuna, independientemente de la farmacéutica que las distribuya, ya que los efectos positivos son mayores que los negativos. Todas las vacunas son eficientes y previenen el llegar a una UCI o el fallecimiento.

“Aún hay una parte de la población en riesgo que no se ha vacunado, y los que ya cuentan con su priorización debe acceder a este recurso de vacunación como única forma de disminuir el riesgo de complicación del Coronavirus”, indicó el doctor Ibarra.

Suscríbete
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Lea también