domingo, 11 abril 2021
sábado 14 de noviembre de 2020 - 12:00 AM

Medimás deja de operar como asegurador en Santander

Supersalud revocó el funcionamiento de la EPS en cuatro departamentos del territorio nacional. Esto implica que 731.421 afiliados, de los cuales un 24% se concentra en Santander, serán trasladados a otras Entidades Promotoras de Salud.
Escuchar este artículo

El alto número de quejas, la demora de respuestas a los usuarios y los niveles de cartera acumulada con su red de prestación, son las principales razones por las que la Superintendencia de Salud, Supersalud, decidió ordenar la revocatoria parcial de autorización de funcionamiento de Medimás en Santander, Antioquia, Nariño y Valle del Cauca.

El superintendente nacional de salud, Fabio Aristizábal Ángel, explicó mediante un comunicado oficial que “tras nuestras acciones de monitoreo, seguimiento y evaluación, encontramos que Medimás presenta los niveles más bajos en la garantía de la atención frente a la prestación de los servicios de salud a la población afiliada en estos cuatro departamentos”.

Ante este pronunciamiento, Medimás EPS respondió que no comparte dicha determinación, pues ya serían 15 los departamentos en donde deja de hacer presencia. En esta oportunidad se habla de al menos 731.421 los afiliados afectados: 214.626 en Antioquia, 259.111 en Valle del Cauca, 175.278 en Santander y 82.406 en Nariño.

Riesgo de iliquidez

Para la Supersalud, lo preocupante de la situación fueron los reportes que la propia EPS entregó para junio de 2020, donde se demostraba que acumulaba con su red prestadora de Antoquia, Nariño, Valle del Cauca y Santander, una cartera total de $354.512 millones; en tanto que la cartera con vencimiento mayor a 180 días pasó de $37.794 millones en junio de 2019 a $117.046 millones en junio de 2020, lo que representó un aumento de 210%.

Ante esto, Medimás dijo no está de acuerdo, debido a que el ente de control se fundamente en el supuesto de un alto nivel de endeudamiento con los prestadores y un incremento en las PQR en los departamentos con una realidad distinta a la que se refleja en los indicadores reportados. “Las cifras revelan que se han asegurado los pagos a la red pública y privada y que la entidad ha obtenido una notable mejoría en los indicadores de radicación, cierre y tasa de PQR en los territorios anteriormente mencionados”.

Lea también: Más de $27 mil millones ha facturado el HUS por atención a migrantes

Cifras en Santander

En medio de su afán por desvirtuar los argumentos de la Supersalud, la EPS en un informe reciente intentó demostrar que se ha cumplido oportunamente con los giros de recursos a la red pública y privada. Con corte a noviembre, por lo menos en Santander, se han entregado $386.846 millones correspondiente a pagos acumulados 2017-2020; de pagos 2020, se han girado $86.222 millones.

También reveló que en el periodo enero-octubre de 2020, para radicación de PQR se tuvo una reducción del 31%, y para cierre de los casos SIS, un incremento de 51% a 91%.

Y con respecto a las atenciones en medio de la pandemia, en el periodo marzo-septiembre de 2020, subrayó que se ha garantizado a la población activa en Santander 1.139.170 atenciones con 3,9 millones de unidades de medicamentos entregadas en los 39 municipios, a 92.292 afiliados en 388 IPS o proveedores en el país. Asimismo, se ha garantizado la realización de 7.715 pruebas, de las cuales 1.836 han tenido resultado positivo y 5.494 negativas.

Traslado

Tras esta directriz, el Ministerio de Salud y Protección Social será el encargado de realizar el proceso de traslado de los afiliados a otras Entidades Promotoras de Salud que no tengan ninguna medida de vigilancia y se encuentren debidamente autorizadas.

Mientras se realiza este trámite con todos los afiliados, Medimás está obligada a garantizar la atención y acceso a los servicios de salud en condiciones de oportunidad, accesibilidad, seguridad, pertinencia y continuidad; así como el pago de las obligaciones con los prestadores y demás proveedores de dichos departamentos.

Top de quejas

La Supersalud realizó un análisis de la cantidad de peticiones, quejas, reclamos y denuncias que recibió de los usuarios del sistema, estableciendo que durante 2019 y primer semestre de 2020, Medimás ocupó el primer lugar en el régimen contributivo y el segundo lugar en el régimen subsidiado, respecto del total de EPS.

En Santander se identificaron casos donde los pacientes esperaron hasta 400 días para el suministro de los medicamentos e insumos necesarios, y hasta 11 meses para recibir respuesta a sus PQR.

También, se evidenciaron demoras en la asignación de citas de medicina especializada, inoportunidad en la prestación de servicios de salud, incumplimiento al suministrar de manera oportuna los medicamentos e insumos, contratación de prestadores que no tenían servicios habilitados y fallas en la operación del sistema de referencia y contrarreferencia, entre otros.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Lea también