lunes, 30 marzo 2020
jueves 26 de marzo de 2020 - 12:00 AM

No compre comida en abundancia y si le sobra ayude a los demás

Hay miles de ciudadanos que debido a las medidas de prevención del COVID-19 se deben quedar en casa y no tienen cómo adquirir mercado y por eso el Banco de Alimentos planea ayudar a más de 17.000 personas que son de empleos informales de la ciudad.
Escuchar este artículo

El Banco de Alimentos de Bucaramanga planea, debido a la crisis generada por el COVID-19, extender la ayuda que mensualmente hace con alrededor de 9.000 personas, a más de 17.000. No obstante, para cumplir con el objetivo requiere que la ciudadanía tome conciencia y no compre en abundancia para que no escaseen los alimentos y, por supuesto, de la solidaridad de todos con sus donaciones.

La preocupación por estos días surge entorno a la cantidad de gente que adquirió demasiados alimentos y dejó sin la posibilidad de abastecerse a los demás.

Lea también. Historias de esperanza en medio de las dificultades en Bucaramanga

El sacerdote Luis Gabriel Sierra Quiñónez, director del Banco de Alimentos de Bucaramanga, indicó que desde el martes iniciaron con la campaña para ampliar la cobertura de apoyos a más personas y en poco tiempo han llegado recursos. “Podemos tener el dinero, pero dónde compramos, en estos momentos llevo seis llamadas a las arroceras y no hay arroz. Hay un problema de acumulación grandísimo. Hago dos lecturas, la primera es que hay personas irresponsables que está acumulando comida en su casa y no se la van a comer, porque eso tiene una fecha de caducidad. Segundo, algunas personas que han querido acumular para después vender dos o tres veces más de lo que vale, cuando la situación empeore”.

Agregó Sierra Quiñónez que “en este momento tengo 150 libras de pasta, 150 de arveja, también tenemos frijol, lenteja y avena, no es mucho, y por eso invitamos a la solidaridad de todos. Tengo para armar 150 mini mercados. La estrategia es armar mercados para 15 días, pero si no se consiguen todos los productos es difícil. Me preocupa el tema, porque la gente con hambre se vuelva agresiva y violenta”.

Lea también. Proyecto de adición a la salud, la prioridad en Bucaramanga

El Banco de Alimentos entrega mercados a alrededor de 9.000 personas todos los meses y los distribuye mediante 63 fundaciones que trabajan con adultos mayores, niños en comedores infantiles, drogadictos en recuperación, madres cabeza de familia y migrantes venezolanos; pero ante la emergencia por el virus COVID-19 planea extenderse a 17.000.

Quienes deseen realizar sus aportes, lo pueden hacer a la cuenta de ahorros 197815780 del Banco BBVA o también se puede donar alimentos, coordinando la entrega a los teléfonos: 6713408 – 3176461425.

El Banco de Alimentos, la Asociación Nacional de Empresarios de Colombia (ANDI), la Cámara de Comercio y la Alcaldía e Bucaramanga unen esfuerzos para concretar los alimentos y ayudar a la población más necesitada.

“Hoy la población vulnerable (los que trabajan día a día, las madres cabeza de hogar, habitantes de calle, artesanos, migrantes, fundaciones que trabajan con niños, y ancianos) está en una situación muy complicada y necesitan de nuestro apoyo, invito a que la gente tome conciencia”, recalcó el presbítero Luis Sierra.

El Banco de Alimentos se ha caracterizado por ser una fundación social líder en la atención a la población vulnerable, brindando alimentos y nutrición complementaria a la población más necesitada, con acompañamiento humano y social.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Lea también
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.