lunes, 14 junio 2021
jueves 29 de abril de 2021 - 12:00 AM

Pese al nuevo ‘disparo’ de contagios, Bucaramanga insiste en no confinarse

Girón, Floridablanca y Piedecuesta decretaron toque queda extendido desde la noche del 30 de abril hasta la mañana del 3 de mayo, con voces a favor y en contra. Ayer, en Santander, la cifra de casos positivos de COVID-19 fue 6,4 veces más que la reportada el primero de abril.
Escuchar este artículo

El jueves 28 de abril, de acuerdo con el Instituto Nacional de Salud, en Santander se reportaron 726 nuevos casos de COVID-19, alcanzando un total de 103.054 diagnósticos confirmados desde que inició la pandemia.

Esta es la cifra más alta en los últimos meses, en el departamento. De hecho, desde el 28 de marzo hasta el 9 de abril, los positivos diarios variaban entre 80 y 200, llegando incluso a tener 37 municipios con Coronavirus activo.

Desde el 22 de abril, la cifra empezó a superar los 400 casos diarios y ayer ya casi que se duplicaban. Actualmente, 61 municipios santandereanos tienen el virus activo.

Pese a esta escalada de contagios por SARS-CoV-2, la alta ocupación de camas UCI y la desobediencia de los ciudadanos, sumado a las directrices del Gobierno Nacional, las autoridades de los cuatro municipios que conforman el área metropolitana de Bucaramanga siguen sin estar en concordancia con las medidas restrictivas para la contención del virus.

Por lo menos, la medida que volvió a poner en evidencia esta situación fue la ordenada por la Gobernación de Santander, respecto al confinamiento estricto, más ley seca, desde el 30 de abril, a las 8:00 p.m., hasta el 3 de mayo, a las 5:00 a.m.

Si bien esta no fue concertada en el Puesto de Mando Unificado, PMU, realizado de manera extraordinaria el 26 de abril y se esperaba tomar una decisión en mutuo acuerdo en el siguiente encuentro, de a poco las alcaldías han hecho lo propio.

Lea también: Santander se mantiene en alerta roja y adopta nuevas medidas

La Alcaldía de Bucaramanga fue la primera en pronunciarse. Afirmó que no aplicará la medida del toque de queda continuo durante este fin de semana. Se mantendrá, todos los días, como ha venido sucediendo, de 8:00 p.m. a 5:00 a.m.

El alcalde Juan Carlos Cárdenas dejó su postura clara y manifestó que de decretarse acarrearía perder miles de empleos que “nos ha costado recuperar y afectaría el bolsillo de cientos de familias y microempresarios que hasta ahora están estabilizando su economía”.

Las alcaldías de Girón, Floridablanca y Piedecuesta, por el contrario, decidieron acogerse y atender el llamado del Gobierno Departamental porque la alerta roja sigue y cada vez son más los pacientes graves en las instituciones hospitalarias.

Claudia Jaimes Delgado, alcaldesa delegada de Girón, aseguró que “hemos decidido acatar las recomendaciones dadas, teniendo en cuenta el alto índice de ocupación de salas UCI, que supera el 90% en nuestro territorio”.

Miguel Moreno, alcalde de Floridablanca, por su lado, publicó en su cuenta de Twitter: “Es preocupante el aumento de la ocupación UCI COVID. Pasamos del 39% al 46% en solo dos días, sumando 98% total de ocupación. Por eso y por recomendación del equipo epidemiológico, directores de clínica y circular del Ministerio de Salud aplicaremos el toque de queda este fin de semana desde el viernes 30 de abril hasta el lunes 3 de mayo”.

$!Pese al nuevo ‘disparo’ de contagios, Bucaramanga insiste en no confinarse

¿Es pertinente esta medida?

De acuerdo con las autoridades, con este cierre también se evitarían accidentes de tránsito, riñas y fiestas clandestinas que de alguna manera se han salido de control durante las últimas semanas y han, incluso, disparado esas cifras que tienen ‘en jaque’ la prestación del servicio de salud en las diferentes clínicas cuya capacidad está a punto de colapsar.

Los gremios que representan los diferentes renglones de la economía han rechazado la medida, bajo el argumento de que esto reduce las ventas y, por ende, el flujo de caja de las empresas, especialmente de aquellas que se exponen a venta por mostrador o presencial.

Insisten que tras la pandemia sus ingresos son en promedio el 50% menos de lo que se recibía antes de marzo de 2019.

El Comité de Gremios de Santander, Fenalco, no emitirá una opinión hasta que no se desarrolle el próximo PMU, previsto justo para hoy.

Entre tanto, Álvaro Javier Idrovo, doctor en Epidemiología y docente del Departamento de Salud Pública de la Universidad Industrial de Santander, UIS, opinó en conversación con Vanguardia que “en una pandemia de estas dimensiones deberían estar coordinados los gobernantes en tomar una decisión, porque debería ser prioridad la unificación de criterios. Sin embargo, aquí (en el área metropolitana) esto ha sido problemático”.

Según Idrovo, desde el punto de vista de salud pública, los confinamientos se deben hacer al inicio de la epidemia cuando se pretende preparar una respuesta.

Sin embargo, “se requiere otro confinamiento especial cuando entramos en crisis. En estos momentos, quizá empezamos a aplicar eso de que estamos en un momento crítico de la epidemia. Pero para decir si ahora es necesario o no tocaría medir varios aspectos. Hay que hacer un reconocimiento de que fue un error de política pública de nuestros gobernantes que no hicieron lo suficiente, preventivamente, para llegar a este momento”, acotó el experto.

Ocupación UCI

Los indicadores del Centro Regulador de Urgencias y Emergencias, Crue, revelaron que ayer la ocupación de Unidades de Cuidados Intensivos, UCI, en el departamento permanecía en un 86,23% y en el área metropolitana de Bucaramanga en un 92,87%.

Hasta el 27 de abril, en Floridablanca la ocupación general de UCI era de 97,22%, por COVID-19 era de 46,53% y por otras patologías de 50,69%; en Bucaramanga, la ocupación general de UCI era de 87,63%, por COVID-19 de 39,22% y por otras patología de 48,41%. Y, en Piedecuesta, la ocupación general de UCI era de 97,83%, por COVID-19 de 38,04% y por otras patologías de 59,78%. Girón no cuenta con UCI.

Es pertinente comunicar, según el informe oficial, que en el territorio metropolitano permanecen al menos 353 pacientes COVID-19 en UCI y hospitalización. No obstante, se registraban 50 en UCI y 102 en hospitalización con diagnóstico por confirmar.

Al cierre de esta edición, se pudo conocer que la Gerencia Departamental COVID convocó a PMU extraordinario para evaluar medidas de choque que permitan salvaguardar la salud de los santandereanos.

Otras medidas

Como se recordará, en el PMU del lunes pasado quedó establecido hasta el próximo 3 de mayo:

*Operación de restaurantes y hoteles bajo reservaciones. También podrán continuar con los servicios a domicilio y el ejercicio de las actividades señaladas en el Decreto 1076 de 2020 del Ministerio del Interior, informó la Gobernación de Santander.

*No se autorizan eventos de carácter público que impliquen aglomeración de personas.

*Se prohíbe la apertura de bares y discotecas, así como el consumo de bebidas embriagantes en establecimientos de comercio.

*No obstante, se permite el expendido de alcohol a través de domicilios o aplicaciones.

Suscríbete
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Lea también