sábado, 19 septiembre 2020
jueves 16 de julio de 2020 - 12:00 AM

Santander endureció el toque de queda por aumento de casos

Quedaron prohibidas las salidas en Santander para hacer ejercicio o deporte durante los dos domingos que restan de julio. Este fin de semana el toque de queda se impondrá durante 57 horas seguidas en el departamento.
Escuchar este artículo

La Gobernación de Santander determinó endurecer el toque de queda vigente durante los fines de semana y el puente festivo que restan de julio, como medida preventiva ante el exponencial aumento de pacientes con COVID-19 reportados durante los últimos días en el territorio.

En un mes y 11 días, en el departamento se confirmó la detección de 1.331 contagios nuevos. Hasta el pasado 3 de junio se tenía un registro total de 114 casos, y de ahí en adelante se disparó este indicador hasta los 1.445 contagios con corte al pasado 14 de julio. En estos momentos la ocupación de camas UCI en la región ronda el 72%.

Lea también: Radiografía de la capacidad hospitalaria en Santander: ojo con las UCI

Estas cifras motivaron un nuevo encuentro entre los alcaldes del área metropolitana y el gobernador, quienes ayer acordaron implementar más restricciones para evitar la presencia de ciudadanos en las calles durante los dos domingos y el puente festivo que se avecinan.

La novedad más importante es que, durante los domingos que restan de julio, los santandereanos no tendrán permiso para salir a realizar ejercicio.

Los mandatarios, teniendo en cuenta también las observaciones realizadas por el Director de Fenalco Santander, definieron endurecer el toque de queda de la siguiente manera:

57 horas seguidas de confinamiento

El fin de semana que se aproxima el toque de queda regirá de la siguiente forma:

* No se permitirán personas en las calles a partir del sábado 18 de julio a las 8:00 p.m., y hasta el próximo martes 21 de julio a las 5:00 a.m. Únicamente se permitirá el tránsito de las personas amparadas por el decreto presidencial de aislamiento obligatorio.

* El sábado 18 de julio el horario comercial se prolongó dos horas. Es decir, los establecimientos comerciales pueden brindar atención presencial al público hasta las 8:00 p.m.

Restricciones para el resto de julio

* Durante los próximos dos domingos, la ciudadanía no podrá salir a ejercitarse en calles ni espacios públicos.

La Gobernación de Santander dispuso que las personas pueden realizar actividad física en sitios públicos en los siguientes días y horarios: de lunes a sábado, de 5:00 a.m. a 8:00 a.m. y de 5:00 p.m. a 8:00 p.m.

* Está prohibida la compra y venta presencial de alimentos en los siguientes dos domingos. Estas actividades comerciales se permitirán en los dos domingos próximos solamente a través de domicilios.

El Gobierno Departamental también aseguró que durante los dos fines de semana próximos “se realizarán controles estrictos para el ingreso y salida del departamento” y que “se intensificará la vigilancia para evitar paseos”.

Posible confinamiento total

Santander pasó de tener 4 muertes por COVID-19 registradas hasta el pasado 3 de junio, a 31 fatalidades confirmadas con corte al pasado 14 de julio.

Este proporcional aumento en el número de fallecidos en corto tiempo tiene alarmadas a las autoridades. El gobernador de Santander, Mauricio Aguilar, advirtió este jueves que “de aumentar los contagios, tendríamos de nuevo un confinamiento total”.

Es decir, de continuar esta acelerada multiplicación del virus en el departamento, cabe la posibilidad de que se vuelva a imponer un cierre o una parálisis de varios sectores económicos.

“Las decisiones que tomamos es con mucha responsabilidad, para evitar que siga creciendo ese número de contagios”, señaló Aguilar.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.