domingo, 17 enero 2021
jueves 14 de enero de 2021 - 12:00 AM

Singular propuesta de Unibares para frenar fiestas clandestinas

Los dueños de los bares y de las tabernas sostienen que, una vez pase el segundo pico de la pandemia, los dejen continuar con sus planes pilotos y que, para ello, sería clave establecer un particular pico y placa nocturno.
Escuchar este artículo

Una singular propuesta hicieron ayer los representantes de los bares y discotecas de Bucaramanga y del área metropolitana para que los dejen trabajar y, de paso, para que se les ponga un ‘tatequieto’ a las fiestas clandestinas.

Ellos argumentan que debería ampliarse la medida del pico y placa hasta avanzadas horas de la noche, durante los fines de semana, entre otras cosas, para evitar que proliferen estas reuniones ilícitas.

“Como no hay tabernas abiertas, muchos se las ingenian para organizar rumbas ‘piratas’, violando las normas de bioseguridad”, dijo René Rincón, vocero de Unibares.

Aunque él y los demás dueños de establecimientos nocturnos son conscientes de que con el segundo pico de la pandemia no se les está permitida la reapertura de sus negocios, sí denuncian que “proliferan las fiestas ilegales que en últimas son las que más han disparado los contagios de la COVID-19”.

El argumento expuesto por Rincón consiste en que “se restrinja la movilidad vehicular a partir de las 9:00 p.m. o de las 10:00 p.m. para los carros particulares y motos los días jueves, viernes, sábado y domingo, así como en los lunes festivos”.

“Al menos debería existir un pico y placa par e impar nocturno”, argumentó el vocero de ese gremio.

De igual forma, les solicitaron al Gobernador de Santander y a los Alcaldes del área metropolitana una reunión “para que nos escuchen, pues nuestro gremio está pasando por una situación extremadamente difícil”, dijo René Rincón.

“Les planteamos establecer una mesa de trabajo en la Alcaldía o en la Gobernación para que de acuerdo con lineamientos de expertos se determinen pautas, fechas, en qué horario podríamos funcionar y cuáles serían los bares que podrían reiniciar sus planes pilotos”, añadió.

“Nos urge que nos planteen alternativas pues, como dueños de establecimientos nocturnos, necesitamos salir de la terrible crisis económica en la que estamos inmersos por la pandemia”, argumentó.

Recordó que, con el intempestivo cierre de bares y discotecas a fínales del año pasado en Bucaramanga, tras la suspensión de los planes piloto debido a la alta ocupación de las camas UCI, sus inversiones económicas “se fueron al piso”.

“La administración nos instó a diseñar las logísticas de los planes de reapertura, nos hizo hacer múltiples inversiones y a las pocas semanas de los pilotos tuvimos que cerrar puertas. No es justo”, denunció.

La medida del pico y placa nocturno, propuesta por los comerciantes, “es para que los fines de semana podamos trabajar con la mitad del aforo de nuestros locales y de paso, los alcaldes les pongan punto final a las fiestas clandestinas e incluso al transporte informal”.

“La fórmula sería un alivio para nuestro gremio, que es el que paga impuestos. Queremos que la gente sea legal y que a nosotros, los de los bares, nos dejen trabajar los fines de semana hasta las 2 de la mañana y así alzar las ventas”, agregó.

“Acogeremos las determinaciones emitidas por el Ministerio de Salud, en donde se adopten todos los lineamientos para el manejo y la prevención de los riesgos de la COVID-19 en nuestros negocios y para el consumo de bebidas alcohólicas”, dijo.

Los dueños de bares y discotecas recalcaron que han facturado pérdidas millonarias “porque además de cerrar a las 10:00 p.m. los decretos siempre restringen las ventas en nuestros establecimientos comerciales”.

“Con una eventual reactivación se estima que serán más de 400 bares los que podrían abrir nuevamente sus puertas al público”, anotó.

Vale decir que antes de la pandemia existían 1.495 negocios de estos constituidos legalmente ante la Cámara de Comercio, y aproximadamente el 60% de ellos cerraron sus puertas definitivamente durante el virus.

La propuesta está en estudio
Al cierre de esta edición las autoridades locales no habían emitido pronunciamiento alguno sobre la propuesta de Unibares. Sin embargo, sí se sabe que la iniciativa no es del agrado de los motociclistas, quienes califican el singular planteamiento de Unibares como “impopular” y “salido de toda lógica”.
Vale la pena señalar que, según la propia Policía, en muchos sectores rurales del área metropolitana se están convocando fiestas electrónicas con decenas de invitados, las cuales duran hasta la madrugada.
“Estos eventos violan todas las medidas de orden público y de bioseguridad dispuestas por las autoridades para prevenir la propagación del coronavirus”, dijo Luis Felipe González Castro, gerente Departamental de la Estrategia Anti-COVID-19.
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por

Etiquetas

Lea también
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.