Miércoles 03 de Octubre de 2018 - 05:13 PM

“Lo que olió hoy toda Bucaramanga, nosotros lo soportamos todos los días”: habitantes de El Porvenir

Vanguardia.com visitó el barrio Porvenir, vecino del botadero. Sus habitantes contaron cómo es vivir a diario con los olores que inundaron a Bucaramanga.

Comparta este artículo ›

En límites con el Carrasco se encuentra la finca el Fical, una propiedad heredada a los hermanos Hernández por su padre. Ellos, desde hace años, soportan los malos olores que emanan del relleno sanitario. 

Aramis Hernández, dueño de la finca El Fical le contó a Vanguardia.com que “prácticamente nos están botando las basuras sobre la finca, por ese motivo nos tocó abandonar el predio. No he podido volver”.

A diferencia de Aramis, su hermana María Cristina prefirió quedarse en la finca y aprendió a vivir con el olor, “uno se acostumbra a percibirlo pero muy poco. Los oídos y la garganta me molestan pero a pesar de eso mi vida está aquí”, aseguró. 

Lea también: Emergencia ambiental por colapso de una celda de basura en El Carrasco

En repetidas ocasiones estos hermanos han pensado en vender la finca, pero aseguran que está totalmente desvalorizada por la cercanía con el basurero.

En la comuna 11 de Bucaramanga, también muy cerca del Carrasco, se encuentra el barrio Porvenir. Horacio Rey, presidente de una ONG ambientalista y habitante del sector, ha luchado por 17 años para encontrar una solución definitiva al problema de las basuras.

“Desafortunadamente, a raiz de nuestra lucha perdí el olfato. Además me aqueja una tos crónica producida por los malos olores expedidos por el Carrasco”, afirmó Rey. 

Una situación similar vive Bernarda Rodriguez, habitante desde hace 25 años del Porvenir, quien aseguró que a pesar de que los olores son constantes y no se siente cómoda, no abandonará el barrio por sus vecinos.

Le puede interesar: Cdmb dio el primer paso para reactivar obra en El Carrasco

“Todo el tiempo desde que vivo aquí han sido malos olores. No tenemos medio ambiente. Así como a Bucaramanga la despertó hoy el olor nauseabundo, a mí me pasa todos los días. He pensado en irme pero por estar luchando por la gente me he quedado”, relató. 

Habitantes de la zona, le aseguraron a Vanguardia.com que pese a estar 'acostumbrados' al olor, la emergencia de este miércoles fue muy grave, pues “no habíamos sentido una oleada tan horrible. El olor se hizo aún más insoportable”, aseguró Mario Rey, vecino de El Porvenir.

Publicidad

Publicada por: REDACCIÓN VANGUARDIA.COM
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.