miércoles, 15 septiembre 2021
viernes 09 de abril de 2021 - 12:00 AM

Video: Cdmb selló empresa y obra, por incumplir normativa ambiental

La autoridad ambiental encontró, según cada caso, incumplimiento en el Plan para la Reducción del Impacto por Olores Ofensivos y presuntas afectaciones ambientales en zona de páramo.
Escuchar este artículo

Con el acompañamiento de la Policía Metropolitana de Bucaramanga, la Corporación Autónoma Regional para la Defensa de la Meseta de Bucaramanga, Cdmb, llegó ayer hasta la empresa Harinagro S.A., para realizar seguimiento y control al cumplimiento del Plan para la Reducción del Impacto por Olores Ofensivos, Prio. Como resultado de esta actividad, se ordenó la suspensión temporal de actividades.


Diego Armando Barajas, coordinador del Grupo Élite Ambiental, GEA, comunicó que para este procedimiento se articularon dos coordinaciones de la Subdirección de Evaluación y Control Ambiental de la Corporación, quienes desde noviembre del año pasado vienen realizando visitas de seguimiento y control, como respuesta a las múltiples denuncias por emisión de olores ofensivos desde esta empresa.

En noviembre, según información suministrada, se encontraron algunas inconsistencias e incumplimientos del Prio. Básicamente en cuatro temas: higienización de las zonas donde se establece la actividad económica, control de calidad de los insumos y subproductos porque se encontró material en descomposición, hermetización de las instalaciones, y emisiones de vapores y gases que son difusos.

“El jueves volvimos a hacer una nueva visita con un equipo interdisciplinario, para que no se desvirtúe el análisis técnico, y se encuentra que persisten algunas de las inconsistencias que se encontraron en la visita de noviembre. Se tomó la determinación de imponer una medida de suspensión temporal de actividades porque hay un incumplimiento en el Prio. Esta medida terminará generando un proceso administrativo sancionatorio”, comentó el funcionario.

Cabe resaltar que el Consejo de Estado, mediante sentencia del 13 de junio de 2019, con ponencia del magistrado Roberto Augusto Serrato Valdez, resolvió amparar los derechos colectivos al medio ambiente sano y a la salubridad pública de los bumangueses, los cuales estaban siendo vulnerados de manera continúa por las sociedades comerciales Harinagro S.A., Sandesol S.A. E.S.P., Avidesa Mac Pollo S.A., Sebosander S.A.S. y Coingra S.A.S.; asimismo por el Municipio de Bucaramanga y la Cdmb.

El fallo surgió en el contexto de un medio de control de protección de los derechos e intereses colectivos, promovido por Diego Armando Páez Sierra, Juan Andrés Lizarazo Barajas, Juan Carlos Ariza Macías y Alí Omar García, quienes con el aval de la Clínica Jurídica de la Universidad Cooperativa de Colombia, presidida por la docente Amalia Tapias Tapias, interpusieron una acción popular el 1 de septiembre de 2015, ante el Tribunal Administrativo de Santander, en contra de estas empresas debido a los olores ofensivos que se percibían en el municipio y su área metropolitana desde hace varios años.

En la demanda se argumentó que en la Zona Industrial de Bucaramanga las sociedades demandadas desarrollaban sus actividades principales, las cuales requieren del procesamiento de productos y subproductos animales, tales como sangre, vísceras, plumas, huevos no eclosionados y/o picoteados, mortalidades de aves, aves descartadas, huesos, cebo y grasas animales, para transformarlos en harinas, grasas y aceites comestibles y para uso y comercialización como alimento concentrado para animales. Dichos procedimientos implican someter la materia prima a tratamientos térmicos, durante los cuales se emiten olores ofensivos.


Lea también: Metrolínea cerró 2020 con pérdidas por $102.850 millones


En zona de páramo

Por otra parte, la autoridad ambiental confirmó que, en otra instancia, se procedió con la suspensión temporal de actividades de un proyecto de inversión que ya se encuentra en proceso de construcción, con el fin de prevenir presuntas afectaciones ambientales.

Según la Corporación, después de una inspección ocular realizada en la tarde del pasado miércoles, “se inició proceso administrativo sancionatorio tras encontrarse procesos constructivos activos en zona del Páramo de Santurbán - Bosque Andino. Una zona con determinante ambiental de Distrito de Manejo Integrado”.

Este proyecto, ubicado en el corregimiento de Berlín, municipio de Tona, consiste básicamente en la construcción de 20 cabañas y dos vías de intercomunicación en un perímetro de tres hectáreas aproximadamente.

El coordinador del GEA manifestó que cuando se llegó al lugar se observó que las obras en la zona incluyen cimentaciones y mampostería. Además, el material (recebo) para la nivelación de los lotes se está sacando de una cantera que está en la parte posterior del predio.

“Para esta intervención en particular se requieren permisos de la Agencia Nacional Minera y en el momento del operativo no se presentaron”, indicó.

De acuerdo con el funcionario, el sello no se levantará hasta que no se adelante toda la revisión técnica y jurídica pertinente, pues las tres hectáreas que son objeto de intervención tienen unas limitantes, porque según el Plan de Ordenamiento Territorial de Tona esta es zona de páramo y bosque alto andino, además hace parte del Distrito de Manejo Integrado, DMI.

“Procedimos de esta manera para salvaguardar derechos colectivos y ambientales, así que estamos hablando de una orden preventiva, una suspensión temporal. Actuamos conforme la ley nos lo permite para evitar un presunto daño ambiental irreparable. Estamos hablando de una zona de páramo que es frágil, sensible”, concluyó el coordinador del GEA.

Frente a este procedimiento, el gerente y propietario del proyecto expresó que respeta las decisiones de las autoridades y se está a la espera de la notificación oficial de los actos administrativos.

Aclaró que “desde el 25 de noviembre de 2020 tenemos licencia de construcción debidamente ejecutoriada otorgada por el Municipio de Tona. Asimismo, informamos que desde 11 de noviembre de 2020 enviamos la totalidad del proyecto a la Cdmb, en donde solicitamos los lineamientos ambientales para la obra”.

Sin embargo, ante la no respuesta por parte de la entidad, se reiteró nuevamente dicha solicitud radicando un derecho de petición el 2 de marzo de 2021 ante la Cdmb, y en carta respondieron que no es competencia de la Corporación esta clase de proyectos.

“El pasado 27 de marzo nuevamente se solicitó el acompañamiento de la Cdmb, y personalmente el pasado lunes 5 de abril presenté los documentos y licencias del proyecto ante el Coordinador de SEYCA (Subdirección de Evaluación y Control Ambiental), quien días anteriores había visitado el proyecto. La misma Cdmb expresó que el predio se encuentra dentro de la zonificación de producción correspondiente a la zonificación ambiental del DMI”, acotó.

El gerente y propietario fue enfático en decir que el proyecto no es una parcelación. Después de obtenerse la respectiva licencia de construcción, empezó la ejecución de la obra.


DATO: El DMI (Distrito de Manejo Integrado de los Recursos Naturales Renovables) de Berlín abarca un área de 44.272 hectáreas.

Suscríbete
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Image
Ingrid Paola Albis Pérez

Periodista egresada de la Universidad Pontificia Bolivariana. Miembro de Vanguardia desde 2010. Trabajó con Q’hubo Barrancabermeja en 2016 cubriendo temas judiciales. En la actualidad es reportera de la sección Área Metro, apoya en la elaboración de contenidos digitales y transmisiones en directo y es la encargada de la campaña ‘No te quedes callada, denuncia si fuiste agredida’ donde se manejan temas de violencia contra la mujer.

@PaolaAlbis

ialbis@vanguardia.com

Lea también