sábado, 06 agosto 2022
viernes 25 de febrero de 2022 - 8:45 AM

Video: El desesperado clamor de una madre por la seguridad de los estudiantes de Bucaramanga

Mientras el Subcomandante de la Policía Metropolitana de Bucaramanga aguardaba en la Estación de Servicio ‘Los Búcaros’, para dar una rueda de prensa, decenas de padres de familia llegaron al lugar para pedir seguridad, una madre de familia tomó la vocería.

Después de lo que ocurrió este jueves, al interior del túnel del Mesón de los Búcaros, en donde la joven Nickol Valentina fue apuñalada en tres oportunidades por robarle un celular, cerca de 300 estudiantes y varios padres de familia acudieron a un plantón.

En la Estación de Policía ‘Los Búcaros’, las autoridades esperaban a los medios de comunicación para entregar declaraciones en una rueda de prensa.

En ese momento, los padres de familia llegaron al lugar. Luz Dary López, madre de dos estudiantes de noveno y décimo grado de la Escuela Normal y miembro del Consejo de Padres, tomó la vocería y le habló al Subcomandante.

En medio del llanto le reclamó al Subcomandante por qué no hay presencia de ellos en el sector.

“Hasta las 7:00 a.m. prendieron las luces, ¿Por qué ahora si están todos presentes? Ahora si tenemos a toda la policía junta. Ayúdenos y por favor escúchenos. Entendemos el trabajo que ustedes tienen, delicado y peligroso. El dolor es muy grande, le pedimos de manera respetuosa que nos ayuden”.

En diálogo con Vanguardia, Luz Dary relató que muchas veces habían solicitado el acompañamiento de las autoridades en la zona, pues sus hijos están en constante peligro.

“Muchas veces se han enviado derechos de petición, hemos pedido a gritos que den seguridad a los niños, que nos den un tiempo a la hora de la salida, hay un foco de inseguridad, el Parque de los niños es terrible. No es justo que hasta que pasó esta tragedia ahora si hay policía por todos lados. Me duele en el alma lo que pasó, por culpa de la negligencia de las autoridades”, agregó.

La carta que enviaron el 25 de enero

Hace un mes exactamente, una ciudadana, a quien por seguridad le reservamos la identidad, radicó un derecho de petición ante el alcalde Juan Carlos Cárdenas, en donde le exponía la situación que se registraba constantemente en el puente peatonal de la carrera 27 y la calle 30, frente a la institución educativa.

En el documento, se menciona que “el desaseo y la presencia permanente de habitantes de calle hace imposible y temeroso el uso peatonal de la comunidad escolar, residentes y visitantes del sector”.

Allí mismo, la mujer detalló que ese 25 de enero “en el semáforo de la carrera 27 con calle 32, cuatro alumnas de la Escuela Normal y una mamá casi fueron accidentadas por un vehículo que no hizo caso a la señal de pare del semáforo en rojo, por evitar pasar el puente que tiene malos olores y personas desconocidas en mal estado”.

“Como ciudadana de este municipio solicito se sirva brindar atención urgente y se ordene el aseo pertinente, el mantenimiento del mismo, desalojo de las personas y se brinde seguridad y vigilancia”, se lee en la carta.

Manifestó además, que cerca de cuatro mil estudiantes, personal del Hospital Universitario Los Comuneros y demás personas que se movilizan por el sector se sienten vulnerables y en riesgo por lo anteriormente mencionado.

Un mes después, una estudiante de la Escuela Normal falleció a manos de la delincuencia.

$!Video: El desesperado clamor de una madre por la seguridad de los estudiantes de Bucaramanga
Suscríbete
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también