miércoles, 28 septiembre 2022
viernes 20 de agosto de 2021 - 5:45 PM

Interponen incidente de desacato a desalojo en asentamientos de Nuevo Girón

Con una acción de tutela el pasado 13 de agosto se frenó el desalojo de los habitantes del barrio Nuevo Girón. Sin embargo la alcaldía de Girón volvió a ordenar el desalojo de los habitantes, desacatando la decisión del Juzgado Segundo Civil Municipal de Girón. Ante ello se interpuso una nueva acción judicial.

Más de mil personas que invadieron un predio en Nuevo Girón fueron desalojadas la semana pasada por las autoridades del municipio.

Dicho operativo se llevó a cabo con presencia de diversas autoridades del gobierno local y según Juan Carlos Pinto, secretario de Seguridad y Convivencia Ciudadana, desde enero de 2021 más de mil familias habían sido notificadas que debían abandonar la zona, “debido al alto riesgo de derrumbes e inundaciones al que está expuesto este lugar".

Sin embargo, entre la comunidad de esta zona la decisión no cayó muy bien, por eso asesorados por el equipo jurídico de la Brigada Médica Universitaria interpusieron una acción de tutela el pasado 13 de agosto para frenar el desalojo forzoso de los habitantes del barrio Nuevo Girón.

El Juzgado Segundo Civil Municipal de Girón concedió la media de manera provisional.

Pese a lo anterior, el pasado jueves 19 de agosto, la administración municipal volvió a ordenar el desalojo de los habitantes, desacatando la providencia judicial emitida por el Juzgado Segundo de Girón.

Miguel Mauricio Galindo, abogado y miembro del equipo jurídico de la Brigada Médica Universitaria explicó que ante el incumplimiento de la orden del juez, como equipo jurídico y en defensa de los Derechos Humanos "interpusimos un incidente de desacato el cual tiene como finalidad advertirle al juzgado que la administración municipal de Girón no acató la medida provisional y que proceda según lo dispone el art. 52 del decreto 2591 del 91, que reglamenta la acción de tutela en Colombia, y que puede resultar, si persiste el incumplimiento de la medida provisional, en arresto y multa”, dijo.

Según el abogado, la acción de tutela fue interpuesta principalmente por "la violación no solo del ordenamiento jurídico que reglamenta este tipo de medidas sino también la violación flagrante de los derechos humanos de todos los habitantes del barrio Nuevo Girón".

Relató que "sin mediar aviso, llegaron efectivos del Esmad a las 4:00 a.m. del miércoles 13 de agosto, disparando gases lacrimógenos y bombas aturdidoras, sin contar que había mujeres embarazadas, niños y niñas, personas de avanzada edad y personas con discapacidades físicas. Ese mismo día, tuvieron que remitir a dos niños de 3 y 4 años y a una niña que no superaba el año de edad por inhalación de gases lacrimógenos. Es por eso que decidimos interponer la acción de tutela y pedir la medida provisional para suspender el desalojo arbitrario", agregó.

Además, el abogado indicó que el desalojo no procedía porque “este tipo de procedimientos deben agotar ciertas instancias para que se hagan efectivos y sean legales, como por ejemplo, la notificación de las personas que habitan el territorio, notificación que en este caso no se surtió", explicó.

Si bien es claro que los asentamientos están sobre un terreno de la administración, están en desacuerdo con el proceder de las autoridades.

¿Qué se pidió en la acción de tutela?

De acuerdo con el abogado Miguel Mauricio Galindo lo que se pedía con la figura legal interpuesta fue un corredor humanitario para conocer cada caso en particular por parte de la administración, ya que en los asentamientos se encuentran personas de especial protección constitucional como desplazados por la violencia, mujeres en estado de gestación, personas con discapacidad física y niños y adolescentes.

"También pedimos la intervención urgente de la Defensa Civil y la Cruz Roja Internacional, que se priorice la atención de las personas afectadas físicamente por la represión de la administración municipal en los centros médicos del Área Metropolitana y que se cree una mesa de diálogo entre la administración y los habitantes del barrio Nuevo Girón, protocolizada por la Defensoría del Pueblo y la Personería departamental, con el fin garantizar los derechos de todos los habitantes del barrio", señaló.

El incidente de desacato ya fue admitido, se abrió el proceso y se dio un aviso a la administración de Girón con el propósito de pedirle un informe de por qué desacató la orden de la medida provisional.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también