Viernes 07 de Diciembre de 2018 - 10:42 AM

Dos soldados heridos al caer en campo minado en Hacarí, Norte de Santander

En un centro médico se recuperan dos uniformados adscritos a la Fuerza de Despliegue Rápido N°3 del Ejército Nacional, luego de resultar heridos por la activación de un artefacto explosivo instalado por el Ejército de Liberación Nacional (Eln).

Comparta este artículo ›

Colprensa / VANGUARDIA LIBERAL
Dos soldados heridos al caer en campo minado en Hacarí, Norte de Santander
(Foto: Colprensa / VANGUARDIA LIBERAL)

Dos soldados con heridas en sus extremidades inferiores dejó la activación de un campo minado al parecer instalado por el Eln en zona rural de Hacarí, región de Catatumbo, Norte de Santander.

Según informó la Segunda División del Ejército, tropas adscritas a la Fuerza de Despliegue Rápido N°3, que se encontraban en operaciones militares en zona rural de la vereda San Cayetano del mencionado municipio, cayeron en un campo que había sido minado por el grupo insurgente.

“La oportuna acción de los enfermeros de combate lograron estabilizar a los soldados profesionales, quienes fueron trasladados a un centro médico, donde a esta hora reciben atención médica especializada”, puntualizó la institución por medio de un comunicado.

Lea además: Cinco mil soldados para combatir narcos y grupos armados en El Catatumbo

El pasado martes, también en zona rural de Hacarí, un campesino resultó herido al activar también una mina antipersonal cuando perseguía uno de los animales de su finca.

Habitantes de esa zona habían denunciado a EL COLOMBIANO que la disputa que mantienen las guerrillas del Eln y Epl mantiene sin garantías a la población por la cantidad de explosivos que han sido dejados en los caminos rurales de esa región del país.

Publicidad

Publicada por: COLPRENSA, MEDELLÍN
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.