jueves, 01 diciembre 2022
lunes 26 de septiembre de 2022 - 6:35 AM

Así está la logística para el reinicio del intercambio comercial

Los preparativos para la esperada reapertura de la frontera con Venezuela corrieron a toda prisa durante los últimos días, a fin de ajustar una logística en la que reinaron las carreras y algunas improvisaciones.

Aunque los empresarios, las autoridades regionales y los gremios de lado y lado de la frontera preparaban desde hace dos años el escenario de una reactivación económica que pidieron a gritos, pero que no tuvo eco en el gobierno anterior, no contaban con que el banderazo para el restablecimiento del intercambio comercial iba a darse tan rápido, tras la llegada de Gustavo Petro a la Presidencia, y menos que la respuesta sería, igualmente, positiva por parte de su homólogo venezolano, Nicolás Maduro.

“Lo importante es darle fuerza a una promesa de campaña en sus primeros cien días de gobierno”, admitió el embajador de Colombia en Venezuela, Armando Benedetti.

Acuerdos de frontera, reuniones intergremiales, inspecciones a los puentes internacionales, algunas revisiones de agendas, encuentros en puntos estratégicos de Norte de Santander y el estado Táchira para acondicionar el paso de carga y en últimas, la adecuación de los pasos limítrofes y vías alternas de La Parada, prepararon la fiesta para hoy, cuando se espera que después de siete años, Venezuela y Colombia estrechen nuevamente sus lazos comerciales.

Según se tiene previsto, el transporte de carga comenzará a circular por los puentes internacionales Simón Bolívar, en Villa del Rosario, y Francisco de Paula Santander, en Cúcuta.

Enviados de los Ministerios de Comercio, Industria y Turismo, de Transporte y de Relaciones Exteriores, la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales (Dian), Migración Colombia, el Instituto Colombiano Agropecuario (ICA), el Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos (Invima), el Instituto Nacional de Vías (Invías) y sus pares vecinos en Venezuela, junto a las Alcaldías de Cúcuta, Villa del Rosario, y la Gobernación de Norte de Santander, han dado garantías de que todo está listo para la reapertura.

No obstante, la expectativa que ha rodeado este relanzamiento comercial entre dos países que históricamente han vivido del intercambio, está rodeada también de muchas dudas, como quiera que la misma premura con que se ha dado el proceso, ha conllevado a un alistamiento sobre la marcha.

Si bien se ha dicho que ya todo está preparado para lo que se viene, las preguntas crecieron el pasado viernes, luego de que el propio Benedetti le bajara un poco el tono a la efervescencia con que es esperado este momento, al asegurar que esta sería una reapertura “más que todo simbólica”.

En La Opinión les contamos lo que está listo, lo que queda pendiente, lo que puede avanzar pronto y lo que deberá esperar más tiempo para que una completa reactivación del transporte por la frontera. Aplicando el diagrama de semáforo, este es el panorama:

Plataformas aduaneras: Semáforo verde

Víctor Bautista, secretario de Fronteras y Cooperación Internacional, informó que las plataformas aduaneras de ambos países ya están habilitadas para cualquier empresario que quiera hacer su exportación.

Ingrid Díaz, directora de aduanas de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales (Dian), informó ayer que todo estaba listo y que “los exportadores colombianos están ingresando a los depósitos para hacer las verificaciones, con el fin de que mañana pasen los puentes sin ningún inconveniente”.

Dijo que las plataformas están habilitadas desde la semana pasada y que tienen 38 funcionarios de la Dian en su seccional de Aduanas de Cúcuta, dispuestos para la apertura. “Estaremos trabajando en un horario de 10:00 de la mañana hasta las 7:00 de la noche”, afirmó.

La funcionaria declaró que las garitas están habilitadas para la exportación y que hoy saldrán hacia Venezuela cuatro camiones cargados con plásticos, papeles higiénicos, servilletas y estaban previendo si podían enviar insumos médicos. De Venezuela hacia Colombia esperan recibir aluminios.

Depósitos y almacenadoras: semáforo amarillo

El proceso de exportación tiene una ruta que va desde la salida de la mercancía desde cualquier bodega del país hacia Cúcuta, donde deben realizarse los trámites aduaneros, a través de la agencia aduanal, agencia de carga, las almacenadoras en la zona franca de Cúcuta y los depósitos habilitados.

Antes del cierre de la frontera en la ciudad había unos 15 depósitos privados habilitados, pero en este momento solo cuentan con uno y el que habilite la Dian para el proceso. Esas empresas que cerraron por la ruptura de relaciones comerciales ya han mostrado interés de volver a la región y urge que se retomen esos procesos, porque un solo depósito aduanero no será suficiente para cubrir la demanda.

“Hay almacenadoras que tienen sucursales en Bogotá y otras ciudades que están proyectándose para retornar porque un solo depósito no va a dar abasto. Se necesitaban para ver una fluidez cuando todo se normalice y no haya retrasos, yo estimo como mínimo unas seis”, dijo Diego Bohórquez Durán, líder de exportaciones de transportes Cóndor Sas, la empresa que hará hoy el primer envío.

Puentes internacionales: semáforo en amarillo

En Norte de Santander existen cuatro pasos fronterizos, específicamente en los municipios de Villa del Rosario, Cúcuta y Puerto Santander, pero se anunció que el paso de carga a partir de hoy solo se habilitará por los puentes internacionales Simón Bolívar y Francisco de Paula Santander.

El puente internacional Simón Bolívar que comunica a Villa del Rosario con San Antonio tiene una movilidad promedio de 30 mil personas. El instituto Nacional de Vías (Invías) adelantó revisiones de peritaje estructural y con Venezuela se acordó la necesidad de una intervención a partir del 2023, para reforzar la cimentación y corregir cualquier efecto generado por excavación.

Leonel Valero, director regional de Invías, dijo que el paso de transporte de carga será restringido. Solo se permitirá la movilidad de una tractomula, en un solo sentido (alternando de lado y lado), es decir, por ahora no podrán transitar dos camiones a la vez. Además, estos tendrán como límite las 30.000 toneladas de carga.

El puente Francisco de Paula Santander que comunica a Cúcuta con Ureña no tiene fallas estructurales. Sin embargo, Venezuela hará una inspección porque en ese lado se prolonga el mayor caudal del río Táchira.

El puente de La Unión que conecta a Puerto Santander con Boca de Grita, moviliza unas 8.000 personas diarias, pero no será habilitado para el transporte de carga.

Entre tanto, el puente de Tienditas, aunque está nuevo, por ahora no goza del estatus de puente internacional. Además, necesita revisiones de temas eléctricos y conexiones internas, y que la DIAN y otras entidades como el ICA, Invima, la Policía Fiscal y Aduanera (Polfa) y Antinarcóticos hagan el traslado de sus oficinas allí con escritorios, insumos y sistemas de operación.

Acuerdo binacional de transporte: semáforo en rojo

Desde hace seis años Colombia tiene un acuerdo de transporte con Venezuela que establece los términos y condiciones aplicables al servicio de transporte internacional. Este ya fue aprobado por la Asamblea Nacional venezolana, pero el gobierno Iván Duque no lo presentó al Congreso. El objetivo es ratificarlo próximamente en el legislativo colombiano.

Por ahora el proceso será un “espejo” de como se ha venido haciendo por Paraguachón. “Estamos de acuerdo en conciliar los horarios porque hay dos temas que regular”, dijo Víctor Méndez, representante de la Cámara Colombo Venezolana.

El primero de ellos es la carga, pues hay alguna que por su naturaleza tiene unas condiciones especiales de traslado y no podría transportarse de noche, además de las pólizas de seguro que se requieren para proteger las tractomulas.

El segundo punto tiene que ver con la movilidad de peatones. “Hay que proteger a las personas y creo que se manejará de manera que cuando haya mayor flujo de personas no pasan los camiones. Todo es llegar a un consenso. Lo importante es reactivar la región”, mencionó.

Seguridad en la frontera: semáforo en amarillo

En las distintas mesas de trabajo que se adelantaron como parte del alistamiento para la apertura de la frontera se insistió en la necesidad de reforzar los operativos de control. Sin embargo, el coronel Juan Carlos Ramírez, comandante (E) de la Policía Metropolitana de Cúcuta, dijo que el servicio de policía “está garantizado”.

Ramírez afirmó que la presencia de la policía en la zona no ha disminuido a pesar del cierre que se mantuvo desde el 2015 y en esta oportunidad no será distinto. “Están dadas todas las condiciones de seguridad para retomar el transporte de carga”, afirmó.

Por su parte, el gobernador del estado Táchira, Freddy Bernal, dijo este sábado que tendrá un operativo de reforzamiento del pie de fuerza, aumentando la presencia de funcionarios de la Policía Nacional Bolivariana y Politáchira en el eje Táchira -Norte de Santander.

Más allá de los dispositivos que se están preparando para la reapertura de los puentes internacionales, está pendiente que se comiencen a definir estrategias entre los gobiernos de Colombia y Venezuela para hacerle frente al accionar de los grupos armados y criminales que se han apoderado del corredor fronterizo y que durante el cierre mantuvieron el control de las trochas.

El sábado, los ministros de Defensa de Colombia, Iván Velásquez, y de Venezuela, Vladimir Padrino, dieron un primer paso en ese sentido, al reunirse en estado Táchira para avanzar en esas conversaciones.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también