jueves, 11 agosto 2022
viernes 10 de junio de 2022 - 4:42 PM

“Cabuyo”, jefe de disidencias de las Farc en Antioquia, murió en operativo militar

El cabecilla del frente 36 salió de su refugio en el Norte de Antioquia, al parecer por grave enfermedad, y fue dado de baja en el Valle de Aburrá.

En un operativo realizado por la Séptima División del Ejército y el CTI de la Fiscalía en el municipio antioqueño de Barbosa, murió Ricardo Abel Ayala Orrego, alias Cabuyo, cabecilla de la disidencia del frente 36 de las Farc.

De acuerdo con la información preliminar de fuentes cercanas al caso, los hechos ocurrieron en la tarde de este viernes en la vereda La Herradura, en la citada localidad del norte del Valle de Aburrá.

En el sitio se presentó un enfrentamiento entre el sospechoso y las tropas de la Cuarta Brigada, en el que fue dado de baja. Las autoridades confirmaron su identidad mediante el procedimiento de dactiloscopia (análisis de huellas digitales).

Según un reporte inicial conocido por este diario, tras el intercambio de disparos fue detenido un supuesto escolta de “Cabuyo”, llamado Jairo Alberto Galeano Zapata. De igual manera, fueron incautados un fusil y pistolas.

Lea aquí: Corte avala extradición de alias Falcon, el extravagante capo del Clan del Golfo

El operativo fue celebrado por el presidente Iván Duque, quien trinó en su cuenta de Twitter: “A los narcoterroristas que amedrentan al pueblo colombiano les seguimos demostrando que no tienen lugar donde esconderse. Gracias a la labor de nuestro @COL_EJERCITO fue neutralizado alias Cabuyo, cabecilla de las disidencias de las Farc GAOr 36”.

“Cabuyo”, de 29 años, era uno de los delincuentes más buscados de Antioquia. A la fecha había sobrevivido a 10 operaciones militares, incluyendo un bombardeo del que salió herido en 2018, y los disparos de un tirador de alta precisión en febrero de 2021, que también lo dejaron gravemente lesionado.

Su escondite era el cañón de San Pablo, una depresión montañosa con entradas y salidas por cuatro municipios: Guadalupe, Anorí, Campamento y Angostura, en el Norte de Antioquia.

Por el momento se desconoce por qué salió de su área de retaguardia para ir al Valle de Aburrá. Una de las hipótesis, según fuentes judiciales, es que estaba muy enfermo, como consecuencia de las heridas que le dejaron los operativos anteriores.

Galeano Zapata, quien estaba a su lado en el momento de la muerte, era supuestamente uno de sus hombres de confianza. Pasó de arreglarle motos en el cañón de San Pablo, a cuidarlo y llevarle los medicamentos al escondite.

Lea también: Joven que mató a un niño por disputa de videojuegos aceptó cargos

Prontuario criminal

Ayala se hizo conocido públicamente durante los diálogos de paz de La Habana, cuando fue seleccionado para coordinar un programa piloto de desminado humanitario en la vereda El Orejón, en el municipio de Briceño. Sin embargo, cuando se firmó el acuerdo de paz entre las Farc y el gobierno de Juan Manuel Santos, desertó del proceso y siguió delinquiendo.

La disidencia del frente 36 de las Farc actúa en las subregiones del Norte y el Nordeste, donde se dedica al tráfico de narcóticos y de armas, la minería ilegal, el sicariato y la extorsión, entre otros delitos.

En la lista de crímenes de esta organización está el ataque armado contra una comisión de trabajadores de la empresa minera Continental Gold, el 20 de septiembre de 2018, en el corregimiento Ochalí, del municipio de Yarumal. En el hecho murieron los geólogos Camilo Andrés Tirado Farak, Henry Mauricio Martínez Gómez y Laura Alejandra Flórez Aguirre; tres de sus colegas quedaron heridos.

Lea aquí: Atentado en Caquetá, deja tres personas muertas entre ellas un menor de edad

También se les endilga la masacre de cuatro jóvenes en el municipio de Anorí, perpetrada el 2 de octubre de 2021. Las víctimas fueron raptadas en el casco urbano y llevadas a un paraje rural conocido como San Gregorio, donde fueron fusiladas. Los difuntos fueron los hermanos Yeiner Alexis y Yéferson Hernández Ceballos, de 20 y 19 años; Hernán David López Úsuga, de 20; y Yober Ernesto Londoño Gallego, de 15.

Al igual que la desaparición forzada y el asesinato del líder social Didier Humberto Agudelo, en la vereda La Frijolera, de Campamento.

Además de esto, por cuenta de sus brutales enfrentamientos contra el Clan del Golfo, la organización terrorista generó desplazamientos forzados de comunidades campesinas.

Ahora las autoridades se concentran en buscar a su posible sucesor al frente de la disidencia del frente 36. Todo apunta a que sería su primo Édgar de Jesús Orrego Arango, alias “Leo” o “Firu”, quien tiene orden de captura por varios delitos.

Suscríbete
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también