sábado, 19 septiembre 2020
martes 15 de septiembre de 2020 - 12:00 AM

Con las masacres, Colombia vive la degradación del conflicto

El hecho más reciente se registró en El Carmen de Bolívar. El ministro de Defensa, Carlos Holmes Trujillo, dijo que a ese municipio llegará un grupo de comandos urbanos de Fuerzas Especiales Navales y además se instalará un puesto de mando del Batallón de Infantería N° 13.
Escuchar este artículo

La ola de masacres que desangra a Colombia abrió nuevamente el debate y la mirada de organismos de Derechos Humanos sobre lo que ocurre, especialmente, en zonas como Arauca, Cauca y Nariño.

Un reciente informe del Instituto de Estudios para el Desarrollo y la Paz, Indepaz, señala que en lo que va de este año han sido perpetradas 51 masacres en 17 de los 32 departamentos del país y la lista la encabeza Antioquia, seguido por Nariño y Cauca.

Y aunque las masacres no son nuevas en el país porque se han registrado desde cuando se daba el accionar de los paramilitares y de las Farc, durante los meses de julio y agosto se han reportado hechos que volvieron a llamar la atención no solo de las autoridades, sino de la comunidad en general.

Lea también: Unesco alerta sobre incremento de ataques a periodistas que cubren protestas

Una de las acciones violentas que sacudió al país fue el asesinato de cinco menores en Llano Verde en Cali y posteriormente, el de ocho jóvenes en Samaniego, Nariño.

Para Camilo González Posso, presidente del Instituto de Estudios para el Desarrollo y la Paz, Indepaz, quien llamó la atención sobre las masacres en el país fueron las Naciones Unidas, pero la situación se disparó, en estos meses, pese a la pandemia que se vive en el país.

De acuerdo con González Posso, lo que se está viviendo en diversas zonas de Colombia tiene que ver con grupos armados ilegales, narcoparamilitares, el Clan del Golfo y grupos residuales, pero sumando significa como el 20% de los casos y la mayor parte lo hacen sicarios, es una situación de exacerbación de delincuencia común.

De otra parte, el presidente de Indepaz precisa “hay que diferenciar, no son las mismas masacres que se registraron cuando la ola de los paramilitares, porque en ese momento eran parte de una lógica del control de territorios en acción contrainsurgente en complicidades con agentes del Estado, las de ahora son de la mafia y delincuencia común”.

Rebrote de conflictividad

“Hay una multiplicidad de criminalidades que nunca se fueron y que tal vez no se veía de la manera en la que se debieron atender con políticas públicas por el conflicto con las Farc y eso es lo que se ve hoy en día”. De esta manera explica Jorge Restrepo, docente de la Javeriana, las masacres u homicidos colectivos que se han incrementado en algunas zonas del país.

Asegura Restrepo que Colombia está en una situación en donde hay grandes logros en seguridad, muchos de ellos asociados a la terminación del conflicto con las Farc, pero al mismo tiempo se registra un rebrote de conflictividades en los territorios por tierras, por la explotación artesanal de oro, la migración, la trata de personas, el trafico de narcóticos y los cultivos de hoja de coca.

“El proceso de paz con las Farc, por su éxito de llevar a cero la violencia del conflicto con esa guerrrilla, ahora permite ver otras formas de violencia que estaban ocultas y algunas se han intensificado”, argumenta el docente de la Javeriana.

$!Con las masacres, Colombia vive la degradación del conflicto
$!Con las masacres, Colombia vive la degradación del conflicto
Según expertos, en una masacre la persona está en estado de indefensión. Hay entidades que las cuentan a partir de tres víctimas y otras de cuatro. De allí la diferencia en las cifras.
Factores de la violencia
Rosembert Ariza, docente de la Universidad Nacional y experto en conflicto, considera que el tema de las masacres obedece a varios factores como el narcotráfico, la minería ilegal y la lucha por los territorios.
Estos tres elementos siguen presentes y se han agudizado por lo que sucedió con el proceso de paz, los espacios que cedió las Farc y las disidencias que regresan a retomarlos, la confrontación con el Eln, la lucha con los carteles, especialmente, en el pacifico con el cartel de Sinaloa y, hay que agregar otro elemento a la disputa (muy evidente en el Pacífico) y es el relacionado con los narco-políticos.
Al resurgir de las masacres, precisa el docente de la Nacional, hay que sumarle que el Estado no tiene el control del territorio e incluso es débil en algunas zonas del país como el Cauca, Nariño, la Costa y el Catatumbo.
Precisa Ariza que la reaparición de las masacres a lo largo y ancho del país refleja la degradación del conflicto armado.
Adicionalmente, en algunas zonas también se evidencia otro elemento como la limpieza social, que es un fenómeno permanente en Colombia, que aparece colateralmente y se hace de manera selectiva en las regiones.
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.