miércoles, 08 diciembre 2021
jueves 25 de noviembre de 2021 - 9:01 PM

El 95 % de las personas reincorporadas siguen en el proceso tras los acuerdos

Desde la firma del Acuerdo Final de Paz, aproximadamente 13.000 personas, entre mujeres y hombres que pertenecían a las extintas Farc-ep, han sentado las bases de un proceso de reincorporación para dejar atrás las armas y a pesar de las dificultades que eso implica, están transitando a la vida civil.
Escuchar este artículo

Según datos de la Agencia para la Reincorporación y la Normalización (ARN) “hoy los excombatientes avanzan en sus estudios de primaria, bachillerato y universidad, reciben títulos técnicos que fortalecen sus ideas de negocio; tienen iniciativas productivas propias y también sacan adelante iniciativas productivas propias”.

De 12.925 personas acreditadas en proceso de reincorporación, 12.557 siguen apostando por la paz, mientras que solo 368 personas se desvincularon del proceso.

Entre tanto, 95,4% de las personas que siguen en su proceso de reincorporación, manifiestan tener interés en un proyecto productivo como proyecto de vida y el 73,3% se siente optimista sobre su futuro.

Con el objetivo de finalizar la etapa transitoria de los antiguos ETCR, durante estos años, se han adquirido predios para la reincorporación, a fin de generar arraigo, por medio del acceso a tierra.

En cuanto a los beneficios económicos, los excombatientes cuentan con una Asignación Única de normalización, la Renta Básica, el Capital para Proyectos Productivos, en los que se le brinda 8 millones de pesos a cada persona en reincorporación con el propósito de una idea de negocio.

Hasta el momento, 3.660 proyectos productivos han sido aprobados, de estos, 3.560 de estos se tratan de proyectos individuales y 100 colectivos.

Lea: Víctimas de minas antipersonal piden ser tenidos en cuenta por la JEP

Sin embargo, siguen habiendo grandes retos sobre la tierra y vivienda digna. Se han comprado 18 territorios con el fin de avanzar hacia la consolidación de los 24 antiguos ETCR donde habitan más de 2.000 exintegrantes de las Farc-ep. Y se han gestionado 9 predios para el desarrollo de proyectos productivos, ubicados en los departamentos de Antioquia, Valle del Cauca, Huila, Meta y Cundinamarca.

En lo referente a la educación, en la básica primaria y secundaria, los excombatientes cuentan con un maestro itinerante, una propuesta educativa en la que la escuela es quién visita al estudiante, permitiendo una nueva oportunidad de aprendizaje. La metodología corresponde al modelo de la Universidad Nacional Abierta y a Distancia y en ella se benefician las personas que viven en zonas rurales y apartadas.

Así mismo, existe el modelo de ‘tejiendo saberes’, una propuesta para la educación en la que se organizan seis ciclos lectivos especiales, respondiendo a la diversidad de situaciones en las que se puede encontrar la población que proviene de la ilegalidad.

Suscríbete
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también