viernes, 24 junio 2022
miércoles 18 de mayo de 2022 - 11:40 AM

En el Congreso buscan prohibir el plástico de un solo uso

Con la aprobación del proyecto en la Comisión V, le queda pendiente, para convertirse en Ley de la República, su discusión y votación en la plenaria del Senado y la conciliación entre ambas cámaras.

La senadora Maritza Martínez presentó este 17 de mayo, ante la Comisión Quinta para su debate y votación, el proyecto de ley que busca establecer medidas orientadas a la sostenibilidad ambiental de los plásticos de un solo uso en el territorio nacional.

Una de las medidas del proyecto es la prohibición de productos plásticos denominados “de un solo uso”, que incluyen, entre otros: bolsas de punto de pago; rollos de bolsas vacías dispuestas en superficies comerciales; recipientes y empaques para productos no preenvasados destinados para consumo inmediato, para llevar o para entregas a domicilio; platos, bandejas, cuchillos, tenedores, cucharas, vasos y guantes para comer; mezcladores y pitillos para bebidas; empaques, envases o cualquier recipiente empleado para la comercialización al consumidor final de frutas, verduras, tubérculos, hierbas aromáticas, hortalizas y hongos.

Se contempla que estas prohibiciones entren en vigor en un lapso de 2 a 8 años, dependiendo del tipo de producto.

Frente a estas medidas, se establecen algunas excepciones que incluyen, por ejemplo, los productos con propósitos médicos; aquellos utilizados en establecimientos que brindan asistencia médica y para el uso de personas con discapacidad; los envases y empaques para contener y conservar alimentos de origen animal, así como aquellos utilizados para alimentos o insumos húmedos elaborados o preelaborados.

También se exceptúan los productos biodegradables y aquellos empaques o envases de productos de la canasta básica familiar.

Según Daniel Mitchell, presidente de Acoplásticos, “este es un proyecto que, fruto de los espacios de discusión y del trabajo constructivo con el Representante Losada, la Senadora Martínez, entre otros congresistas, ha evolucionado y, en su versión actual, presenta un enfoque mucho más integral y de mayor alcance para mejorar la sostenibilidad de los plásticos y evitar la contaminación”.

Agrega que de la lectura del proyecto, se puede concluir que, de ser aprobado, existirán tres categorías de productos, los empaques y envases, que deberán cumplir unas metas de reciclaje ambiciosas, los productos conocidos como desechables, que deberán asegurar la circularidad a través del reciclaje o la biodegradación, y bolsas y pitillos que tienen un plazo para pasar a ser compostables o, de ser posible, reutilizables.

Lea: El trabajo híbrido, una ventaja competitiva para las empresas de Santander en el 2022

El proyecto determina, como meta de reciclaje, que, para el año 2030, todos los recipientes para contener líquidos deberán ser recolectados al 50%. Se exige también el uso de material reciclado en botellas PET de bebidas, en porcentajes al año 2040 que van, en aumento progresivo, del 70% al 90% en el caso de las botellas de agua, y de 35% a 60% en el caso de otras bebidas.

Acoplásticos, gremio que representa a la industria plástica del país, resaltó que el proyecto de ley tiene un enfoque amplio, con soluciones basadas en la economía circular, las cuales involucran el reciclaje, la responsabilidad extendida del productor, y la educación y cultura ciudadana.

Manifestó, sin embargo, algunas consideraciones frente a los porcentajes y los tiempos para el cumplimiento de los criterios de lo que se plantean como las alternativas sostenibles para los productos que se prohibirían.

Según Mitchell, El reciclaje en Colombia está crecimiento de forma acelerada, con miras a duplicarse en la próxima década. Los criterios para cumplir lo que el proyecto denomina alternativas sostenibles para los productos que se propone prohibir, implican la obligación de adelantar grandes inversiones, ajustar procesos productivos, capacitar recicladores, mejorar la infraestructura de recolección y acopio, fortalecer el esquema regulatorio del servicio público de aseo y mejorar la cultura ciudadana.

“La invitación es a revisar las metas y los tiempos, para que así se cuente con un régimen de transición que permita garantizar una solución ambiental a los residuos plásticos y al mismo tiempo desarrollar las grandes oportunidades de empleo que se podrán generar alrededor de la economía circular”.

Suscríbete
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también