sábado, 04 diciembre 2021
domingo 17 de octubre de 2021 - 12:00 AM

El crecimiento del gasto en los hogares colombianos está apalancado por el otorgamiento de créditos y el uso de tarjetas de crédito. Especialistas coinciden en que el medidor real se verá con el comportamiento de pago de estas obligaciones.
Escuchar este artículo

El bolsillo de los colombianos está cambiando. La reactivación económica está ocasionando un mayor consumo, el retorno a labores presenciales y las actividades de entretenimiento como eventos, conciertos y la apertura de establecimientos comerciales con mayor aforo, ha hecho que el gasto de los hogares en el país recupere un buen rumbo después de 19 meses de pandemia.

Un nuevo análisis de Raddar demostró que, en general, con más del 74% del año superado, la dinámica de gasto de los hogares colombianos tiene un crecimiento en términos reales del 5,3% respecto a septiembre del año pasado. En términos corrientes el crecimiento es del casi 10%.

“Eso lo que significa es que ya el gasto de los hogares está nivelando a sus tasas normales de crecimiento”, comentó Camilo Herrera, experto en temas de consumo y director de Raddar.

En lo que va corrido del año, el gasto de los hogares ha sido de $594 billones, con un crecimiento corriente de 8% frente al acumulado de enero a septiembre del año pasado. No obstante, el dato alcanzado en septiembre, en términos reales, aún no alcanza a igualar los niveles de enero de 2020.

Sin embargo, lo que muchos no saben es que el aumento en el consumo de las personas se debe principalmente al otorgamiento de préstamos monetarios. Esto quiere decir que los colombianos se están endeudando para gastar más.

“Mi preocupación es que precisamente el aumento en el gasto de las personas se está dando por la colocación de créditos, principalmente, y no ha sido en sí porque aumenten los ingresos de las familias”, afirmó la economista y decana de la Facultad de Economía de la Universidad Piloto, Lilian Ramírez.

Para la académica, el gasto viene siendo impulsado, en gran medida, por un crecimiento importante de las tarjetas de crédito y préstamos en general que hace que se genere una dinámica propia de la economía en la que los negocios se recuperan gracias al consumo de las personas y, por ende, el sector pueda generar más empleo.

Por eso, para saber el verdadero impacto, como mayores costos a futuro en el servicio de deuda de los hogares, los especialistas explican que se debe esperar el comportamiento del pago de estos créditos a los que han venido aplicando los colombianos. “Si realmente el pago de estos créditos se va a dar de manera juiciosa o se va a generar otro impacto más adelante”, dice Ramírez.

En ese sentido, los nuevos datos de Raddar revelaron que la colocación crediticia en los hogares por parte del sector financiero en tarjetas de crédito, consumo e hipotecarios, creció en septiembre de 2021 un 66,9% frente al mismo mes del año pasado. Además, el valor de las transacciones con tarjetas de crédito creció 52,5% en junio frente al mismo mes de 2020.

Consumo final de año

Con estos factores de crecimiento en el gasto de los colombianos, los especialistas vaticinan una época de fin año muy fuerte en el consumo, igualmente apalancada por las tarjetas de crédito.

Una parte de la Navidad se adelantará con los tres días de beneficio sin IVA establecidos por el Gobierno Nacional para el 28 de octubre, el 19 de noviembre y el 3 de diciembre próximos.

Suscríbete
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también