viernes, 22 octubre 2021
domingo 26 de septiembre de 2021 - 10:55 AM

Las fracturas internas del Centro Democrático por la 'bendición' de Uribe para 2022

“No encuentro garantías democráticas en el partido”: Edward Rodríguez. “Si solo Zuluaga lleva las banderas del partido, los demás estamos sobrando y lo que deben es proceder a expulsarnos”: Paloma Valencia.
Escuchar este artículo

Estas dos frases, pronunciadas esta semana por un representante a la Cámara y una senadora que aspiran a la candidatura presidencial del Centro Democrático, dejaron en evidencia los choques que hay al interior del uribismo de cara a los comicios del 2022.

El pronunciamiento de Rodríguez tuvo lugar el martes, cuando estaba previsto que él, Valencia, Rafael Nieto, María Fernanda Cabal, Alirio Barrera y Óscar Iván Zuluaga se reunieran para ultimar detalles de la encuesta y los foros que arrojarán el nombre del posible sucesor de Iván Duque.

Sin embargo, el Comité de Ética del partido expidió un comunicado que, sin más explicaciones, excluía del ramillete de aspirantes al representante a la Cámara, aguándole literalmente la fiesta que ya tenía organizada para lanzar su candidatura en Bogotá.

Pero Rodríguez no solo no se quedó callado, sino que le escribió una carta pública al expresidente Álvaro Uribe, jefe natural de la colectividad.

“El Comité manifiesta que el objetivo del comunicado es ‘expresar una opinión sobre las calidades y condiciones de los precandidatos para ejercer el cargo de Presidente de la República en nombre del Centro Democrático’ y establece a mutuo propio unos criterios filtro. Al interior del documento no desarrollan los criterios que el Comité estableció ni frente a su cumplimiento o incumplimiento. Sin embargo, en la opinión final excluye mi nombre para que la dirección dé el ‘aval’ para participar en de los procesos electorales dirigidos a llevar un candidato único del partido”, dice la misiva.

Y mientras espera la respuesta del exmandatario, el congresista señaló a Nieto, reconocido como uno de los uribistas más críticos de la gestión del presidente Iván Duque, como responsable de la decisión, para lo que se habría valido de Marco Antonio Velilla, integrante del Comité.

Además, indicó que Nieto estaría comprometido en la presunta recepción de información de ‘chuzadas’ telefónicas a periodistas y opositores, y lo acusó de terminar con la aspiración presidencial de Zuluaga en 2018, al manifestarle que el FBI lo iba a capturar por el escándalo de Odebrecht.

No obstante, el exviceministro de Justicia desestimó los señalamientos de Rodríguez y aseguró que los mismos son un reciclaje de acusaciones que en el pasado ya le había hecho el senador opositor Iván Cepeda.

Lo cierto es que, tras el reclamo del expulsado, de quien se dice sería el candidato del presidente Duque, dada su cercanía y el apoyo que le brinda en el Senado, se conoció el borrador de una carta en la que el Comité de Ética del CD menciona un pronunciamiento del 2018 sobre la investigación que realizó Rodríguez frente al llamado cartel de la Toga y su supuesta relación con el exfiscal Eduardo Montealegre.

De igual forma, Nieto habría puesto en duda el origen de los dineros con los cuales Rodríguez compró una vivienda.

“Aquí está cuánto debo de mi apartamento, que es el 80 % y me siento orgulloso de que lo pago con mi sueldo” y agregó: “Le he pedido al Consejo Nacional Electoral que certifique si las cuentas de mi campaña del 2014 fueron auditadas o no. Me siento orgulloso de combatir la corrupción en todo”.

Suscríbete
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también