sábado, 27 noviembre 2021
viernes 15 de octubre de 2021 - 8:00 PM

Los colombianos se están endeudando para gastar más

El bolsillo de los colombianos está cambiando. La reactivación económica está ocasionando un mayor consumo, el retorno a labores presenciales y las actividades de entretenimiento como eventos, conciertos y la apertura de establecimientos comerciales con mayor aforo ha hecho que el gasto de los hogares en el país recupere un buen rumbo después de 19 meses de pandemia.
Escuchar este artículo

Un nuevo análisis de Raddar demostró que, en general, con más del 74% del año superado, la dinámica de gasto de los hogares colombianos tiene un crecimiento en términos reales del 5,3% respecto a septiembre del año pasado. En términos corrientes el crecimiento es del casi 10%.

“Eso lo que significa es que ya el gasto de los hogares está nivelando a sus tasas normales de crecimiento”, comentó Camilo Herrera, experto en temas de consumo y director de Raddar.

En lo que va corrido del año, el gasto de los hogares ha sido de $594 billones, con un crecimiento corriente de 8% frente al acumulado de enero a septiembre del año pasado. No obstante, el dato alcanzado en septiembre, en términos reales, aún no alcanza a igualar los niveles de enero de 2020.

Sin embargo, lo que muchos no saben es que el aumento en el consumo de las personas se debe principalmente al otorgamiento de préstamos monetarios. Esto quiere decir que los colombianos se están endeudando para gastar más.

“Mi preocupación es que precisamente el aumento en el gasto de las personas se está dando por la colocación de créditos, principalmente, y no ha sido en sí porque aumente los ingresos de las familias”, afirmó la economista y decana de la Facultad de Economía de la Universidad Piloto, Lilian Ramírez.

Para la académica, el gasto viene siendo impulsado, en gran medida, por un crecimiento importante de las tarjetas de crédito y préstamos en general que hace que se genere una dinámica propia de la economía en la que los negocios se recuperan gracias al consumo de las personas y, por ende, el sector pueda generar más empleo.

Por eso, para saber el verdadero impacto, como mayores costos a futuro en el servicio de deuda de los hogares, los especialistas explican que se debe esperar el comportamiento del pago de estos créditos a los que han venido aplicando los colombianos. “Si realmente el pago de estos créditos se va a dar de manera juiciosa o se va a generar otro impacto más adelante”, dice Ramírez.

En ese sentido, los nuevos datos de Raddar revelaron que, la colocación crediticia en los hogares por parte del sector financiero en tarjetas de crédito, consumo e hipotecarios creció en septiembre de 2021 un 66,9% frente al mismo mes del año pasado. Además, el valor de las transacciones con tarjetas de crédito creció 52,5% en junio frente al mismo mes de 2020.El impulso del turismo localLas cifras que registra el consumo en el país son confirmadas por la Superintendencia Financiera. En su último informe, publicado en julio, la entidad reveló que el volumen total de compras de los primeros siete meses de este año con tarjetas de crédito fue de $34,9 billones.

Hasta julio, en el país había 14.736.090 tarjetas de crédito vigentes y en ese mes las compras con este medio de pago alcanzaron los $6,04 billones, la cifra más alta registrada en dos años, aseguró la Súper.

“Se ha mejorado un poco el tema de la confianza, la gente está gastando más. Por ejemplo, en el tema del turismo se ha invertido mucho dentro del mismo país, se ha recuperado muchísimo el turismo dentro de Colombia”, añade Ramírez.

Por ejemplo, el incremento de este sector lo corrobora el gremio hotelero del país, el cual estima un promedio acumulado anual de 39,5 % en la ocupación. Aunque en 2019 el promedio acumulado anual fue superior al 60%, la Asociación Colombiana y Turística de Colombia (Cotelco), cree que el sector avanza sobre un camino que indica señales positivas. Tanto, que destinos como San Andrés, Cartagena y Santa Marta, se están acercando a los niveles prepandemia en la ocupación hotelera.

Crecimiento por ciudadesLa compañía de análisis, que mide el gasto de los hogares todos los meses, detalló que algunas ciudades se aproximan a alcanzar los niveles de gasto que registraron antes de los aislamientos.

“Cuando uno lo revisa por regiones y por ciudadanos no es tan homogéneo como uno quisiera. Hay casos particulares donde, por ejemplo, Neiva ya tiene niveles de gasto superiores a los de 2019, pero la mayoría de las ciudades aún no lo están”, advierte el director de Raddar.

Así las cosas, Neiva está creciendo en términos reales al 9.82%, Cúcuta al 6.21%, Bogotá al 5.69 % y Cali al 5,49%.

Mientras tanto, Montería es una de las ciudades con el crecimiento en el gasto más bajo, con 3,55%, le sigue Barranquilla (4,30%), Medellín (4,50%), Pereira (4,54%), y Manizales (4,81%).

En lo que más gastan los colombianos son en alimentos para el hogar, que representa el 29%. No obstante, el reporte señala que las comidas por fuera del hogar toman un rumbo positivo dada una mayor apertura de espacios de entretenimiento y la celebración de fechas especiales.

Así, en el tercer trimestre del año el comportamiento en la asistencia a restaurantes tuvo un crecimiento del 14% con respecto al trimestre anterior. Sí bien aún dista de las cifras previas a la pandemia, demuestra que hay una mayor disposición a consumir alimentos fuera del hogar, dice el análisis.

Así será el consumo para el fin de año

Con estos factores de crecimiento en el gasto de los colombianos los especialistas vaticinan una época de fin año muy fuerte en el consumo, igualmente apalancada por las tarjetas de crédito.

Una parte de la Navidad se adelantará con los tres días de beneficio sin IVA establecidos por el Gobierno Nacional para el 28 de octubre, el 19 de noviembre y el 3 de diciembre próximos.

Las jornadas terminarán causando que los hogares anticipen algunas de sus compras en octubre, noviembre y comienzos de diciembre. Con ello, la temporada de fin de año se caracterizará por tener otros periodos de compra para evitar las aglomeraciones a fin de temporada. Vestuarios y electrodomésticos pueden tener una anticipación interesante durante los días de beneficio tributario, aseguran los especialistas.

“El punto de preocupación tiene que darse en cómo será el tema de los recaudos porque en la medida que la gente no tenga cómo pagar, pues el sector financiero comienza nuevamente a hacer todos los trámites necesarios para que las personas paguen”, dice la decana Ramírez.

Por eso, para las próximas jornadas la especialista recomienda evitar endeudarse y hacer un presupuesto que incluya todos sus gastos de fin de año y todos los gastos de inicio de año y tomar decisiones para que los consumos sean responsables.

Suscríbete
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también