miércoles, 17 agosto 2022
viernes 01 de julio de 2022 - 12:00 AM

Procuraduría pide evaluar cierre de estructura antigua de cárcel de Tuluá

La muerte de 51 personas y los 24 heridos, entre ellos dos guardianes, en un incendio causado durante un motín en la cárcel de Tuluá, es la más grave tragedia que se ha producido en un penal del país en lo que llevamos de siglo.

Tras una visita al centro penitenciario en donde murieron 51 reclusos en un incendio el pasado martes en la madrugada, la Procuraduría General de la Nación pidió a las autoridades penitenciarias evaluar el cierre de la estructura antigua de la cárcel de Tuluá, para proteger la vida de los internos.

“Preliminarmente se pudo establecer que puede estar afectada la estructura de la construcción con ocasión del incendio”, manifestó el procurador delegado para la defensa de los derechos humanos, Javier Sarmiento.

Además: La ‘politización’ del poder judicial en Estados Unidos

En su visita, los funcionarios de la Procuraduría encontraron que es una estructura que data de 1972, que no cuenta con los estándares mínimos para la vida en reclusión.

“Muchos elementos nos hacen solicitar que se evalué el posible cierre o sellamiento de esta estructura muy antigua”, agregó Sarmiento.

La estructura, que cuenta con tres pabellones, tiene capacidad para albergar a unas 400 personas, pero no se le ha hecho el debido mantenimiento. Además, el estado de las instalaciones es bastante precario, no hay correcta iluminación, ni ventilación.

$!Procuraduría pide evaluar cierre de estructura antigua de cárcel de Tuluá

Desde el pasado martes, día en que ocurrió la tragedia, un equipo de funcionarios de la Procuraduría se trasladó a la cárcel para iniciar la investigación y establecer los hechos que dieron origen al incendio.

Sarmiento afirmó, sin embargo, que hasta el momento no se ha orientado la investigación contra algún responsable específico y sería prematuro aventurar una hipótesis de lo ocurrido.

El infierno en que se convirtió la cárcel comenzó pasada la 01.00 hora local (06.00 GMT) en el patio 8 de ese centro de mediana seguridad.

Le interesa: Video capta el rescate de siete personas tras caer un rayo en su bote

Según las autoridades, un reo le prendió fuego a una colchoneta y aunque los guardianes trataron de controlar las llamas estas se propagaron rápidamente por el lugar.

El fuego ganó fuerza porque los materiales con los que están hechas las colchonetas son de fácil combustión.

El director del Inpec, general Tito Castellanos, que viajó de Bogotá a Tuluá para ponerse al frente de la situación, pidió a los familiares de los reclusos “calma” y “paciencia” mientras las autoridades hacen las labores de identificación de las personas muertas y heridas.

$!Procuraduría pide evaluar cierre de estructura antigua de cárcel de Tuluá
Suscríbete
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también