jueves, 16 septiembre 2021
domingo 01 de agosto de 2021 - 9:00 AM

Y el sucesor de Bolt es... ¡un italiano!

Lamont Marcell Jacobs, de 26 años, es el insólito heredero del legendario Usain Bolt como campeón olímpico de 100 metros.
Escuchar este artículo

De padre estadounidense, sí, pero él italiano, de madre italiana. Nacido en El Paso (Texas), pero residente en Italia desde los cinco años. Lamont Marcell Jacobs, de 26 años, es el insólito heredero del legendario Usain Bolt como campeón olímpico de 100 metros.

Si alguien hubiera apostado por él la semana pasada se habría hecho rico. Su nombre no figuraba en ningún pronóstico, pero es evidente que la retirada del astro jamaicano ha dejado un panorama revuelto, sin una jerarquía clara, en la velocidad masculina.

El estadounidense Justin Gatlin, que con 35 años sucedió a Bolt como campeón mundial en Londres 2017, ha desaparecido de la escena, y su compatriota Christian Coleman, que fue campeón dos años después en Doha, está suspendido por no estar localizable para controles de dopaje.

Para colmo de sorpresas, el más veloz del año, el norteamericano Trayvon Bromell, cayó aquí en semifinales por una milésima.

El cotarro estaba muy revuelto minutos antes de la final porque cualquiera de los ocho que se alineaban en la salida se consideraba, en su fuero interno, capacitado para ganar la medalla de oro en la prueba reina de los Juegos.

Jacobs venía avisando desde la primera ronda, rebajando su marca cada vez que intervenía: 9.94, récord de italia, en su primera carrera; 9.84, récord de Europa, en semifinales.

Con tales credenciales no era descabellado pensar en grande. "Crazy" Jacobs, casado y con dos hijos, partió con decisión, sin nada que perder, y se encontró con una medalla de oro inesperada envuelta en un nuevo record: 9.80. Una completa exhibición, para quitarse el sombrero.

Entrenado por Paolo Camossi desde 2015, Jacobs estuvo a punto de elegir el baloncesto, el deporte que siempre ha practicado su padre, miembro del ejército estadounidense, pero se inclinó por el atletismo y su elección no pudo ser mas acertada.

Hace dos años, en los Mundiales de Doha, ni siquiera pudo estar en la final. cayó en semifinales con una marca de 10.20, pero la pandemia, lejos de perjudicar su progresión deportiva, le ha disparado al primer puesto del escalafón.

Amante de la Fórmula 1 y admirador del campeón del mundo, el británico Lewis Hamilton, Jacobs es ahora l nuevo bólido del atletismo mundial.

Suscríbete
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también