sábado, 02 diciembre 2023
lunes 14 de agosto de 2023 - 12:00 AM

Competitividad

¿Cómo la planeación estratégica define el rumbo de una compañía?

El éxito de las empresas vanguardistas se asocia directamente con su planeación, que ayuda a definir objetivos claros, tomar decisiones informadas, gestionar riesgos, aumentar la eficiencia y mejorar la rentabilidad.

Importante es recordar que la planeación, según la Real Academia Española, RAE, es el proceso de toma de decisiones para alcanzar un futuro deseado, teniendo en cuenta la situación actual y los factores internos y externos que pueden influir en el logro de los objetivos. La planeación permite a la compañía anticiparse y prepararse para los desafíos y oportunidades que se presentarán en el mañana.

“Todas las empresas requieren de planeación estratégica sin importar su tamaño; solo así se sostienen en el largo plazo y solo así crecen. Por ejemplo, los emprendedores deben ser muy cuidadosos con su planeación y con la definición de su norte estratégico para no quedar sólo como una idea más de negocio, sobre todo aquellos que requieren en corto plazo salir a buscar fondos o inversionistas”, explica Sergio Cortés Palomino, economista y consultor en Gestión Comercial.

Este proceso sistemático de desarrollo e implementación de planes para alcanzar propósitos u objetivos será determinante para establecer una dirección precisa, alinear a todos los miembros de la organización, identificar y evaluar los factores que afectan su éxito y asignar eficientemente los recursos para alcanzar los objetivos a largo plazo.

Adolfo Botero Machado, presidente del grupo OBA, precisa que dentro de los elementos que necesita tener una organización para lograr ser sostenible en el tiempo, es esencial “una estrategia sólida que le permita alcanzar sus objetivos a largo plazo, esto implica identificar oportunidades y amenazas en el mercado, definir objetivos claros y desarrollar planes de acción concretos para alcanzarlos”.

Según el Departamento Administrativo Nacional de Estadística, Dane, en 2022 el total de empresas en la región fue de 287.086; sobresalen en un porcentaje de 2.3 % grandes y medianas empresas. “Estas suelen tener una mayor capacidad para llevar a cabo procesos de planeación estratégica de manera efectiva, ya que cuentan con los recursos adecuados, tienen un enfoque más estratégico en la gestión de su negocio, cuentan con personal directivo con experiencia y conocimientos en esta área y, al tener estructuras organizativas más complejas, logran ser más flexibles y reaccionar de manera ágil a las oportunidades y desafíos del mercado”, enfatiza Iván Agudelo Saldarriaga, magíster en Gerencia de Negocios.

“Comertex, empresa santandereana líder en la comercialización de productos textiles en Colombia, es un ejemplo de compañía sostenible en el tiempo gracias al desarrollo de una estrategia sólida que le ha permitido expandirse a nivel nacional e internacional, y ha mantenido una cultura organizacional robusta que fomenta la colaboración y el compromiso de los empleados, manteniendo su enfoque en la innovación, la calidad y la satisfacción del cliente. Además, ha tenido una gestión financiera firme que le ha permitido conservarse rentable y solvente a largo plazo”, explica su director General Adolfo Botero Machado.

La planeación estratégica de las empresas vanguardistas debe contemplar como aspectos primordiales para su adecuado diseño y ejecución disponer primero de información histórica de la compañía, es decir, ventas, gastos, capital humano, entre otros aspectos; estructurar objetivos a corto, mediano y largo plazo bajo un modelo SMART; contar con un plan de sucesión y plan de carrera para sus empleados, según considera el también experto en el sector financiero Sergio Cortés Palomino.

Es muy significativo tener en cuenta que cada empresa es única y que la capacidad de llevar a cabo una planeación estratégica efectiva, depende de diversos factores asociados con su nivel de madurez en términos de estructura, conocimientos, cultura organizacional, liderazgo y visión a largo plazo.

El 99.5 % del tejido empresarial santandereano está constituido por Mipymes. Estudios del Dane evidencian limitaciones, en términos de su capacidad, para llevar a cabo procesos de planeación de manera efectiva.

Cinco factores clave en planeación

Adolfo Botero Machado, reconocido empresario de la región, comparte cinco factores que por falta de planeación contribuyen al fracaso empresarial:

1. Falta de dirección clara: Cuando una empresa no tiene un plan de negocios sólido y una estrategia clara, la organización puede fácilmente desviarse de su objetivo y perder el rumbo.

2. Problemas financieros: La falta de planificación financiera puede llevar a una empresa a tener problemas de liquidez, flujo de caja y rentabilidad.

3. Falta de recursos: Si una empresa no planifica adecuadamente, es posible que no tenga los recursos necesarios para cumplir con sus objetivos comerciales. Esto puede incluir recursos financieros, recursos humanos, tecnología y equipos.

4. Ineficiencia operativa: Si no se establecen procesos contundentes y eficientes, se pueden producir retrasos, errores y costos innecesarios.

5. Pérdida de oportunidades: Si no se tiene una estrategia definida para aprovechar las oportunidades de mercado, la empresa puede quedarse atrás con relación a sus competidores, perderá oportunidades de crecimiento y expansión.

Por: Jennifer N. Argüello

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también