Lunes 08 de Octubre de 2018 - 06:06 PM

Mejorar las bujías entrega un vehículo más potente

Las bujías convencionales tienen una duración de 25 mil kilómetros, por lo que expertos recomiendan revisarlas cada vez que se cumpla este margen.

Comparta este artículo ›

Suministrada Bosch / VANGUARDIA LIBERAL
(Foto: Suministrada Bosch / VANGUARDIA LIBERAL)

Las bujías cumplen varias funciones, entre otras, alimentar de chispa eléctrica la cámara de combustión para que la mezcla de aire y combustible se expanda y genere la carrera de potencia.

De este modo, entre más eficientemente salte esa chispa entre los electrodos de la bujía, mejor combustión habrá y, en consecuencia, mayor potencia generará el motor del vehículo.

Cambiar las bujías es necesario para el mantenimiento de todo vehículo, ya que además de ahorrar combustible y emisiones de gases, extiende su vida útil. Adicionalmente, hay otras razones para hacer el cambio de estas piezas convencionales a las de última tecnología a base de iridio.

De acuerdo con Bosch, el mantenimiento es menor, ya que tienen una durabilidad de hasta 150 mil kilómetros. Mejoran el rendimiento, pues las de iridio requieren menos voltaje para hacer saltar la chispa, lo cual resulta en un mayor tiempo de reposo de las bobinas. Esto se traduce en mejor combustión, economía de combustible, menos emisiones y más potencia.

Además, al tener una  mejor conductividad, “las bujías de iridio facilitan el encendido en frío, especialmente en ciudades por encima de los 2.500 m.s.n.m. o donde de madrugada la temperatura se acerque a los cero grados centígrados”, destacan los expertos.

Para el cambio de estas piezas, Bosch recomienda consultar con un taller de confianza, esto con el objetivo de acertar en la bujía correcta para su vehículo.

Publicidad

Publicada por: REDACCIÓN VANGUARDIA LIBERAL
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.