lunes, 30 marzo 2020
sábado 29 de febrero de 2020 - 12:00 AM

Gremios piden al Gobierno que voltee sus ojos a Santander

El Presidente Iván Duque Márquez visitará hoy la zona de la tragedia. Sobrevolará tanto las vías de Piedecuesta y Málaga, las cual tiene un cierre total como consecuencia de la avalancha de rocas y lodo. El mandatario estará acompañado de Juan Esteban Gil, director de Invías.
Escuchar este artículo

Ya han pasado cuatro días desde que las fuertes lluvias registradas en Santander ocasionaron una avalancha de roca y lodo el sector conocido como Pescadero hasta el casco urbano del municipio de Piedecuesta y Málaga.

Además de las vidas que cobró la tragedia, 29 veredas en estas zonas están fuertemente afectadas.

El Instituto Nacional de Vías, Invías, afirmó que no hay fecha establecida para la apertura de este corredor vial que conecta con el sur de Santander y Bogotá. Para Víctor Azuero, presidente de la Sociedad Santandereana de Ingenieros, SSI, las obras podrían tardar hasta tres meses.

Mientras se ejecutan las labores de remoción de rocas y lodo; la economía de las familias santandereanas y los sectores económicos comienza a sentirse.

Las primeras ‘secuelas’ que deja el cierre indefinido de esta vía son el incremento de los precios de alimentos, altos costos para los transportadores de vehículos de carga y livianos, y sobrecostos en el envío de los productos.

Permisos con riesgo

Las lluvias presentadas durante la noche del 25 de febrero y la madrugada del 26 no fueron tan fuertes para la gran emergencia que se tuvo en estas zonas. Esto ha llevado a que muchos se cuestionen por qué se presentó esta situación.

Según explicó Azuero, los ríos deben contar con zonas de amortiguación, que son áreas de vegetación ribereña que se dispone en forma de franja a lo largo de la red hidrográfica.

“El río tiene zonas de amortiguación que tienen que respetarse, pero en este sector se han convertido en balnearios y rellenos para ubicar bombas de gasolina. Todo esto lo ha permitido la autoridad ambiental. Entonces durante estas lluvias intensas, el río no tuvo zonas de descanso y de almacenamiento, y alcanzó gran velocidad, la cual golpeó estos puntos donde se causó la pérdida de la banca”, explicó Azuero.

El experto aclaró que desde la SSI se hará un monitoreo con drones para tener un balance de cuántas zonas han sido afectadas y así hacer una comparación con imágenes del pasado con la situación actual.

“Podrán suceder cosas peores que las actuales”, anotó el presidente de la Sociedad Santandereana de Ingenieros.

Los gremios santandereanos solicitan al Gobierno Nacional mayor atención a las vías, pues situaciones como la que vive actualmente el departamento deja ver la necesidad del mantenimiento y buenas obras que se carece.

Vías congestionadas

Según la denuncia de algunos conductores, la vía alterna Bucaramanga – Zapatoca – Barichara – San Gil está sin pavimentar, lo cual ha afectado el flujo vehicular. En algunos casos, los conductores han tardado hasta 12 horas en este recorrido.

De acuerdo con la Policía de Carretera, el estado de la vía hasta Zapatoca se encuentra en normalidad. Sin embargo, desde este punto hasta San Gil hay mayor dificultad, es estrecho y hay mayor tráfico vehicular.

Por su parte, María Edith Prada Galvis, alcaldesa de Galán, aseguró que la vía que de su municipio comunica a Zapatoca con Barichara no está pavimentada, no aguanta flujo de dos carriles y menos vehículo de carga así sean pequeños.

Según reportó la mandataria, un camión se quedó atrapado en el lodo y por eso la vía colapsó. Además, en la mañana de ayer, el paso fue cerrado por las condiciones del suelo tras la lluvia registradas en la madrugada del viernes.

En este corredor vial se está permitiendo el tránsito de vehículos livianos hasta camiones turbos.

La mandataria de los galaneros pidió al Gobierno Nacional intervención en la vía pues es la única alternativa para ir a San Gil cuando hay emergencias en la vía Curos.

Celeridad en los arreglos: CCB
Haciendo un llamado urgente al Gobierno Nacional e Invías, Juan Camilo Beltrán, presidente de la Cámara de Comercio de Bucaramanga, CCB, pidió celeridad en la destinación de los recursos y la intervención de los tramos afectados de la vía nacional que conecta a Bucaramanga con la capital del país y la vía que comunica al sector de Curos con el municipio de Málaga.
Así mismo, solicitó la mayor prioridad debe ser los afectados, por ello es importante que los gobiernos departamental y municipal continúen con la atención de los daños ocasionados, la gestión de ayudas humanitarias y la identificación de zonas de riesgo que requieran evacuación por los tiempos de lluvia.
Finalmente, la entidad, como agencia de desarrollo regional, hará seguimiento a los trabajos que se emprendan sobre el corredor vial y acompañará todos los esfuerzos que desde los sectores público y privado se emprendan, consciente de la alta afectación que genera la situación actual a la comunidad empresarial y por ende a la economía santandereana.
Problemas de infraestructura vial
Los que dejan de estar fuertemente afectados con esta emergencia vial que también incomunicó con Los Santos, es el sector avícola santandereano.
Este sector tiene en el departamento un una población avícola de 48 millones de aves, que demandan alimentos y agua. De estos, 10 millones están ubicados en Piedecuesta y Los Santos, los cuales solo hasta la madrugada del viernes pasar estos insumos, dijo Martha Ruth Velásquez directora ejecutiva de Fenavi en Santander.
“La situación del sector avícola es deprimente cuando nos tenemos que enfrentar a problemas de infraestructura vial. Por supuesto, la situación es lamentable, esto nos generó una problemática social y del sector, ya que se perdieron más de 50 mil aves, que tuvieron que someterse a un protocolo ambiental, y adicionalmente con una vías que nos han dificultado el transporte de agua y alimento diario”, reiteró Velásquez.
La industria avícola aún no tiene estimaciones de las pérdidas económicas. Pero Velásquez recordó que diariamente se movilizan 200 tractocamiones desde Santander, por lo cual es necesario una infraestructura digna “y es lo que no tenemos”.
Además, la producción diaria de huevos del departamento es de 9 millones, de los cuales 5 millones se transportan al centro del país y un millón en el departamento. Por la situación en el sector de Pescadero se han visto obligados a desviar los vehículos por San Alberto, “pero la vía no está en buenas condiciones. Estamos ante una emergencia, pero ojalá esto sea una oportunidad para que todos los estamentos sociales reacciones y exijamos lo que merecemos”, puntualizó Velásquez.
Grandes pérdidas económicas
El paso de la avalancha que deja por 7 días aproximadamente cerrada la vía Piedecuesta que también comunica con San Gil afectará de manera decisiva el sector de transporte de pasajeros, de alimentos, y empresas que transportan material de construcción.
Según Alejandro Almeyda Camargo, director ejecutivo Fenalco Santander, se estima que las pérdidas económicas para este sector del comercio superarán el 40%, incluyendo los centros de recreación cercanos al lugar del desbordamiento, que presentan pérdidas materiales importantes.
“Las autoridades competentes del sector transporte aconsejan a los conductores viajar por la Ruta del Sol (vía a Barrancabermeja) para desviarse en el sector de La Lizama para llegar a Bogotá, hecho que representa un recorrido adicional por parte de los vehículos que se desplacen entre Bucaramanga y Bogotá, teniendo en cuenta que a los 424 kilómetros se les debe sumar a los 87 kilómetros de desvío por Barrancabermeja. Así, el trayecto demoraría unas 10 horas y el pasaje incrementaría en un 20%”, señaló Almeyda Camargo.
Invías, la Terminal de Transporte de Bucaramanga, Alcaldía de Piedecuesta y Gobernación de Santander, diseñan un Plan de contingencia para brindar alternativas de movilidad en esta que es la principal conexión vial que tenemos, puntualizó el director de Fenalco Santander.
Vías en malas condiciones
Por la emergencia vial, el paso habilitado para vehículos pesados es Bucaramanga- San Alberto- Puerto Salgar- Bogotá. Esta ruta alterna no sólo contempla un aumento del 50% en el número de kilómetros recorridos, sino que muchos transportadores aseguran que se han visto afectados por el uso de vías alternas que no se encuentran en óptimas condiciones y que implican mayores distancias de desplazamiento.
Juan Miguel Durán, presidente de Colfecar, afirmó que el aumento en costos está ligado al tipo de vehículo, pues la vía alterna para pesados genera incrementos considerables en peajes, distancias, tiempos y combustible.
Por tal motivo, algunas empresas han cambiado el tipo de vehículo en el cual movilizan su carga para poder cumplir con los acuerdos pactados con sus clientes, transportando la carga en vehículos tipo turbo, cuya capacidad es reducida.
“Debido a los mayores tiempos de desplazamiento, los vehículos llegan a su lugar de destino con retrasos, lo que aumenta desde distintos frentes sus tiempos logísticos, especialmente el tiempo de espera para el descargue, lo cual influye en una menor disponibilidad de vehículos”, aseveró Durán.
Además, este cambio de ruta le implica a los conductores un aumento en el consumo de combustible de aproximadamente $480 mil. Adicionalmente, deberán pagar tres peajes más que los habituales, para un total de ocho, lo que tendría un aumento cercano al 68% pasando de 148 mil a 249 mil pesos.
Las empresas de transporte informan sobrecostos que generan aumentos en el precio del flete, los cuales sufren aumentos que rondan entre el 22% y el 25%, en algunas ocasiones llegan a ser del 30%
“Una afectación adicional percibida por los transportadores, es referente a las restricciones viales de los municipios aledaños de las vías alternas, ya que por mal estado de la vía o contingencias adicionales que se vienen presentando, se restringe el paso de ciertos vehículos por estas vías”, precisó el presidente de Colfecar.
Teniendo en cuenta lo anterior esperamos que el Invias adopte las medidas necesarias de prevención en las vías que generalmente resultan más afectadas por el invierno ya que en esta temporada es habitual que se registren deslizamientos de tierra que generan cierres.
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Lea también
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.