sábado, 08 agosto 2020
sábado 01 de agosto de 2020 - 12:00 AM

Restricciones ‘golpean’ dinámica de los centros comerciales

El sector comercio ha tenido una caída de ventas, así lo reportaron el 65% de los empresarios, según la encuesta de Fenalco.
Escuchar este artículo

Desde hoy en Santander vuelve a regir el pico y cédula a dos dígitos. La medida fue tomada por el Gobierno departamental y las autoridades municipales debido al incremento de los contagiados por el COVID-19.

Sin embargo, esta restricción se vuelve en el ‘’talón de Aquiles’ para el comercio formal de los Centros Comerciales, quienes han mantenido estrictos protocolos de bioseguridad dentro de sus instalaciones en pro de la vida de sus visitante al tiempo que buscan incrementar sus ventas en medio de la difícil situación actual.

A través de una carta enviada al alcalde de Bucaramanga Juan Carlos Cárdenas, los gerentes de estas infraestructuras ubicadas en la ciudad piden flexibilidad en las nuevas medidas, ya que esto afecta considerablemente en flujo de personas y posteriormente venta de los productos y servicios de las marcas que se encuentran allí.

Estrictos protocolos

Los Centros Comerciales realizaron su reapertura desde junio. Lo hicieron bajo estrictos protocolos de bioseguridad como un aforo del 30%, manteniendo el distanciamiento físico tanto en las zonas como dentro de los almacenes, y desinfección del lugar. Además, exigen el uso de tapabocas, guantes, gel y antibacterial de los visitantes y empleados, lo que maximiza la seguridad de todos.

En conocimiento de que estas superficies no son foco de contagio, los empresarios formales piden un replanteamiento a la propuesta y mayor flexibilidad, puesto que las medidas golpean a todos los establecimientos que representan.

El abogado Sergio Arenas, representante de los centros comerciales, pide diseñar medidas en las zonas y sectores donde se han incrementado los contagios, especialmente en el comercio informal.

“El comercio informal es el que está generando el mayor número de contagios; mientras que el formal de los centros comerciales, han hecho un gran esfuerzo para mantener los protocolos de bioseguridad e incentivar el autocuidado para evitar los contagios”, aseguró Arenas.

Si bien son respetuosos de las decisiones gubernamentales, manifiestan que las medidas están afectando las finanzas de las marcas que representan y el empleo.

“No hacemos nada que convoque aglomeraciones, las plazoletas de comidas están cerradas, los eventos sociales y religiosos no se están realizando. Los centros comerciales son el sitio más seguro, lo tienen todo en el mismo lugar, se presta un servicio a la comunidad completo”, afirmó Martha Moreno Rincón, gerente del Centro Comercial.

A pesar de esta situación, los empresarios seguirán adelante, ‘al pie del cañón’, comprometidos con las marcas, apoyando el empleo y sorteando esta situación en la búsqueda e implementación de acciones favorables para nuestros comerciantes y empresarios.

“Las nuevas medidas que serán adoptadas por parte del Gobierno departamental no favorecen el flujo de clientes y, por consiguiente, las ventas. Sin embargo, seguimos motivados, manteniendo el buen ánimo, demostrando el cumplimiento y la disciplina en la aplicación de nuestros protocolos de bioseguridad que adquirimos con gran responsabilidad”, aseguró Olga Luna, Center Manager de Parque Caracolí Centro Comercial.

Focalización y educación

Para los empresarios, existen alternativas que permitirán evitar el incremento de contagios como trabajar en las zonas que se han identificado con mayor número de casos, educar a la comunidad y vendedor informal en el autocuidado.

“Se debe sectorizar las restricciones. Si hay estadísticas que identifican los mayores contagios, que se intensifiquen las medidas. También que se fortalezcan las pruebas y entrega de los resultados, así como la compra de equipos necesarios para las mismas”, pidió Arenas.

Entre tanto, Moreno Rincón considera que la educación será la mejor herramienta para la prevención, principalmente en una pandemia en la que su vacuna podría tardar muchos meses.

Fenalco se pronuncia

“Somos respetuosos de las medidas, entendemos la problemática de Salud. No obstante consideramos que debemos fortalecer la articulación de las medidas nacionales y las que implementan en las administraciones locales”, expresó Alejandro Almeyda Camargo, directo de Fenalco Santander.

Sin embargo, el directivo afirma que días como hoy sábado, importante para las ventas del comercio, medidas como las del ‘pico y cédula’ de dos dígitos no contribuyen a la reactivación del comercio y si dan pie a más desempleo, inseguridad y más crisis económica nos preocupa.

“Desde Fenalco Santander consideramos que: se deben incrementar los esfuerzos para cubrir la brecha que existe en infraestructura de Salud y UCIS, y tener mayor control por parte de las autoridades para sancionar a los indisciplinados en las calles”, señaló Almeyda Camargo.

Además, anotó que los ‘toque de queda’ en los festivos limitan el esfuerzo de recuperación de las empresa, el ‘pico y cédula’ a dos dígitos reduce la posibilidad de que los comerciantes se recuperen más rápidamente, pues se están cumpliendo con los protocolos para que la gente compre con seguridad y tranquilidad pero sin el aforo que se espera.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Lea también
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.