lunes, 20 junio 2022
sábado 28 de mayo de 2022 - 12:00 AM

Santander tiene la tarea de revisar sus falencias en competitividad

Se celebró la Asamblea General de la Comisión Regional de Competitividad de Santander. Al respecto, la presidenta del Consejo Privado de Competitividad dio algunas recomendaciones para mejorar en esta área.

En términos generales, Santander tiene buenos indicadores en los diferentes pilares que miden la competitividad, no solo por su tercera posición en el Índice de Competitividad Departamental, sino que la región registra unas calificaciones similares en las variables analizadas.

Hay unos en los que se destaca como salud y educación, pero tiene otros en rojo, que demandan tareas y retos, como la infraestructura y el entorno para los negocios.

Sobre este panorama, Ana Fernanda Maiguashca, presidenta del Consejo Privado de Competitividad, habló con Vanguardia.

$!Santander tiene la tarea de revisar sus falencias en competitividad

“Uno de los pilares donde quizás Santander se aleja más de ese tercer puesto en la clasificación general es el de infraestructura, está compuesto por indicadores que se sesgan mucho en términos de capacidad vial, ya que le damos mucha importancia a esa capacidad de transporte a través de carreteras. Sería útil la pregunta de si quizás la eficiencia se encontraría con una combinación de otros modos de transporte. No obstante, la red vial primaria, la red que está a cargo del Departamento y la competitividad aérea presentan puntos rojos o menores puntajes”.

Lea: Santander hablará de su visión de desarrollo para los próximos cuatro años

Recomendaciones para Santander

Maiguashca plantea un ejercicio de revisión de los dos pilares rezagados. Puntualiza que en entorno para los negocios hay bajos puntajes en trámites.

“Ahí habría un primer punto que preguntarse. También hay que revisar, sin importar la calificación o el ranking, el pilar de instituciones, ya que hay algunos de los indicadores en rojo. Por ejemplo, el índice de Gobierno Digital. Este es relevante porque la ciudadanía cada vez espera más que haya interacción con el Estado y que se haga de manera digital”.

La presidenta del Consejo agrega que también hay falencias en resolución de conflictos, gestión de regalías, transparencia en el uso de esas regalías y capacidad local de recaudo.

“Valdría la pena que todos estos puntos fueran objeto de reflexión, qué es lo que puede haber detrás de esos malos puntajes”.

Según Maiguashca, el Índice de Competitividad no brinda la posibilidad de darle al departamento una receta, pero sí darle una mirada de cuáles son esos indicadores en lo que hay fallas.

“Entonces, ya le toca a las Comisiones Regionales de Competitividad revisar el informe, eso es una tarea. Esto nos permite entrar en ese diálogo para hacer una priorización de lo que está en rojo, qué es lo que más nos duele y qué es lo que se debería subsanar con mayor urgencia”, plantea la académica.

6,33

fue el puntaje de Santander en el Índice Departamental de Competitividad 2022, del Consejo Privado de Competitividad y la Universidad del Rosario

Asamblea

Maiguashca participó esta semana en la Asamblea General de la Comisión Regional de Competitividad de Santander, el espacio de articulación entre los sectores privado, público y académico para la competitividad, en el que se socializaron los logros y resultados de la gestión 2021-2022.

Para Maiguashca, un departamento competitivo mira más allá, es decir, cuál es el ideal que quisiéramos construir para ser mejor, la región más competitiva.

“Creo que son aquellas regiones que estén cuidando siempre su talento humano, que estén velando por la educación desde los más pequeños, como la atención preescolar, y que vaya cuidando cómo se genera ese proceso educativo”.

Otra idea que propone la experta es una comunidad empresarial que se enfoque hacia afuera, hacia la internacionalización, “porque allí es donde más mercado hay, porque adentro siempre vamos a tener la restricción del tamaño. Y en ese proceso que se trabaje arduamente por tener un tejido productivo sofisticado, diversificado, que busque nuevos destinos de exportación y que se prepare para ello”.

También le recomienda a la región que todo el tiempo esté pensando en innovación, “no solo tecnología, sino en nuevas formas de hacer las cosas, en nuevos productos, nuevos complementos a los ecosistemas que ya tienen y que son fortalezas, como la agroindustria avícola en Santander”.

Suscríbete
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Image
Miguel Orlando Alguero

Periodista económico en Vanguardia. Magíster en Estudios Políticos, de la Universidad de Caldas. Comunicador Social – Periodista, egresado de la Universidad Pontificia Bolivariana. De La Guajira.

@MiguelOrlandoAM

malguero@vanguardia.com

Lea también