lunes, 26 septiembre 2022
jueves 18 de agosto de 2022 - 12:00 AM

“El sector financiero debe ser parte de la solución de la crisis”: Asobancaria

El gremio financiero se reúne durante tres días en su anual convención para hablar de sus retos, tareas y papel en la economía colombiana.

Construyendo oportunidades para todos’ es el lema de la convención bancaria, que reúne al sector financiero del país para buscar soluciones desde la banca, la industria, los ciudadanos y el Gobierno nacional, con la finalidad de llevar más desarrollo económico a la sociedad.

Con base en este preámbulo, Mario Pardo Bayona, presidente ejecutivo del banco Bbva en Colombia y presidente de la junta directiva de Asobancaria, expuso las palabras de apertura del 56 Congreso del sector financiero, que se realiza desde ayer en Cartagena y va hasta mañana.

Leonardo Villar, gerente del Banco de la República, también intervino y advirtió que el auge de la demanda de hogares y empresas llevó a un crecimiento acelerado de la economía colombiana, pero que esto a futuro traerá consecuencias negativas.

Antes el 55% de la población no estaba bancarizada. Actualmente, 9 de cada 10 adultos tiene al menos un producto financiero.

“Las tasas de crecimiento de cartera a julio nos sorprendieron, 17% en crédito, por ejemplo. Esto demuestra que hay mayor endeudamiento de las empresas y hogares, pero ese aumento de crédito llevará a que haya más cargas financieras dentro de las familias”, dijo Villar.

Bajo este panorama, Jorge Castaño, superintendente financiero, indicó que su entidad tiene una gran tarea de supervisar los movimientos financieros, en especial, el uso de tarjetas de créditos, cupos de endeudamiento de consumo y la duración de cartera con más de 10 años en préstamos libre inversión.

“Las buenas cifras de hoy son fotos de meses atrás, pero el reto es redireccionar el auge de solicitud de créditos para reducir el margen de riesgo porque hay un ‘boom’ en tarjetas de crédito y libre inversión a largo plazo”.

Logros del sector

Pardo recordó que en los últimos 15 años el PIB de Colombia creció en un 3,5% anual en términos reales. Esto en parte se consiguió por un fuerte aumento de la inversión extranjera directa, que representó cerca del 4% del PIB, lo cual ha supuesto 184 mil millones de dólares en estos 15 años.

Gracias a dicho crecimiento, afirmó Pardo, Colombia logró reducir la pobreza multidimensional a casi la mitad, pasando del 30% al 16%. “Aunque es alto todavía, sin lugar a duda esa reducción es un logro enorme”.

17%

Ha crecido la cartera a julio, según Asobancaria, algo que tiene preocupado al gremio.

El presidente gremial enfatizó que el sector financiero también hizo parte de esos logros. En lo cuantitativo, según Pardo, se aumentó en los últimos 15 años la bancarización en casi 36 puntos porcentuales, pasando del 55% hasta el 90% de adultos que hoy cuenta con al menos un producto financiero.

Es decir, 9 de cada 10 adultos cuentan con un producto financiero en el país. Afirmó que la cartera, como porcentaje del PIB, ha crecido del 26% al 48%.

Para Pardo, en lo cualitativo el sector obtuvo estándares internacionales más exigentes, como los de Basilea 3, y se ha convertido en referente en la región en soluciones digitales y compromiso con la sostenibilidad.

Resumió que estos logros se han conseguido a pesar de que Colombia ha enfrentado varios choques económicos como la recesión financiera de 2008, el choque petrolero de 2015 y la pandemia en 2020, en donde Colombia mostró gran resiliencia.

Esta resiliencia se debe al tesón de la sociedad y el empeño de su sector productivo, pero también, en buena parte, a la transformación y consolidación de sus instituciones económicas y financieras: la independencia del Banco Central, la Regla Fiscal, la flexibilidad cambiaria, el rol de la Superfinanciera, el Fogafín y la Unidad de Proyección Normativa y Estudios de Regulación Financiera

Para el dirigente financiero, la labor de estas instituciones ha permitido que hoy el país tenga un sistema financiero sólido.

“Solidez que ha hecho posible que Colombia pase de tener un sector financiero que hace décadas provocaba o acentuaba crisis nacionales a ser un sector que hoy hace parte de la solución a la crisis más reciente, apoyando primero con los alivios a los deudores, la bancarización acelerada después para poder implementar la dispersión masiva de subsidios, y creciendo con fuerza la cartera”, sostuvo Pardo.

Estas son las tareas del sector financiero

Según Pardo, el sector financiero debe acelerar el acompañamiento al sector público y privado para financiar inversiones en telecomunicaciones, energía, agua y alcantarillado, que faciliten la provisión de servicios, especialmente en la ruralidad, donde se dan las mayores inequidades.

Insistió en que el sector financiero debe estar comprometido con la bancarización. La cifra de 90% de adultos con acceso a algún producto financiero es una cifra razonablemente elevada. “Pero nos quedan casi 1 de cada 10 colombianos adultos no bancarizados. La digitalización a través de un sistema de pagos inmediatos, universal y de muy bajo costo, y la bancarización de las relaciones con el Estado y con las empresas de servicios públicos son la mejor manera de bancarizar y de contribuir a la urgente necesidad de formalizar las relaciones económicas”.

Afirmó que el gremio debe aumentar el acceso al crédito. Solo el 34% de los adultos y el 31% de las pymes en Colombia tienen acceso al crédito formal.

“Las cifras muestran que casi 1 de cada 3 microempresarios que están en la pobreza salen de ella pasados dos años desde su primer crédito. Sustituir el ‘gota a gota’ por el crédito formal es el mejor instrumento para reducir la pobreza”.

Finalmente, Pardo insistió en que no solo se debe llegar con más productos a más clientes, sino seguir trabajando para que sean más baratos. “Hay que seguir avanzando en la digitalización hará posible la reducción de los costos de los servicios financieros. Necesitamos de un Estado comprometido con la conectividad 4G en todo el territorio, necesitamos también un sistema de pagos inmediatos universal y ojalá, eventualmente, la eliminación del impuesto a las transacciones financieras (4x1.000)”.

En resumen, el sector financiero debe llevar los servicios financieros a todos los colombianos, con productos todavía más económicos y fáciles de usar, siendo muy conscientes de la diversidad de nuestros clientes, para asegurar la inclusión de toda la sociedad.

Expectativas y retos

El presidente de la junta de Asobancaria afirmó que las energías del sector deben centrarse en afrontar retos económicos como la alta inflación, la rápida subida de tasas de interés y la desaceleración económica, y otros estructurales como la alta informalidad, tanto laboral como empresarial, el bajo nivel de ahorro, que limita la capacidad de aumentar la inversión y una anémica productividad.

De acuerdo con Pardo, la productividad es el ingrediente base del crecimiento económico, pues este indicador es el principal factor para atraer inversión, especialmente la privada.

También resaltó los retos y avances en digitalización del sector. Pero para él, el reto más urgente es reducir las enormes inequidades que vive Colombia. “Desigualdades a nivel de género, entre lo rural y lo urbano, entre regiones, a nivel de etnias, entre lo formal y lo informal, y entre generaciones como nos están diciendo los jóvenes. No se trata de nivelar hacia abajo, se trata de dar más oportunidades para que crezcan rápidamente los que hoy están más rezagados”.

Recordó que el desempleo en mujeres es cerca de 5 puntos porcentuales más alto que en hombres. El desempleo juvenil es 8 puntos porcentuales mayor que el total nacional. El déficit de agua potable afecta todavía a un 58% de los hogares rurales en Colombia. A nivel nacional el 96% de los hogares cuentan con energía eléctrica, pero se reduce a nivel rural al 81%.

El acceso a Internet a nivel nacional es de apenas el 60%, muy bajo todavía. El contraste departamental es enorme. El déficit habitacional, cuantitativo y cualitativo, en el país es del 31%, cifra que se incrementa al 68% a nivel rural. La pobreza monetaria en 2021 fue del 39%, lo que representa casi 20 millones de colombianos en pobreza. Pero alcanzó el 46% en la población afro, el 62% en indígenas y 67% en población migrante venezolana.

“La urgencia es reducir las inequidades en el país. Reto que no es ni mucho menos imposible de superar pero que sí requiere el apoyo de toda la sociedad. Desde el sector financiero podemos y debemos trabajar con el Gobierno con objetivos muy tangibles que contribuyan a reducir las inequidades”.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Image
Miguel Orlando Alguero

Periodista económico en Vanguardia. Magíster en Estudios Políticos, de la Universidad de Caldas. Comunicador Social – Periodista, egresado de la Universidad Pontificia Bolivariana. De La Guajira.

@MiguelOrlandoAM

malguero@vanguardia.com

Lea también