jueves, 09 diciembre 2021
domingo 17 de octubre de 2021 - 9:32 AM

Escasez de chips y contenedores afectará compra de vehículos para fin de año

Entre 20.000 y 30.000 vehículos se dejarían de entregar para fin de año en el país por los problemas de producción.
Escuchar este artículo

No es rumor, para fin de año e incluso inicios de 2022 no hay suficientes vehículos para atender la alta demanda en Colombia. Los empresarios del sector dicen, todavía con cierto asombro, que la reactivación va más rápido de lo esperado. Más allá de las cifras que muestran que la pandemia golpeó los ingresos y destruyó empleos y empresas, el colombiano sigue comprando.

De hecho, entre 20.000 a 30.000 solicitudes de compra de vehículo no se podrán atender, o, por el contrario, se responderán con algunos meses de retraso; allí estará la explicación de que el sector no alcance sus cifras prepandemia –de 2019– asegura Eduardo Visbal, vicepresidente de Comercio Exterior y Vehículos de Fenalco.

El cálculo es que 2021 cerrará con entre 230.000 y 240.000 matrículas nuevas en el país, que de por sí son cifras interesantes para ser un año en el que apenas se recupera la industria, pero las cerca de 30.000 que no saldrían al mercado por cuenta de la coyuntura evitarán que se alcance o supere la cifra de 263.320 unidades vendidas en 2019.

¿Cuál es el lío? “El sector se ve afectado, como el resto de las manufacturas y bienes de consumo duradero que requieren de materia prima extranjera, debido a la debilidad del peso frente al dólar y los incrementos de entre 9 y 13 veces de los costos marítimos logísticos”, explica Juliana Rico, directora ejecutiva de la Cámara de la Industria Automotriz de la Andi.

Adicional, también está pegando la fuerte recuperación de la demanda que ha provocado ausencia y encarecimiento de aceros especiales y chips electrónicos que son requeridos por todos los sectores económicos, “pero en particular por el de vehículos, motocicletas y partes”, comenta la experta de la Andi.

Le contamos: Otra vez trabajadores de la variante sangileña pararon por falta de pagos

Empresarios sienten efectos

EL COLOMBIANO consultó con dos importantes concesionarios cómo se está viendo esta situación en el día a día. Uno de los representantes, quien pidió omitir su nombre y el de la empresa, asegura que los precios de los vehículos en promedio han incrementado entre 10% y 15% en el último año.

Aún así las personas están apelando al financiamiento para comprar. “Hay fila de clientes esperando carros. Los tiempos de entrega están entre 3 y 4 meses, sobre todo para los vehículos que trabajan con alta tecnología, porque esos dependen mucho de los chips que están escasos”, explica.

Otra fuente consultada menciona que en condiciones normales una entrega tardaba máximo 20 días o un mes y la fe está puesta en recuperar la normalidad en el segundo trimestre del próximo año. Además, sobre el negocio, cuenta que el número de ventas en su concesionario depende de la asignación de máquinas que le dé cada marca, la cual fue “regular” para este mes. Eso sí, confirma que hay bastante apetito: “Tuviéramos más carros, más carros vendíamos”.

En resumidas cuentas, la crisis (escasez) de los contenedores, los fletes altos y los pocos semiconductores (chips que requieren software de los vehículos) disponibles son el gran reto para el sector automotor, analiza Leopoldo Romero, CEO de ChevyPlan.

En la firma que representa el problema con los inventarios se ha visto en que, aunque hay capacidad para matricular más de 500 vehículos mensuales, por cuestiones de disponibilidad solo se entregan alrededor de 150 a 160.

No obstante, Romero confirma que en líneas generales se está viendo recuperación y el reto como país es sostener el próximo año el potencial de crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) de más de 4,5% y no retroceder a niveles del 2%.

Previsiones

A propósito de la situación actual de este ramo, la Asociación Nacional de Movilidad Sostenible (Andemos) publicó una encuesta sobre qué les está preocupando a los empresarios. En efecto, el principal dolor de cabeza tiene que ver con los inventarios (75%) y luego están la tasa de cambio (59%) y los cupos de importación (25%), entre otros.

Más allá de ello, 70% aseguró que en este último trimestre tendería a aumentar las ordenes de vehículos a los proveedores, mientras que un 19% manifestó que continuarían iguales y un 11% que disminuirían.

“Estamos muy complacidos con el positivismo de los empresarios arrojado por la Encuesta de Opinión (de Septiembre) y celebramos que vean al sector como motor para dinamizar la economía y generar empleos”, resalta Oliverio García, presidente de Andemos.

En el sondeo de esa agremiación los empresarios calculan que este año terminará con un mercado de 238.900 unidades nuevas vendidas, mientras que en 2022 habría un salto hasta las 260.200 que, de configurarse, permitiría llegar a cifras precovid.

Cabe destacar que a septiembre las marcas con mayores ventas de carros en Colombia fueron Renault, con 36.902; Chevrolet, que ajustó 24.637, y Mazda, con 18.005

Suscríbete
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también