lunes, 20 marzo 2023
miércoles 08 de febrero de 2023 - 1:33 PM

Hamburguesas y ensaladas, más costosas por cuenta de la cebolla cabezona

Los bloqueos y derrumbes en la red vial nacional; y las fórmulas tarifarias en la energía eléctrica están incidiendo en las variaciones de precios en la canasta familiar. Aquí los productos y servicios que más suben.

Ni el incremento de las tasas de interés del Banco de la República han detenido, hasta ahora, el crecimiento de la inflación en Colombia. Los analistas estiman que solo en el segundo semestre podría verse un decrecimiento del Índice de Precios al Consumidor (IPC), cuya variación anual en el país se situó en enero en 13,25%. Solo en el primer mes del año alcanzó 1,78%.

De acuerdo con el más reciente informe de precios del DANE, los cinco productos y servicios que mayores variaciones de precios anuales reportan son los siguientes: cebolla cabezona (101,5%), plátano (57,22%), leche (35,98%), papa (16,16%) y energía eléctrica (20,95%).

Frente a estas variaciones, consultamos a vendedores del Mercado de Bazurto y algunos supermercados. En la plaza de mercado la cebolla cabezona se cotizaba ayer entre $5.000 y $6.000 el kilo, pero no más en enero pasado estuvo a $10.000 y $12.000. Los bloqueos y derrumbes en vías encarecieron el producto, el cual proviene de Ocaña (Norte de Santander), Bogotá, Bucaramanga y Medellín, reportaron los comerciantes.

"El Banco de la República, en su reunión de marzo, hará un último incremento de un cuarto de punto porcentual y dejará la tasa de interés quieta durante un tiempo prolongado hasta que veamos una desaceleración importante en la inflación en el cuarto trimestre de este año”, Sergio Olarte, economista principal de Scotiabank Colpatria.

La papa tenía ayer un adecuado abastecimiento en Bazurto, donde el kilo de ese tubérculo se cotizaba a $3.000. En algunos almacenes de cadena la papa sin lavar estaba en $3.500 y la clasificada a $6.000. Este producto proviene de Boyacá, Bogotá, Manizales y Pasto. La bolsa de leche entera de 1 litro se cotizaba entre $3.550 y $4.150.

Así las cosas, una hamburguesa, un hígado encebollado y las ensaladas resultaron ser más costosas en el último año, por culpa de la cebolla cabezona.

101,5 % fue la variación anual de la cebolla a enero de este año, según cifras del Dane, la más alta en el grupo de alimentos.

Proyección de un analista

Sergio Olarte, economista principal de Scotiabank Colpatria, expresó que “a pesar que la inflación anual sigue subiendo un poco y terminó en 13,25%, un poco por encima del 13,12% en que terminó el 2022, lo que está sucediendo es que ese factor que estamos acostumbrados a ver, que sorprende todos los meses, como es los alimentos, en este caso ya se está empezando a moderar, de hecho la inflación de alimentos cayó y ya no está por encima del 27% y se ubicó en 26,2%, que es un dato muy alto, pero ya está comenzando a moderarse. Esta ocasión, con una inflación de 1,78% (en enero), lo que más aportó a la inflación fue el transporte, por la indexación de precios, así como artículos del hogar por la depreciación de la tasa de cambio. De esa manera pareciera que la inflación ya va a tener un pico, va a tocar techo y se va a desacelerar de manera bien importante... para terminar el año alrededor del 9%.”

Olarte prevé que “el Banco de la República, en su reunión de marzo, hará un último incremento de un cuarto de punto porcentual y dejará la tasa de interés quieta durante un tiempo prolongado hasta que veamos una desaceleración importante en la inflación en el cuarto trimestre de este año”.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también