sábado, 24 septiembre 2022
viernes 19 de agosto de 2022 - 12:00 AM

Análisis: pros y contras de los cambios al impuesto del 4x1.000

El sector financiero ve con buenos ojos la ampliación de la exención del 4x1.000, como lo propone la tributaria de Petro. Pero piden revisar cómo se hará el control del tope porque podría acarrear más gastos operacionales para el sector financiero.

Comprometidos con la verdad

Sabemos que te apasiona estar bien informado y que quieres seguir conectado con el periodismo independiente, de calidad y las buenas historias. Por eso, te invitamos a considerar adquirir una suscripción digital.

¡Mira esta propuesta exclusiva para ti!

Beneficios
  • Acceso ilimitado a www.vanguardia.com y contenido EXCLUSIVO para suscriptores.
  • Versión digital del periódico impreso, acceso a las últimas 30 ediciones.
  • Boletín electrónico con recomendaciones de nuestros editores.
  • Sopa de letras y sudokus interactivos.
  • Videos, fotogalerías e infografías.
  • Mejor experiencia de lectura con menos publicidad.
  • Descuentos en productos y experiencias a través del Club Vital.
Suscríbete por$14.900
y recibe 3 meses
OFERTA ANIVERSARIO
Precio regular: $38.700 Pago únicamente con renovación automática. Se renueva desde el cuarto mes por $11.900/mes.
Suscríbete
*No incluye periódico impreso
OFERTA ANIVERSARIO
Suscríbete por $14.900 y recibe 3 meses Precio regular: $38.700 Pago con renovación automática. Se renueva desde el cuarto mes por $11.900/mes.
Suscríbete
*No incluye periódico impreso

Si tienes acceso a la suscripción digital pero no parece cargar correctamente el contenido, refresca tu acceso aquí.

Nuestra mejor noticia

En Vanguardia queremos que te mantengas bien informado. Te invitamos a considerar ser suscriptor digital y seguir conectado con el periodismo independiente y de calidad, investigaciones, buenas historias y todos nuestros contenidos.

¡Mira esta propuesta exclusiva para ti!

Beneficios
  • Acceso ilimitado a www.vanguardia.com y contenido EXCLUSIVO para suscriptores.
  • Versión digital del periódico impreso, acceso a las últimas 30 ediciones.
  • Boletín electrónico con recomendaciones de nuestros editores.
  • Sopa de letras y sudokus interactivos.
  • Videos, fotogalerías e infografías.
  • Mejor experiencia de lectura con menos publicidad.
  • Descuentos en productos y experiencias a través del Club Vital.
Suscríbete por$14.900
y recibe 3 meses
OFERTA ANIVERSARIO
Precio regular: $38.700 Pago únicamente con renovación automática. Se renueva desde el cuarto mes por $11.900/mes.
Suscríbete
*No incluye periódico impreso
OFERTA ANIVERSARIO
Suscríbete por $14.900 y recibe 3 meses Precio regular: $38.700 Pago con renovación automática. Se renueva desde el cuarto mes por $11.900/mes.
Suscríbete
*No incluye periódico impreso

Ya tengo mi suscripción:

o ingresa

Ingresar

Olvidé mi contraseña

Límite de dispositivos diarios alcanzado

Has alcanzado el límite de dispositivos diarios desde los cuales acceder a nuestro contenido.

El proyecto de reforma tributaria, que ya cursa en el Congreso, plantea un cambio en uno de los impuestos más cuestionados por los colombianos, el conocido 4x1.000. Aunque no se trata de su eliminación total y definitiva, la novedad, como lo precisó el director de la Dian, Luis Carlos Reyes, es que se ampliaría la exención que ya existe de una sola cuenta bancaria a varias cuentas.

La propuesta es que los bancos consoliden la información entre ellos y den cuenta de la sumatoria de $13’300.000 como tope mensual de transacciones financieras para aplicar la exención, es decir, la idea es que este impuesto se acabe del todo para quienes hagan movimientos que no superen ese monto al mes. Esto funcionaría en las distintas cuentas que maneje, no solo en una.

Contexto histórico

Hay que recordar que las transacciones por las que se cobra el 4x1.000 son aquellas en que se produce el retiro de dinero por ventanilla, los retiros en cajeros automáticos, los cheques de gerencia y transferencias bancarias.

Este impuesto empezó a regir en 1998 como un impuesto temporal del 2x1.000 a las transacciones financieras para atender la crisis económica, luego pasó al 3x1.000 y terminó en la tarifa actual, que básicamente consiste en pagar $4 por cada $1.000 que se retiren de una entidad financiera.

El recaudo de este impuesto le representa al erario entre $8 billones y $10 billones al año, según la Comisión de Hacienda del Senado.

Según el economista de Bbva Research para Colombia, Alejandro Reyes, el 4x1.000 es un mecanismo que permite captar de una manera fácil y transparente los recursos, ya que “los bancos llevan registros de cada peso que las personas mueven y eso le da confianza al Gobierno de no recibir dinero corrupto”.

Durante los últimos diez años se ha propuesto en más de una oportunidad un desmonte gradual, pero esto finalmente no ha pasado. Por ejemplo, en 2010 se propuso que para 2018 no se cobrará más; sin embargo, la crisis del agro en 2014 llevó a que la decisión se reconsiderara.

Lo que dice la banca

Juan Carlos Mora, presidente de Bancolombia, señaló que esta propuesta es bien intencionada y tiene sentido social porque busca el beneficio de los usuarios.

“Ahora nos toca trabajar con el Gobierno nacional para cómo llevar a la práctica esta propuesta. Porque implica unas conexiones tecnológicas entre bancos y un desarrollo también tecnológico para lograr que la banca tenga la información a la mano. Nuestra tarea es poder llevar este cambio a que sea algo operativo”.

Análisis: pros y contras de los cambios al impuesto del 4x1.000

Mora precisó que el 4x1.000 no es una carga directa al sistema financiero, pero su efecto es que fomenta que haya más efectivo en circulación. “Más que un impuesto directo a la banca, el impacto directo es a las personas”.

Enfatizó en que el 4x1.000 promueve el uso del efectivo, la evasión de impuestos y frena el avance de la digitalización financiera: “Enfocar de manera práctica este control será provechoso para toda la sociedad colombiana”.

Mario Pardo Bayona, presidente ejecutivo de Bbva en Colombia, insistió en que para seguir avanzando en la digitalización y reducir los costos de los servicios financieros es necesaria la eliminación a corto plazo del 4x1.000.

Carlos Iván Villegas, presidente de Tuya, sostuvo que, desde el lado del fisco, el recaudo del 4x1.000 constituye un rubro relevante para las finanzas de la Nación; y desde el ciudadano, este impuesto ha sido una barrera para acceder a productos financieros y la bancarización.

“El 4x1.000 ha hecho que el efectivo, en lo que representa para el gasto de lo hogares, se use más en Colombia en comparación con otros países de la región. Este impuesto, por tanto, genera que la gente, en vez de usar productos de cuentas de ahorro, tarjetas débito y cuentas digitales, prefiera el efectivo para evitar pagar el impuesto”.

Para Villegas, cualquier medida que vaya encaminada a la reducción del efectivo, a una mayor adopción de productos financieros y más formalización, es positiva. “Ahora hay que entrar a analizar esto qué implicaciones tiene desde el recaudo hasta la puesta en marcha de esta medida con instrumentos técnicos”, precisó el presidente de Tuya.

Análisis: pros y contras de los cambios al impuesto del 4x1.000
¿Cómo será la operación?

Hernando José Gómez, presidente de Asobancaria, dijo que con el cambio al 4x1.000 se busca que las personas usen la exención en todas sus cuentas, con la finalidad de que haya flexibilidad y usen ese tope como un cupo.

“Esto nos genera un reto operacional muy grande, porque cada banco tiene su contabilidad y seguimiento en tiempo real de lo que pasa con sus clientes, pero tal banco no sabe cómo opera el otro y viceversa. Entonces lo que se plantea en la tributaria es que alguien o algo de manera centralizada conozca los movimientos de los usuarios del sistema financiero, no solo diariamente, sino en tiempo real”, enfatizó Gómez.

13,3

Millones de pesos es el tope que plantea el proyecto de reforma tributaria. Los usuarios cuyas transacciones superen ese valor sí tendrán que pagar el 4x1.000.

El dirigente gremial dijo que le plantearán al Gobierno nacional el diálogo sobre cómo se puede lograr lo que pretende la reforma sin generarle un costo gigantesco de carácter operacional al sistema financiero.

“También desde el gremio proponemos que, como son muchos empresarios informales y microempresarios que usan la exención del impuesto de manera personal para mover los dineros de su negocio, el Gobierno los incluya y los cubriera con la exención, y no sea un desincentivo para formalizarse”, agregó.

Gómez admitió que no han estudiado los costos porque se requerirán unos desarrollos de sistemas y protección de la información: “Pasos que son elementales y no son fáciles, ¿quién controlaría ese gran repositorio de datos?”.

Reconoció que están de acuerdo con el cambio propuesto por el Gobierno porque eso maximizará el uso del sistema financiero, pero hay que buscar la fórmula para que sea lo más eficiente para lograrlo. “El tiempo que podría tomar la adopción de todas estas modificaciones sería un par de años. El concepto de la ampliación de la exención es razonable, pero para mirar cómo lo conseguimos debemos sentarnos”.

* El periodista fue invitado por Asobancaria a la convención bancaria.

El impacto

Para el columnista Martín Jaramillo, economista y administrador de empresas de la Universidad de Spring Hill en Alabama (Estados Unidos), la propuesta de la tributaria sobre este impuesto es positiva porque dentro de los colombianos es percibido como injusto.

La norma, según Jaramillo, estará en los detalles, ya que antes no se había ampliado la exención porque administrativamente era difícil. “Es inadmisible que la Dian tercerice el recaudo de impuestos como pasa con este, porque los bancos acá tienen la responsabilidad del recaudo, y peor aún ahora la Dian quiere la banca también se encargue de verificar que la persona no esté pagando el impuesto por otro lado”.

El economista puntualizó que este cambio para la gente es bueno y para los bancos no tanto porque deberán poner recursos para implementar la operación de cruce de información.

“El impacto fiscal de lo que se recauda con el 4x1.000 es mínimo, y con la ampliación de la exención no habrá ningún hueco fiscal. El impacto se resumiría así: el impuesto que se deja de recaudar era un recaudo ineficiente e injusto, pero se tiene que concertar con los bancos, para revisar viabilidad y costos razonables”.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Image
Miguel Orlando Alguero

Periodista económico en Vanguardia. Magíster en Estudios Políticos, de la Universidad de Caldas. Comunicador Social – Periodista, egresado de la Universidad Pontificia Bolivariana. De La Guajira.

@MiguelOrlandoAM

malguero@vanguardia.com

Lea también