lunes, 23 noviembre 2020
domingo 13 de septiembre de 2020 - 12:00 AM

Empresas familiares se reinventan para sortear la crisis

Los desafíos que han tenido que enfrentar estas organizaciones durante la pandemia las ha llevado a migrar a plataformas online para mantenerse en el mercado. Expertos aseguran que contar con un plan B, aceptar la nueva realidad y adaptarse al cambio serán factores fundamentales para sopesar la crisis ocasionada por el virus COVID-19.
Escuchar este artículo

Las empresas familiares en Colombia son consideradas uno de los músculos económicos más importantes. Cerca del 95% de estas organizaciones en el país se encuentran en el rango de micro y pequeñas empresas, y durante la pandemia son de las que más se han visto afectadas por la crisis.

“El país tiene algo así como 2’600.000 empresas, de las cuales 2’560.000 son micro y pequeñas. Estas pymes producen entre el 30 y 30,4% del Producto Interno Bruto, PIB, y generan cerca de un 65% de la fuerza laboral colombiana”, asegura Cristian Guitierrez, director de proyectos Universidad La Gran Colombia.

Una de las preocupaciones de algunos expertos es que estas compañías, durante la cuarentena, han tenido que optar por diferentes estrategias para mantenerse vigentes; mientras que otras han llegado a cerrar sus puertas, dejando números en rojo en cuanto a las cifras de desempleo.

Sin embargo, dentro de la gran mayoría han innovado y le han dado un mejor manejo a sus recursos para sopesar estos tiempos de crisis.

Mantenerse vigentes

De acuerdo con Cristian Guitierrez, también asesor empresarial, para que una empresa familiar tenga dirección eficiente en tiempos de crisis, lo primero que deben hacer sus gerentes o administradores es no desesperarse, pues esto los llevará a cometer errores y toma de malas de decisiones.

“Es importante la negociación con proveedores si se tienen deudas, así podrá pagarles mientras mantiene abierto su negocio y le dan la opción de rotar sus productos. Además, debe ajustar los procesos con sus clientes, no desaparecerse, mantener el business to business y hacer ajustes para lograr nuevas negociaciones y mantenerse vigente”, explica.

Durante la cuarentena que se implementó en Colombia a finales de marzo, los empresarios tuvieron que reinventarse e innovar en sus negocios, de este modo “se volcaron al mercado online, al tema digital y todo lo que este conlleva. Para algunos sectores fue fácil, pero no para todos. Es muy difícil volcarse a internet de la noche a la mañana y más aún cuando hay muchas empresas o empresarios que no tienen la preparación administrativa”, destaca el Asesor.

No obstante, dice que este proceso fue toda una reingeniería que se dio por la presión del mercado. Pero, resalta que muchas organizaciones familiares caen en errores como no contar con una preparación administrativa.

Y es que de acuerdo con cifras de la Confederación Colombiana de Cámaras de Comercio, Confecámaras, el 86,5% de las empresas en el país son familiares y solo el 30% de estas tienen algún plan de sucesión para pasar la administración o la propiedad del negocio a las nuevas generaciones.

“Desde hace algún tiempo se ha venido hablando de empresas familiares y su concepto abarca muchos temas, precisamente porque casi todas las empresas tienen este origen: una familia. Lo interesante es que a pesar de hablarlo, pocas veces se toman cartas en el asunto”, señala Acelera Empresas & Familia.

Herencia familiar

Así, el tema de sucesión pasa a ser fundamental para este tipo de organizaciones, ya que con el establecimiento de un gobierno corporativo que se adapte al negocio se pueden fortalecer las habilidades empresariales desde el punto de vista administrativo y financiero.

“Hemos visto casos donde el dueño que dirige la empresa, usualmente el fundador, dice que va a trabajar hasta el último de sus días y así lo hace. El problema con esto es que nunca pudo compartir la información del negocio con sus hijos y luego estos no saben cómo direccionarlo, lo que termina en la pérdida del negocio y los empleos”, señala Sergio Duarte Mantilla, socio director de Acelera Empresas & Familia.

De este modo, con una política de administración de la empresa clara y sorteando las crisis de manera dinámica, como lo han hecho muchas compañías durante esta pandemia con migración al e-commerce y otras plataformas para ofertar sus productos y servicios, se podrá garantizar una mayor vigencia en el mercado.

Consejos para el manejo
de empresas familiares
Cristian Guitierrez, también asesor empresarial, brinda tres recomendaciones para un buen manejo de las organizaciones empresariales:
1.
Estar preparados para las crisis: tanto como para el crecimiento repentino: Estamos en un mundo muy volátil, por eso es indispensable estar preparados puesto que hay empresas que pueden crecer exponencialmente en corto tiempo o por el contrario pueden decaer.
2.
Tener claro el core del negocio: saber cuáles son los puntos claves del negocio y esto brindará una ventaja en no desviarse de la línea empresarial por la que se encaminó.
3.
Separación de gastos y estrategia de gobierno corporativo familiar: es uno de los puntos más importantes para la toma de decisiones. Lo mejor es dejar claras las reglas de gobierno corporativo en la administración, pues muchas veces las decisiones están en manos de muchos o, por el contrario, de pocos; igual que la repartición de recursos.
Desafíos durante la pandemia
1.
Falta de preparación financiera; no hay una cultura clara del ahorro.
2.
No contar con un plan B y posibles escenarios que se puedan presentar.
3.
Aceptar la nueva realidad y ser rápidos en la roma de decisiones.
4.
Leer el mercado y entender las señales que este brinda para adaptarse.
5.
Toma de decisiones administrativas conscientes.
Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.