Domingo 04 de Noviembre de 2018 - 12:01 AM

Tres décadas dando las bases de la educación

El lema del colegio Arco Iris es brindar a sus estudiantes una formación integral, basada en valores y principios morales.

Comparta este artículo ›

Suministrada/ VANGUARDIA LIBERAL
(Foto: Suministrada/ VANGUARDIA LIBERAL)
Suministrada/ VANGUARDIA LIBERAL
El colegio cuenta con pequeños grupos de estudio, lo cual favorece la atención de los niños y promueve un aprendizaje más personalizado y el desarrollo de múltiples habilidades.
(Foto: Suministrada/ VANGUARDIA LIBERAL)
Suministrada/VANGUARDIA LIBERAL
(Foto: Suministrada/VANGUARDIA LIBERAL)
Suministrada/ VANGUARDIA LIBERAL
El Concejo municipal entregó a la institución educativa el reconocimiento Orden Ciudad de Bucaramanga al Mérito Educativo y Cultural.
(Foto: Suministrada/ VANGUARDIA LIBERAL)
Suministrada/ VANGUARDIA LIBERAL
El colegio Arco Iris está ubicado en la Calle 103 # 19-06, del barrio Fontana, de Bucaramanga.
(Foto: Suministrada/ VANGUARDIA LIBERAL)
Suministrada/ VANGUARDIA LIBERAL
A través de diferentes actividades, los profesores de la institución enseñan a sus estudiantes las diferentes culturas y platos típicos de cada país.
(Foto: Suministrada/ VANGUARDIA LIBERAL)

Cuando Luz Eugenia Reyes Oviedo terminó sus estudios universitarios en educación preescolar, el regalo de sus papás fueron una sillas y unas mesas de salón de clase. Esta era la ‘cuota inicial’ para que abriera su propio jardín infantil.

Ya han pasado 30 años desde que con estas simples, pero necesarias herramientas, la licenciada en educación comenzó con su proyecto profesional y laboral que lleva por nombre colegio Arco Iris.

“En 1995, con gran esfuerzo y ahorros, dimos la cuota inicial de una nueva casa, donde hoy en día sigue funcionando la sede del colegio, y que año tras año hemos ido transformando”, aseguró Ariel Leal Báez, director administrativo y financiero, socio y esposo de Luz Eugenia.

Cada color del arco iris, dicen los empresarios, representa amor, vida, esperanza, paz, equilibrio, confianza, creatividad, inspiración y espiritualidad que reciben durante su formación, cada uno de los niños que integran el plantel.

“Todo se basa en trabajar con dedicación y perseverar en lo que se desea lograr, ponerse metas y objetivos claros que nos lleven a obtener resultados positivos, y no desfallecer ante cualquier eventualidad”, aseguró Leal Báez.

Un equipo consolidado

Con gran orgullo, Ariel afirma que tiene el mejor equipo de trabajo. Con Luz Eugenia no solo lleva 30 años trabajando por un sueño laboral, también una relación sentimental que nació años atrás y de la que hoy tiene sus dos grandes tesoros, sus hijos Ariel Julián y Diego Andrés.

“Hoy en día contamos con un excelente equipo de trabajo, quienes nos apoyan desde la parte administrativa, y 10 docentes especializados en deportes, inglés, informática, danzas, psicología, nutricionista y de servicios generales”, resaltó Leal Báez, también trabajan junto a sus hijos.

Afirman que no ha sido fácil mantenerse en el mercado laboral, pero a pesar de todos los obstáculos y dificultades han logrado salir adelante.

“Nuestros inicios fueron muy duros y no contábamos con un gran espacio, económicamente no teníamos muchas posibilidades de surgir, pero es satisfactorio ver el crecimiento que hemos tenido hoy en día”, señaló Leal Báez.

El colegio cuenta con el nivel de preescolar, con sus cursos desde párvulos hasta transición; y la primaria, de primero a quinto grado, en las dos jornadas. Son especializados en inglés avanzado, informática, lúdicas, artes plásticas, danzas, manualidades y deportes; además cuentan con el apoyo sicológico de profesionales en el área para así brindar la pertinente atención a sus alumnos en caso de necesitarlo.

Para el colegio Arco Iris, la relación padre-alumnos-docentes es prioritaria, por eso buscan la integración de todos los actores a través de las diferentes actividades que se programan durante el año escolar.

Además, la formación académica se basa en el conocimiento teórico y práctico, por eso con de diferentes actividades, los profesores de la institución enseñan a sus estudiantes las diferentes culturas y platos típicos de cada país, el amor por la naturaleza, por el país, por su familia y el prójimo.

Celebración de los 30 años

El pasado 28 de octubre de 2018, en el marco de la celebración de sus 30 años, el Concejo municipal entregó a la institución educativa el reconocimiento Orden Ciudad de Bucaramanga al Mérito Educativo y Cultural, y la Junta de Acción Comunal del barrio Fontana, al Mérito y Trayectoria Educativa.

El evento contó con la asistencia de la Asociación de Padres de Familia, alumnos y exalumnos, entre otros invitados especiales.

La conmemoración de las tres primeras décadas contó con la presentación de los grupos culturales y el coro de la institución educativa.

Publicidad
Publicada por: LUISA FERNANDA RUIZ
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.