Sábado 06 de Octubre de 2018 - 12:01 AM

Aprender sí, pero un área específica

Si el objetivo es afianzar conocimientos en un tema puntual, que permite que la persona tenga otra competencia laboral casi siempre de tipo más práctica, usted puede ser candidato a un diplomado. Tenga en cuenta que este programa hace parte de la Educación Continuada, por lo que no otorga un título en un área del conocimiento.

Comparta este artículo ›

En el área de Educación No Formal o Continuada, los diplomados surgen como una alternativa de formación para afianzar conocimientos en un tema específico, es decir, lograr una competencia laboral adicional. En nuestro medio la oferta es constante y diversa, incluso algunos diplomados son formulados por las universidades para atender requerimientos específicos de empresas.

Por tratarse de Educación Continua, área que también involucra cursos, seminarios y talleres, las exigencias académicas son muy diferentes a las de un posgrado.  

¿Y por qué cursar un diplomado si no otorga título alguno? Estos programas son un espacio alternativo cuando no existen programas de posgrado con profundización en el área de interés del estudiante, o por costos no se puede acceder a uno de ellos, de ahí que un diplomado sea una opción para muchas personas. “Entonces la oferta de Educación Continua (diplomados) le da la posibilidad de tener un nivel diferenciador, que si bien no es tan amplio, le da el diferenciador a la hora de ver hojas de vida en perfiles o cargos intermedios operativos”, explica Andrea Juliana Santos Lizcano, directora de Posgrados de la Universidad Manuela Beltrán, UMB, seccional Bucaramanga.

Por ser programas de Educación No Formal, es decir, que no se hacen por grados, el plan de estudio  demanda de 80 a 120 horas. Para esta modalidad, el aspirante no requiere título de pregrado y no es obligatoria la evaluación numérica, sino que se otorga una certificación de participación, si cumple con la asistencia. Sin embargo, según el diplomado, existen unos requisitos mínimos para cursarlo los cuales fija cada universidad, lo mismo la cantidad de horas teóricas y prácticas, y la entrega o no de un producto final (aprender haciendo).

Dado el interés de las empresas que su personal esté más cualificado, así como la vigencia de nuevas normas, en Bucaramanga existe una sobresaliente solicitud de diplomados en áreas no habituales, programas que las universidades diseñan, dice la vocera de la UMB. En estos casos, son las empresas las que piden que se realice una evaluación a sus empleados sobre la competencia aprendida, como ocurre con los programas que desarrolla la Manuela Beltrán.

La mayoría de universidades participa en mesas de trabajo o en redes de conocimientos con gremios y entidades del Estado desde donde surge la opción de suplir una necesidad de formación de las empresas a través de los diplomados, siendo los beneficios transversales.

Publicidad
Publicada por: AMPARO FORERO J.
Vanguardia Liberal no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia Liberal se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.