lunes, 30 noviembre 2020
miércoles 08 de abril de 2020 - 5:07 PM

Un crédito educativo, una inversión a futuro

Más de 400 personas el año pasado le apostaron a la educación posgradual a través de un crédito en Financiera Comultrasan. Así como esta entidad, en nuestro medio existen cooperativas, bancos y hasta entidades educativas que facilitan a los profesionales su proyecto posgradual.
Escuchar este artículo

La exigente competitividad del mercado laboral en nuestro país y la alta oferta de estudios de posgrado conllevan a que cada vez sean más los profesionales que busquen formarse en una especialización, maestría o doctorado. Sin embargo, existen diferentes factores, como el económico, que resultan ser un obstáculo para cumplir esa meta.

Diversas entidades de crédito y financieras, atendiendo el alto interés de muchos trabajadores y recién graduados por estudiar un posgrado, han optado por flexibilizar de forma notoria los requisitos para acceder a un crédito educativo. “Si la persona interesada en adquirirlo es empleada debe tener mínimo un año de antigüedad en la empresa. Necesitará fotocopia de la cédula, certificación laboral, los últimos dos desprendibles de nómina y el cupón de pago de la matrícula”, explica Luz Mary Blanco, vicepresidenta Comercial de Financiera Comultrasan.

Si es independiente, el proceso también es sencillo. Mínimo un año de antigüedad en la actividad, fotocopia de la cédula, el RUT o el registro en la Cámara de Comercio, agrega.

Y si de fiadores se trata, esta exigencia depende de la cuantía u operación de crédito y, por supuesto, de los ingresos del solicitante; según el estudio que haga la entidad, puede que no sea necesario el fiador. No obstante, en caso de no tener empleo se requerirá un codeudor, aclara la vocera de la cooperativa.

Un crédito educativo se financia dependiendo de las necesidades e ingresos del asociado. “El tiempo va desde seis meses hasta cinco años con pagos mensuales. Así mismo, se ofrece una asesoría para estudiar los ingresos con el fin de evitar dificultades en el pago. Esta línea, crédito estudio, tiene actualmente una tasa de interés del 1.5% la cual es competitiva frente a las que ofrece el mercado”, aclara la vocera de Financiera Comultrasan.

Saúl Rosales Niño es un comunicador social que cursó una especialización en Gestión estratégica de mercadeo en la UNAB. Optó por un crédito educativo el cual redimió en cuotas mensuales durante un año. Con dicho posgrado ascendió laboralmente y, por ende, mejoró sus ingresos.

Realizar un posgrado hoy día es casi que una obligación para estar vigente en el mercado laboral, las organizaciones exigen personas cada vez más cualificadas para cargos de alto nivel, con incentivos salariales muy interesantes. Es por esto que un crédito es una inversión a futuro.

Existen entidades de crédito que otorgan beneficios por buen hábito de pago y altas notas académicas. Generalmente son becas o incentivos económicos de un salario mínimo mensual legal vigente.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.