lunes, 26 septiembre 2022
miércoles 10 de agosto de 2022 - 12:00 AM

Video: Entrevista con Pablus Gallinazo, artista santandereano

Con la proyección del documental de Pablus Gallinazo hoy en el Festival de La Tigra y su concierto junto a su esposa Tita Pulido, también en el festival este domingo, el reconocido cantautor santandereano, inolvidable con su canción “Una flor para mascar”, que marcó una época, regresa con su voz para seguir inspirando a una nueva generación.

Cualquiera que haya tenido una madre, un padre (o los dos) cuya temprana juventud haya transcurrido en los años sesenta y setenta (o si vivió su propia juventud en esa época) notará que sus ojos se llenan de lágrimas al escuchar una flor para mascar, cuya letra comienza así:

El reloj se ha dañado,

Pero el hambre despierta

Son las seis y en la puerta

Oigo un hombre gritar

“Vendo leche sin agua

Vendo miel, vendo pan”

Y dinero no hay

Por eso, salgo siempre a caminar

En busca de una flor para mascar

Pensando que a la vuelta de la tarde

El trabajo que sueño, ya es verdad.

El compositor santandereano Gonzalo Navas Cadena, más conocido como Pablus Gallinazo, lanzó esta canción en 1971 y fue toda una odisea: no aceptaron que Pablus la cantara en el Festival Internacional de la Canción de Bogotá, pues era compositor y no cantante, y casi sin esperanzas, finalmente Carlos Contreras, el representante de Perú a quien su propia canción no le había gustado, decidió interpretarla esa misma noche de clausura. El triunfo fue apoteósico: la canción fue la ganadora de ese año.

Y es que su letra representa todo por lo que se lucha: la esperanza de un trabajo digno, la comida buena que solo puede comprar el dinero: y dinero no hay.

Medio siglo ha pasado desde entonces. Pablus Gallinazo vive hoy en su casa en Bucaramanga, desde donde recibe a los periodistas (pocos), amigos e interesados en conocer la corriente filosófica y espiritual de la conciencia plena.

Lo primero que se hace al llegar a casa es quitarse los zapatos. Pablus y Tita Pulido, artista, pintora, música y esposa de Pablus, cuidan mucho sus energías. Su casa huele a incienso suave e impresiona la cantidad de elementos espirituales de religiones diversas que pueden verse en la sala. Se siente tranquilidad.

Pablus aparece con su andar pausado y su barba blanquísima recortada. Su rostro asemeja a la imagen que tenemos de un Don Quijote. Y tiene sentido.

Pablus Gallinazo nació en 1942 y en 1971 tenía 29 años. Ese año en Colombia, el Movimiento Estudiantil protestó con fuerza, comenzando en enero con la manifestación de estudiantes de la Universidad del Cauca. Esa era la época en que Pablus creó este himno de los despojados, de los anhelantes, de los esperanzados.

$!Pablus Gallinazo con Tita Pulido, su gran amor. Foto: Marco Valencia/VANGUARDIA
Pablus Gallinazo con Tita Pulido, su gran amor. Foto: Marco Valencia/VANGUARDIA
Pablus en La Tigra

La vida de Pablus Gallinazo que ha significado y cuya inspiración continúa presente en muchos jóvenes y su voz volverá a rugir en el Festival de la Tigra, que ya comenzó y que va hasta el 14 de agosto en diferentes escenarios del Área Metropolitana.

Este año, Pablus es uno de los invitados especiales: hoy se presenta un docuemental sobre su vida, escrito y dirigido por Alberto Gómez Peña y que ha sido muy bien recibido tanto en el Festival de Cine de Cartagena, como en el New York Latino Film Festival del año pasado y que llegará el próximo mes a las salas de cine del país. El documental será exhibido a las 7:00 p.m. en el Centro Cultural Daniel Mantilla Orbegozo en Piedecuesta.

“Pablus es alguien interesantísimo. Cuando comencé a hacer el documental lo conocía de una manera muy superficial pues Pablus es de otra época. No es excusa, pues a mí me gustan, por ejemplo, los Beatles y tampoco fueron de mi época, pero Pablus estuvo un poco escondido para mí, no alcance a oír “Una flor para mascar”. Después a medida que que voy entrando en ese mundo me doy cuenta que es impresionante, es un poeta de unas dimensiones que se pueden aprovechar, de hecho, sin música. Yo suelo leer las letras de vez en cuando y para mí, precisamente, “Una flor para mascar” es es una poesía. Si te pones a leerla sin la música sientes que ahí hay una narración completa interesantísima y con la cual mucha gente se puede sentir empatizado: es la historia de una persona sin trabajo que desea caminar a ver si pronto su suerte cambia”, cuenta Gómez Peña.

Además, el domingo 14 de agosto a las 8:00 p.m., Pablus Gallinazo y Tita Pulido se presentarán en la Plaza de la Libertad.

Pablus Gallinazo ruge de nuevo.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Image
Paola Esteban

Comunicadora social - periodista egresada de la Universidad Autónoma de Bucaramanga. Desde 2005 hace parte del equipo de Vanguardia, trabajando en crónicas y reportajes premium, los cuales se enfocan en temáticas culturales, población Lgbt, y mujer y género.

Ganadora de un premio Luis Enrique Figueroa en 2007 con ‘Aquí estamos pintados’ y un premio CPB con ‘Diario de una bulimica’ en 2008.

@paola_esteban

Besteban@vanguardia.com

Lea también