domingo, 25 septiembre 2022
martes 09 de agosto de 2022 - 12:46 PM

Sokoke: el gran amor de ‘Una gorda existiendo’

La historia de una mujer que fue sometida a la gordofobia que no se dejó vencer por los comentarios y creó una marca para personas de gran tamaño.

¿Alguna vez le ha pasado que no encuentra ropa de su talla porque su cuerpo no tiene las medidas típicas, estandarizadas por la sociedad? Pues eso es lo que ocurre cuando eres una persona de “talla grande”, esas que a muchos le temen e incluso odiarían tener.

De acuerdo con el Ministerio de Salud y Protección Social, “en Colombia existe una prevalencia en adultos de 18 a 64 años con sobrepeso de 37,7% y obesidad de 18,7%, según la Encuesta Nacional de Salud Nutricional de 2015”. Entonces, ¿por qué en muchos lugares se sigue haciendo ropa únicamente para personas de cuerpos pequeños?

Todas estas preguntas se las planteó Yina Velásquez y creó una marca de ropa interior y lencería para personas de todas las tallas llamada Sokoke, con ella, quiere devolerles a mujeres y hombres de todos los tamaños ese sentimiento de sensualidad y amor propio que a veces parece tan perdido.

Esta joven emprendedora de 26 años se hace llamar en las redes sociales como ‘Una gorda existiendo’ y cuenta que desde muy niña pasó por situaciones de bullying por su peso, pues era una niña gorda. Le recalcaban: “Eres muy bonita de cara, pero estás gordita”, ese “pero” que siempre llevó consigo la hizo sentir que no era merecedora de amor y respeto por el simple hecho de ser una talla más grande que las niñas de su edad.

“Todo el tiempo tuve que vivir con comentarios como: ‘No puedes usar blusas cortas porque estás gorda’ o ‘No te puedes cortar el cabello porque te vas a ver más gorda’ e incluso en el ámbito laboral me decían: ‘Si estás gorda, no te vas a ver tan profesional’, ese tipo de comentarios que cada vez te destruyen más y más el autoestima”, contó Yina con una impotencia en su voz que demostraba todo ese dolor que alguna vez le causaron las críticas de los demás.

Siempre se ha enferntado a las burlas y ataques de todo tipo, tanto verbales como físicos, lo que le acarreó en un Trastorno de la Conducta Alimentaria (TCA): el sinnúmero de dietas que hizo la saturó tanto que pensar en comer cosas relacionadas a una buena alimentación la hacía sentir mal.

“No me explico cómo un padre puede decirle a su hijo ‘no te juntes con la gorda’ o cómo es que un niño de 7 u 8 años puede denigrar a una persona por ser gorda. Es que ser gorda no es más que un rasgo físico así como ser delgado, no debería ser una ofensa”, dijo.

"No saben lo frustrante que es ir a una tienda y no encontrar ropa de tu talla, casi siempre las tallas llegan a la 14 o 16, entonces los gordos nos tenemos que amoldar a la ropa que venden en los pocos lugares que existen y que muchas veces no es nada bonita”, expresó Velásquez.

“Si lo quiero, lo puedo tener”

Al ver que no encontraba ropa de su gusto y su talla, Yina se aventuró a crear prendas para sí misma, luego de hacer un curso de modistería comenzó a diseñar su propia ropa. pues ella quería verse y sentirse bien.

Lea aquí: Edgar Caballero, cantautor santandereano está prenominado al Grammy Latino 2022 y estará en gala en Los Ángeles

En el 2019, Yina trabajaba en el sector hotelero de la ciudad, lo que ella había estudiado, pero un día sintió que ese trabajo le dejaba muy poco tiempo para sí misma, así que había tomado la decisión de irse para Francia, pero por la pandemia de la COVID-19 no logró cumplir su sueño de viajar al país europeo, así que para no quedarse sin hacer nada, mientras transcurría la cuarentena, se dedicó a hacer uno que otro diseño de lencería y venderlo a sus conocidos.

“Como ya me hacía mi ropa, comencé por hacer uno que otro set a la medida del cliente, fue así como me fui enamorando cada vez más de este proyecto, tanto fue así que en poco tiempo logré hacer mi primera venta de docenas de conjuntos de lencería de todos los tamaños, el recibimiento fue maravilloso”, cuenta Yina.

Con el paso del tiempo muchas más mujeres se empezaron a sentir identificadas con este emprendimiento de ropa interior y lencería de todas las tallas... Y lo mejor: ¡todas tienen el mismo precio! Sí, desde la talla XS a la talla 3 o 4 XL tienen el mismo costo, algo que, por lo general, no se consigue pues las tallas grandes suelen ser mucho más costosas.

Lea también: “Tengo suerte de estar vivo”: Ashton Kutcher tras confesar que padeció una rara enfermedad

Ahora, Sokoke es para Yina mucho más que solo un emprendimiento, es su proyecto de vida, lo que ella quiere hacer para el resto de su paso por este mundo, pues para esta emprendedora es grato ver a mujeres empoderarse y amar su cuerpo desde sus productos, más aún porque, como ella siempre lo expresa: “Si lo quieres, lo puedes tener”.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también