miércoles, 03 junio 2020
viernes 22 de mayo de 2020 - 3:00 PM

La educación virtual: un reto para los padres, docentes y estudiantes

La educación virtual no es nueva: los cursos y clases en línea ya se habían ganado el corazón de muchas personas que querían ampliar su educación.
Escuchar este artículo

Con la llegada de la pandemia por COVID-19 y la necesidad de un aislamiento preventivo, se eligió la educación virtual como la forma de mantener a los alumnos conectados con el sistema escolar. Sin embargo,se ha convertido en todo un reto para padres, profesores y estudiantes. Expertos le cuentan cómo hacer que funcione.

Para Micaela, una estudiante de último grado de secundaria, la educación virtual se convirtió en una fuente de estrés: la cantidad de tareas y la exigencia de que sean resueltas inmediatamente la han llevado a un punto de presión tal que varias veces ha estallado en llanto.

Aunque sus padres la apoyan y le dan su espacio para que asista a clases virtuales y resuelva sus tareas, están preocupados porque, paradójicamente, ahora comparten mucho menos a su hija.

En el caso de Andrea, el problema está en casa: las clases virtuales le parecen divertidas y, a sus 15 años, está feliz de poder personalizar su aprendizaje, pero sus padres intervienen cada vez que pueden, alterando a los docentes y a sus compañeros, no le dan su tiempo para hacer sus trabajos y creen que porque está en casa pueden encargarle actividades sin tener presente que está estudiando.

Estas situaciones que cada estudiante, padre de familia y docente viven alrededor de la educación virtual hacen que resulte importante replantearse su desarrollo: ¿cómo hacerlo mejor? Expertos le dan sus consejos al respecto.

Elija a Vanguardia como su fuente de información preferida en Google Noticias aquí.
Publicado por
Lea también
Comentarios
Comente con Facebook
Vanguardia no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio. Los comentarios que aquí se publican son responsabilidad del usuario que los ha escrito. Vanguardia se reserva el derecho de eliminar aquellos que utilicen un lenguaje soez, que ataquen a otras personas o sean publicidad de cualquier tipo.